Achuar: Ubicación, Características, Vestimenta y más

En la Amazonia se produce la palmera Aguaje cuyo fruto es de gran consumo y que en su lenguaje los nativos llamaban Achu. De la unión de ese término y de la palabra Shuar (persona) obtuvieron su nombre estos indígenas Achuar (gente de la palmera aguaje) que ancestralmente han ocupado esos predios.

Achuar

Historia

Existe una hipótesis, sostenida por varios investigadores, de que los achuares se disgregaron de los shuares algunos siglos atrás. Antiguos relatos de los ancianos achuar y shuar expresan que una ancestral tribu muy numerosa se dividió en dos grupos «Muraya Shuar» y «Tsumunmaya Shuar». De estos últimos se produjeron diferentes variedades de la etnia, siendo una de ellas los achuares.

Época Colonial

A través de la conquista española los shuares de las montañas descendieron a tierras bajas aproximándose más a la región achuar. Esto originó acuerdos y combates entre clanes. En tiempos de la era republicana la comunidad achuar había crecido y con la llegada de los primeros colonos, usualmente caucheros, se inicio la actividad mercantil.

Usando el intercambio de mercancías, se transaban armamentos de fuego por un carrete de piel de jaguar y tejidos para confeccionar la vestimenta. Así los achuares obtenían armas para sus próximas confrontaciones. Los misiones salesianas comenzaron a llegar en los años 50, fecha para la cual ya habían comenzado la evangelización de la nación shuar.

Debido a que, para esa época, había guerra entre distintos grupos achuares su población aminoraba lentamente. Hubo consenso entre los misioneros más calificados para evangelizar a los achuar dando así inicio al peregrinaje del insigne Padre Luis Bolla, quien logró evitar una mortandad entre las facciones de los «Tanchim-Tsamarint» y el grupo del guerrero «Kashijint». Tanto miedo provocaba el aguerrido Kashijint, que se contaba que destruía a cualquier tribu en un solo día, según los relatos del Padre Luis Bolla.

Achuar

La participación del Padre Bolla ayudó a finalizar las confrontaciones en los años setenta y se organizó el primer núcleo religioso que denominó «Pumpuents». Después de unos meses se ofició la primera misa comunitaria y se formaron nuevos centros en los mismos años setenta. Para esa época ya el Padre Luis Bolla se comunicaba en el idioma achuar y gracias a la aprobación de sus jefes salesianos se formó la primera representación salesiana llamada «Wasakentsa» cerca del río de igual nombre (Huasaga) y se fundó la primera escuela internado.

Época Contemporánea

Los achuar proponen organizarse por los años 90 ante la exigencia de ser considerados como nación. Luego de varios meses se crea la OINAE (Organización Interprovincial de la Nacionalidad Achuar del Ecuador) la cual fue oficialmente aceptada el 5 de noviembre de 1993 por el Ministerio de Bienestar Social de la época. A partir de ello se logró un gran avance en la consecución de nuevas posibilidades y la intervención de la nación Achuar en decisiones políticas.

Cuando ocurrió el enfrentamiento armado entre Perú y Ecuador, en la zona del Alto Cenepa los achuar de ambos países hicieron una unión para resguardar la frontera del ejercito peruano que procuraba atravesar y tomar la parte noroeste del Ecuador. Esto irritó al Presidente de Perú quien interrumpió toda relación con los achuar del Perú.

Achuar

Para el año 1998 se acuerda la paz entre Ecuador y Perú y se forma la COBNAEP (Coordinación Binacional de la Nacionalidad Achuar del Ecuador y del Perú) retomando de nuevo el contacto y  la libertad de tránsito entre los achuar de ambos lados.  Desde entonces los Achuar han sostenido reuniones binacionales para la facilitación del reencuentro de las familias que han estado separadas por el acuerdo limítrofe de 1941.  En Sapapuentsa (Ecuador) y en Uwigint (Perú) se efectuaron las dos primeras conferencias.

La OINAE se convirtió en la FINAE (Federación Interprovincial de la Nacionalidad Achuar del Ecuador) en 1996  y mantuvo este titulo hasta abril del 2005 cuando obtuvo el nombre definitivo de la NAE (Nacionalidad Achuar del Ecuador). En la actualidad participa con organismos internacionales como The Pachamama Alliance, Indio Hilfe, IBIS. La nación achuar sostiene una firme oposición y pugna insistente al enfrentar a las empresas petroleras.

Organización Social de los Achuar

En la Provincia de Pastaza, existen cinco agrupaciones de colectivos de indígenas Achuar debidamente reconocidos : Makusar, Churuya, Arutam, AAC (Asociación Achuar de Copataza) y ACAP (Asociacion de Centros Achuar de Pastaza). En Morona Santiago, se han reconocido a 5 grupos Achuar: Wampuik, Wichim,  Tsunkintsa, Pumpuentsa y Saapapentsa.

Nacionalidad

La Nacionalidad Achuar de Ecuador (NAE) es una institución autónoma y sin fines económicos, creada para alentar la identidad, la lengua, las usanzas, la cosmovisión y la legislación propia de los aborígenes de la etnia Achuar en Ecuador. Sus metas son la defensa la soberanía territorial y programar su desarrollo.

La NAE, es la organización matriz de la nación Achuar, y a su vez estructura de segundo nivel de la CONFENAIE, agrupación regional que pertenece al órgano nacional de los pobladores indígenas del Ecuador la CONAIE. La NAE es parte del Comité Interfederacional compuesto por la NAE, la FICSH (Federación Interprovincial de Centros Shuar) y la FIPSE (Federación Independiente de Pueblos Shuar de Ecuador).

La Organización Interprovincial de la Nacionalidad Achuar del Ecuador (OINAE) se formó a fines de 1992, con personalidad jurídica por medio de Acuerdo Ministerial. Después se transformó en la vigente Federación Interprovincial de la Nacionalidad Achuar de la Amazonía Ecuatoriana (FINAE), organizada el 5 de noviembre de 1993, Acuerdo Ministerial No. 5824, localizada en Puyo. Ademas los Achuar son parte de la Coordinadora Binacional de Nacionalidad Achuar del Ecuador y Perú (COBNAEP) formada en Octubre del 2001.

Comunidades

Del total de 58 comunas Achuar, en Pastaza se localizan 28 hasta el área fronteriza con Perú y se reparten entre las cuencas de los ríos Pastaza, Capahuari, Bobonaza, Corrientes y Copataza (en Pastaza) y Guasaga, Surik, Situch, Wichin, Mashumar y Makientza (en Morona Santiago). Las restantes 30 comunas se ubican en la Provincia de Morona Santiago.

En la Provincia de Pastaza de las 28 colectividades que fueron registradas en el año 1992, se destacan como principales: Amuntay, Capahuari, Mashent, Bufeo, Copataza, Makusar, Numbaimi, Charapacocha, Shaimi, Yuntsunts, Ipiak, Ishpingo-Kapawi, Juycam, Kuchints, Kurinua, Maki, Wampuik, Waruits, Tarchiplaya, Wayusentsa, Chichirat, Suwa e Iniak.

Achuar

Características

Los Achuar realizan a placer la labor comunitaria dirigidos por valores de la nación como la honestidad, ser solidarios y sinceros, la vitalidad y la voluntad. Estas conductas protocolares son seguidos tanto en actividades colectivas como en sus hogares. Son practicantes de la poligamia permitiendo que un hombre pueda tener mas de dos mujeres, de acuerdo a sus capacidades y siguiendo un ritual especifico. La infidelidad no es aceptada y es penalizada de forma severa.

Los Achuar son cuidadosos en lo concerniente a sus tierras, no aceptan el ingreso de compañías de petroleo o de minas en su territorio. El daño al medio ambiente y la posibilidad de perdida de valores culturales, como le ha ocurrido a otros grupos, les hace estar temerosos. Todo ello ha generado enfrentamientos con el gobierno, el cual ha querido mediar con sus lideres sin resultado alguno. Posición contrastante la de sus hermanos del Perú que iniciaron su cooperación con las compañías petroleras del Perú.

Han perdido parte de sus costumbres tradicionales como efecto de la colonización y la influencia de las creencias católica y evangélica, no obstante, mantienen su cultura e identidad bien solidas.

Situación Geográfica y Demográfica

El territorio Achuar se ubica en la Amazonía baja de Ecuador, y se reparte entre las provincias de Pastaza y Morona Santiago. Alberga gran parte de la cuenca del río Pastaza, en la orilla sur del río Macuma y una parte menor en la cuenca del río Corrientes.

Achuar

 

Ubicación

En Morona-Santiago, su espacio se restringe a la parroquia Huasaga en el cantón Taisha y sus tierras se ubican en el sector nororiental de la provincia y se extiende desde el oeste del río Macuma hasta el este del río Pastaza, y por el norte, desde la colectividad Shuar de Mashianentsa hasta la frontera con Perú, al sur. En Pastaza se localiza en el cantón homónimo, en las parroquias Montalvo y Simón Bolívar. El río Pastaza sirve de separador del territorio Achuar y es un primordial medio de transporte y de provisiones piscícolas.

En Ecuador el total de la tierra Achuar oficializada es de 708.000 hectáreas. Dada a la inaccesibilidad de sus tierras su aislamiento territorial es evidente, lo que obliga a realizar los desplazamientos entre sectores por medio de avionetas.

Idioma

La lengua achuar forma parte de la agrupación etno lingüístico-cultural de los jivaroanos, igual relacionamiento que los indígenas shuar.

Vivienda

La morada dispone de un área interior muy espaciosa, con medidas de 23 metros de largo por 12 metros de ancho y hasta 7 metros de alto. Pueden alojar hasta 20 personas y se utilizan para su elaboración materiales traídos de la selva: pambil y guadúa para las columnas internas, hojas de palma para el techado, bejucos y costras de árbol para atar la estructura, etc.

Achuar

Las casas achuar usualmente están situadas en el centro de las fincas. Los hombres que tienen dos mujeres y más poseen casas de mayor tamaño. Estas son de figura ovalada como un barco puesto boca abajo sin muros y tienen un formato arquitectónico agraciado. En época de guerra se construían paredes con quinchas de palmeras muy robustas.

Sistemas de Producción

Los sistemas de producción Achuar se fundamentan en la cacería, la pesca, la horticultura y la recolecta, quehaceres que hoy se realizan conjunto a un básico aprovechamiento agropecuario (fibra, fruta de la palma ungurahua, y últimamente con el ganado). La explotación de sus espacios vírgenes como atractivo turístico ha sido un importante aprovechamiento.

Economía Comunal

La producción simple o economía hogareña conduce el desempeño del sistema económico Achuar, y se exhibe en las áreas concéntricas de la casa, los huertos y la selva. De modo general, cada vivienda compete a un grupo hogareño independiente de producción y consumo. La unidad doméstica siempre es la responsable de abastecer de inmediato en base al aprovechamiento y conversión de la naturaleza.

La selva les proporciona todo lo necesario. Usualmente viven de la caza y la pesca y de los tubérculos que siembran en sus chacras como yuca, camote, papa china, zapallos. El hombre es el encargado del desmonte de la tierra para el sembrío y las mujeres son responsables de la siembra.

Achuar

Los Achuar han desplegado una economía de estabilidad en base de la horticultura rotativa de roza y quema. El 60% de sus cultivos son tubérculos (particularmente yuca) y el resto en hierbas medicinales y plantas frutales. Los sobrantes son puestos a la venta: yuca, plátano, maíz, maní, achiote, cacao, así como la sangre de drago, uña de gato,  y artesanías.

No aprovechan su medio ambiente de manera intensa, por lo que se les tiene como a un grupo cazador-recolector habitando un ámbito semidesértico, distintamente a gran parte de las sociedades amazónicas de rozadores tropicales. Los maneras en que los Achuar usan la naturaleza se alterna de acuerdo a las estaciones, para tal fin tiene calendario donde indican las distintas temporadas: de peces, de frutos silvestres, del desove, de la grasa de mono lanudo, de los huevos de tortuga, de ranas, de frutos tardíos, etc.

Cada fecha aparece señalado por una relación particular del hombre con una área natural (la selva dadivosa de frutos, insectos y áreas de caza arborícola o el río como provisión de peces, tortugas y caza acuática), aunque la disposición varia hacia uno u otro de acuerdo al hábitat ribereño e interfluvial.​

La producción agrícola de la comunidad se conforma de la suma de las obtenciones individuales de cada chacra, motivado a la ausencia de cultivos de tipo colectivo. Después de las labores de caza, pesca, elaboración de chicha, hacen otras actividades productivas. El horario de producción se reparte de esta manera: dos días para cazar y pescar; un día para descansar y cuatro para otros quehaceres de producción.

Comenzando los años 70, la ganadería fue estimulada por las misiones y otras organizaciones, lo cual ha generado problemas ecológicos y sociales por el sedentarismo familiar. En la actualidad se mantiene cierta diversidad laboral en el grupo, mientras por un lado se ejerce un modelo de auto-subsistencia, otros la mezclan con una modesta producción mercantil pecuaria (particularmente vacuna y aves) y artesanal, así como también practican la caza y la pesca.

Turismo

Hotel-Reserva Ecológica Kapawi es un hotel colectivo y parque ecológico localizado en la provincia de Pastaza. Circundado por los ríos Pastaza y Capahuari, el  sector operativo del albergue ocupa un quinto de los 5.000 kilómetros que posee el espacio de la nación indígena achuar. El hotel es un ejemplo relevante de ecoturismo indígena que ha obtenido reconocimiento global

Diseñado según patrones arquitectónicos achuar comenzó a funcionar en 1996 bajo la gestión de la empresa privada Canodros. El proyecto, que al principio originó opiniones distintas entre grupos de la tribu achuar (ya que se exponía como punto de enlace con el mundo externo) sirvió para dar trabajo a los achuar y proveer ingresos para la nación​. Canodros administró  Kapawi hasta 2008, fecha en que lo traspasó a los Achuar a los cuales dió entrenamiento sobre su operación.

Kapawi ofrece a sus turistas el siguiente paquete de distracciones: Observación de aves, senderismo auto guiado, canoeing por la noche, excursión a los bancos de arcilla, paseos nocturnos guiados, natación & tubbing, kayaking & canoeing, pesca, expediciones a las Comunidades Achuar. Los Achuar ademas comercializan productos de la región, disponen una cooperativa de ahorro y una modesta empresa aérea.

Achuar

Costumbres de los Achuar

Sus usanzas son muy parecidas a los de los indígenas Shuar, pero se diferencian bastante en cuanto a la maneras de ejecutarlos.  Ancestralmente el achuar era muy rígido con sus tradiciones lo cual fue dificultoso para los misioneros al querer introducir cambios en ciertas practicas consideradas paganas.

Cultura

Los Achuar, en contraste a la cada vez mayor colonización en la amazonia ecuatoriana siguen sus usanzas ancestrales como el habito de la poligamia, la pintura de guerra, la arenga guerrera (Aujmamu), y la acostumbrada toma de guayusa (Wayus).  También son fieles a las reuniones grupales y las alianzas a  pesar de que en su vestido han incorporado la vestimenta occidental a excepción de los mayores quienes siguen usando el tradicional «Itip» y siguen llevando el pelo largo decorado con la usual coronilla de plumas de llamativos colores llamada «Tawasap»

Históricamente los Achuar han aplicado un sistema de establecimiento esparcido por la  selva. El hogar se habitaba como familias ampliadas, cuya estructura correspondía a la costumbre de la poligamia y el levirato (el hermano del que ha muerto sin hijos se encargaba de la viuda). Por lo anterior, la vivienda se definía como unidad básica y autónoma de producción y consumo y solo para momentos de conflictos habia jefes.

Bajo el influjo de misioneros y organismos indígenas, los achuar han acogido el modelo de comunidades desde hace 20 años. Mientras la bebida tradicional de los achuar es el agua de guayusa, que la toman en las mañanas para desechar las impurezas del espíritu, los shuar beben la chicha de chonta.

Achuar

Los achuar, nunca ejecutaron el arte de las tsanzas, que hizo famosos a los shuar a principios del pasado siglo. Tzantza, tsantsa​ o cabeza achicada es la usanza del pueblo aborigen Shuar de «reducir cabezas». Este proceder sagrado permitía que al nativo momificar y preservar las cabezas de sus adversarios como amuleto y botín de guerra.

Achuar Vestimenta

La mujer achuar viste falda y blusón, los cuales antiguamente se confeccionaban con costra de árbol aplastada, al tanto que la mujer shuar utilizaba una sola pieza como manto. La falda (Pampaiña) es de color negro característico de mujeres, el blusón (Wemak) de tela celeste con estampas de rosas y adornada con cintas trenzadas de color verde y azul.

Además pueden llevar un collar de cuello (Shaak) elaborado con elementos originarios de la zona, huairuros, rosarios y achiras. Una pulsera (Chapaik) hechas de mostacillas de variados colores y modelos y aretes (Akiamus) realizadas con mostacillas y plumas de tucán.

El hombre usa falda larga banca con franjas verticales negras, portan el cabello largo con melenas que penden los lados de la cabeza hacia la cara y decorados con telas y plumas de colores. Porta la cerbatana que incluye un toxico llamado curare, algunos hombres actualmente llevan escopeta. Tanto hombres como mujeres usualmente se pintan la cara con colorantes de plantas silvestres.

Achuar

Gastronomía

Los achuar no tienen un cantidad de menús ni hora en particular para alimentarse. Tiene comidas como la carne o el pescado que se ingieren todo el día «hasta que se agote». Esta característica es muy singular, están siempre comiendo, ya sea chicha o frutas durante todo el día. Lo obtenido por medio de la pesca y la caza es esencial para la provisión de proteínas.

La comida y bebida que nunca falta es la «Nijiamanch», popularmente llamada chicha. Esta bebida proviene de la yuca fermentada que luego de preparada es masticada y luego escupida en el mismo envase. Este fermento posee un grado alcohólico moderado y la bebida resultante es ofrecida a los visitantes para socializar y se bebe comúnmente en horas del mediodía. Las mujeres son las encargadas de preparar y servir esta bebida a quienes llegan de visita. Se considera a esta bebida como el símbolo de la cultura achuar.

Son comunes las reuniones entre parientes y amigos particularmente luego de tomar la «Wayus» (guayusa) a las 3 o 4 de la madrugada y que posteriormente es vomitada. Esta planta provoca un estado de estabilidad y distensión, motivo por que lo toman con frecuencia para mantener su equilibrio interno.

Achuar Música

En el tiempo presente y con la disposición de potenciar la cultura, los Achuar avanzaron en gestionar para formar un Grupo Cultural llamado Wayus; principalmente se dedican a la recuperación de la música tradicional.

Achuar

Rituales

El «Tawasap» (sombrero  o coronilla de plumas de llamativos colores) que desde la antigüedad y hasta el día de hoy es llevado solo por los líderes y los guerreros que han aceptado la fuerza de «Arutam» (máxima energía). Para ser receptor de la fuerza de «Arutam» el líder mayor pone a cocer el bejuco del «Natem» (Ayahuasca) en tanto ayunan a lo largo de 3 días y mantienen abstinencia sexual.

Al beber el líquido del cocido, el sujeto es soltado en la selva en una choza para que pueda soñar sobre su porvenir y pueda recibir la fuerza de «Arutam». Solo quien es más fuerte esta capacitado para recibir el mas grande poder que se muestra personificado en un jaguar bajo una potente tormenta que ensombrece la selva.

Al próximo día es recibido por el «Wishint» (Shaman) para que revele sus sueños. Los «Wishint» son experimentados en la manipulación de los «Tsentsak» dardos que tienen el poder de curar y hacer el mal. Dependiendo del tipo de «Wishint» los achuar si no consiguen remedio con medicinas occidentales atienden a estos shamanes para reponerse de los males originados por «Tsentsak» del «Wishint» maligno.

Si llegase a descubrirse el autor esto puede provocar sed de venganza por quien fue perjudicado hacia el «Wishint» maligno, esto es uno de los razones para un conflicto.

Achuar

La temática de la muerte destaca de gran manera en la cultura achuar. Hay que indicar que las convicciones acerca de la muerte y los espíritus se mantienen muy vigentes entre los achuar. Los muertos se entierran con los pies hacia el ocaso solar para que puedan mantenerse con «Esta» (sol) al aproximarse al dominio de las sombras, sin llegar a perderse.

En el festivo de la tsantsa, luego del wáinchi (ronda) de la tarde, los tsánkram (iniciados) expulsan aire hacia el sol del ocaso exclamando: aimin juájai (llevo a tu compañero; el alma del muerto la llevo contigo para que no llegue al dominio de los muertos).

Situación Actual de los Achuar

El pueblo achuar pelea, al igual que el resto de los grupos aborígenes de la selva ecuatoriana, por su supervivencia y autonomía social con proyectos sostenibles por si mismos entre los que destaca el ecoturismo.

En tal sentido la nación Achuar, solicita la admisión de sus derechos y la concesión de los títulos de sus territorios, así como demandar la anulación de los parcelamientos petroleros 64, 166 y 196, asentados en sus tierras ancestrales sin haberles hecho consulta alguna.

Achuar

El alto nivel de caza en la región es un elemento que puede ocasionar la reducción de numero de mamíferos grandes y medianos y en ciertos casos la desaparición local de alguno de ellos. En particular de ciertos primates y algunos mamíferos. En ciertas regiones esta actividad ya ha desparecido géneros como el mono araña (Ateles belzebuth), el mono lanudo (Lagotrhix lagothricha), el pavón carunculado (Crax globulosa) y el pato real (Cairina moschata).

El contrabando de especies, tanto vivos como partes de ellos, es un situación cada vez de mayor auge en la zona. Los Achuar, en particular, proveen este tipo de mercancías a integrantes de destacamentos militares y a los mercados de Shell, Taisha y Macas.

Tras lo acuerdos de paz entre Ecuador y Perú, la nacionalidad Achuar ha ejecutado reuniones binacionales con la finalidad de aligerar el encuentro de las familias que fueron distanciadas desde el tratado limítrofe de 1941. Las dos iniciales conferencias se hicieron en Sapapuentsa (Ecuador) y en Uwigint (Perú).

Dejar Comentario