Cultura Tlaxcalteca: Ubicación, Características, tradiciones y más

Los tlaxcaltecas eran un grupo de tres distintos grupos que hablaban distintas lenguas como  náhuatl, otomí y Pinome, los aztecas les les dieron  consentimiento de mantener su autonomía para que puedan participar con ellos en los rituales de guerra. En este articulo te hablamos mas de la Cultura Tlaxcalteca.

cultura tlaxcalteca

Cultura Tlaxcalteca

La cultura de Tlaxcala está esculpida en hermosas obras de arte que muestran la vida cotidiana y la historia, así como la cultura y las creencias de las manos que las crean.

Te Recomiendo Ver...

Los artículos hechos de arcilla, tallos de maíz, cartón y una variedad de otros tipos de materiales cuentan con colores brillantes y originalidad, pero mantienen las antiguas tradiciones populares de la región, lo mismo puede decirse de las fiestas sin fin de la región, los bailes rítmicos y la cocina diversificada que en conjunto muestran las raíces culturales de esta región.

Tapices y mantas multicolores, máscaras de madera, figuras de ónix, ropa bordada de algodón, esculturas fantásticas de cartón y figuras de tallos de maíz forman la gran variedad de artesanías producidas por artesanos de Tlaxcala.

El pasado prehispánico se entreteje con influencias españolas y da como resultado celebraciones populares exuberantes, corridas de toros y otras atracciones culturales de este estado que son pequeñas en tamaño pero grandes en riqueza cultural, los visitantes encuentran que es imposible no admirar su cultura y sus raíces.

Te Recomiendo Ver...

Ubicación

El estado mexicano de Tlaxcala, con una población de 911,696 personas (0,97% de la población nacional), es uno de los estados más pequeños y más densamente poblados de la República Mexicana. Ubicada en la parte central este de México, a sesenta millas de la Ciudad de México.

Tlaxcala está conformada por 1,555 millas cuadradas (4,027 kilómetros cuadrados), lo que representa 0.19% de la superficie total de México. Tlaxcala limita al sur, al este y al noroeste con el Estado de Puebla, al norte con Hidalgo y al este con México, su significado proviene de la palabra náhuatl que significa Lugar de pan nacido. Tlaxcala, con sus sesenta municipios, se convirtió en estado el 5 de febrero de 1857. (ver articulo: Tradiciones de México)

La elevación de este estado de las tierras altas es de más de 6,562 pies, dentro de la frontera del estado se encuentra La Malinche, la quinta montaña más alta de México a 14,637 pies, aunque es el estado más pequeño de México, Tlaxcala es rica en tradición, historia y arquitectura colonial.

Una de sus principales atracciones es Cacaxtla, un importante sitio arqueológico que se cree que se construyó en el cenit de la cultura olmeca de Xicalanca alrededor del año 700 DC.

La cultura olmeca de Xicalanca cayó en decadencia después del año 900 dC y fue reemplazada por la Teo-Chichimecas (también conocida como Náhuatl Tlaxcalans), en algún momento alrededor del año 1350 dC, los habitantes actuales de la zona, los tlaxcaltecas, expulsaron a los chichimecas.

Derrotando a la oposición, los tlaxcaltecas se mudaron a la región de Cholula y establecieron un estado autónomo tlaxcalteco, durante las décadas siguientes, hicieron la guerra y sometieron a muchos de sus vecinos. Con el tiempo, la Nación Tlaxcalteca se convertiría en una confederación de cuatro repúblicas, cada una con su propio gobernante, jueces y otros funcionarios.

Los tlaxcaltecas construyeron muros defensivos a lo largo de las afueras de su territorio y recaudaron impuestos y tributos de sus pueblos sometidos.

Con el tiempo, los tlaxcaltecas se enfrentaron a los poderosos indios mexicas que habitaban el valle de México al oeste, cuando los mexicas se dispersaron desde su base de poder en Tenochtitlán, los tlaxcaltecas se convirtieron en sus enemigos tradicionales.

Los tlaxcaltecas y los mexicas compartieron un origen común, ambos hablaban el idioma náhuatl, de hecho, tanto los tlaxcaltecas como los mexicas pertenecían a la cultura azteca, recordando al legendario Aztlán (lugar de las garzas) como su patria ancestral en el noroeste.

Durante más de doscientos años, la nación tlaxcalana vivió a la sombra de los mexicas y su imperio azteca en rápida expansión. A partir de 1325, los mexicas comenzaron a construir un imperio con su fuerza militar, sometieron a las ciudades-estado vecinas y obligaron a la gente a rendir parte de su producción como tributo.

En 1519, el imperio azteca, fue el reino mesoamericano más poderoso de todos los tiempos, la capital mexica de Tenochtitlán se había convertido en una ciudad de aproximadamente 300,000 habitantes.

El propio Imperio azteca gobernó cerca de 80,000 millas cuadradas de territorio que se extiende desde el Golfo de México hasta el Océano Pacífico, y hacia el sur hasta Oaxaca y Chiapas, este imperio contenía unos 15 millones de personas, que viven en treinta y ocho provincias, en total, el emperador recibió el homenaje de 489 comunidades.

Características

Los principales cultivos de Tlaxcala son maíz, alfalfa, calabaza, lechuga, cebada, trigo, papas, habas y cactus de maguey, el maíz, el elemento nutricional más importante de la cocina de la región, se cultiva en todos los municipios.

La cebada también se cultiva ampliamente y luego se vende a grandes cervecerías en Veracruz y el Distrito Federal, el maguey, usado para hacer bebidas fermentadas, se cultiva principalmente en los municipios de Calpulalpan, Tlaxco y Altzayanca.

Alrededor del 28 por ciento de la economía del estado se deriva de la fabricación de textiles, productos químicos, productos farmacéuticos, maquinaria, piezas de automóviles, artesanías y otros bienes.

La industria textil se concentra alrededor de Santa Ana Chiauhtempan, produciendo hilos, telas y prendas terminadas. Instalaciones textiles adicionales se encuentran en Xicotencatl, Xiloxoxotla, Ixtacuixtla y Calpulalpan.

Las principales características fueron siete:

  • Un panteón altamente diversificado y especializado, en el que cientos de dioses y diosas patronas relacionados con casi todas las actividades humanas, fenómenos naturales o agrupaciones sociales se organizaron en un orden un tanto jerárquico.
  • Un complejo y extenso ciclo anual ritual y ceremonial regulado por el sistema del calendario.

  • Una cosmología y una teología sofisticadas centradas en los orígenes y la naturaleza de los dioses, la creación de los seres humanos y el universo, la regulación de la relación de la humanidad con los dioses, la disposición de los muertos y la vida futura.
  • Una ideología religiosa que enfatizaba el pragmatismo en la relación entre la humanidad y lo sobrenatural a expensas de los valores y la moralidad, que eran casi exclusivamente un aspecto de la estructura social en funcionamiento.
  • Un sacerdocio extenso y bien organizado a cargo de la administración de la religión y varios aspectos auxiliares de la estructura social.
  • Un tremendo énfasis en los sacrificios humanos a los dioses y un importante grado de canibalismo ritual.
  • Una pronunciada preocupación por el derramamiento de sangre y los muertos, y un culto a los muertos que se aproximan al culto a los antepasados

Tradiciones

Como ciudad colonial, fue fundada en 1520 por Hernán Cortés, sin embargo como estado, su fundación es reconocida el 9 de diciembre de 1856, es un estado con una increíble mezcla de culturas, que atrae a miles de turistas cada año para ver sus tradiciones y costumbres.

La cultura de Tlaxcala está esculpida en hermosas obras de arte que muestran la vida cotidiana y la historia, así como la cultura y las creencias de las manos que las crean.

Los artículos hechos de arcilla, tallos de maíz, cartón y una variedad de otros tipos de materiales cuentan con colores brillantes y originalidad, pero mantienen las antiguas tradiciones populares de la región.

Lo mismo puede decirse de las fiestas sin fin de la región, los bailes rítmicos y la cocina diversificada que en conjunto muestran las raíces culturales de esta región.

Tapices y mantas multicolores, máscaras de madera, figuras de ónix, ropa bordada de algodón, esculturas fantásticas de cartón y figuras de tallos de maíz forman la gran variedad de artesanías producidas por artesanos de Tlaxcala.

El pasado prehispánico se entreteje con influencias españolas y da como resultado celebraciones populares exuberantes, corridas de toros y otras atracciones culturales de este estado que son pequeñas en tamaño pero grandes en riqueza cultural, los visitantes encuentran que es imposible no admirar su cultura y sus raíces.

Podemos nombrar como los más importantes: la Huamantlada, el Día de los Muertos, el Carnaval de Tlaxcala, la Noche que nadie duerme y La Bajada de la Virgen de Ocotlán.

La Huamantlada

Mantenido de forma continua durante más de 60 años en la ciudad de Huamantla, consiste en liberar toros alrededor de la ciudad, donde los habitantes locales, visitantes y entusiastas pueden correr con los toros.

Es similar a los cierres de Pamplona, ​​pero con mayores medidas de seguridad, ya que traza un camino por el que pasan los toros.

Se lleva a cabo entre los meses de julio y agosto, el último sábado de las festividades de la Virgen de la Caridad.

Día de los Muertos 

Cuando se considera a Tlaxcala un estado con una gran huella cultural, el día de los muertos se celebra de una manera especial, con una profunda religiosidad para rendir homenaje a los difuntos.

Del 28 de octubre al 2 de noviembre, la ciudad se adorna y llena los altares del tradicional pan de los muertos, tamales, dulces de camote y otros platos típicos. (ver articulo: Día de muertos en México)

Carnaval 

Celebrado en varios municipios en todo el estado del 7 al 12 de febrero, su origen se remonta al siglo XVII, donde fue introducido por los españoles.

Su principal característica es el color adquirido por las localidades, debido a los trajes y máscaras que imitan a las facciones de los conquistadores españoles, así como a la música y los bailes que inundan el Carnaval.

La noche que nadie duerme

Celebrada entre la noche del 14 de agosto y el amanecer del día siguiente, en Huamantla, sigue la peregrinación de la Virgen de la Caridad, a quien los habitantes del lugar consideran un protector.

Las calles de la ciudad están adornadas con alfombras y tapetes a lo largo de los 6 kilómetros de la Virgen, que sale a la medianoche de la Iglesia y regresa al amanecer.

La Bajada de la Virgen de Ocotlán

La procesión de La Bajada de la Virgen es uno de los eventos más importantes en el pueblo de Ocotlán, se lleva a cabo el tercer lunes de mayo.

Está encabezado por miembros de la iglesia que visitan varios templos y regresan a la Basílica de Ocotlán, construida en honor a la Virgen homónima.

Religión

La religión de Tlaxcalan impregnó cada dominio cultural significativo de la confederación: sociedad, economía, política, administración y el ejército. De hecho, la religión fue el motor de la cultura tlaxcalana.

Sin embargo, de muchas maneras distintas, la religión tlaxcalana no era tan diferente de los sistemas politeístas del Viejo Mundo, como los de los indoeuropeos y los chinos: los dioses estaban hechos a imagen de los humanos, y mostraban las debilidades, virtudes y vicios de los seres humanos; los dioses estaban ordenados jerárquicamente en un panteón organizado.

La estructura social de los dioses reflejaba la de los humanos, con quienes interactuaban de diversas maneras; y la religión era esencialmente un sistema ritual pragmático que regulaba la relación entre los humanos y lo sobrenatural. (ver articulo: Religión en México)

Te Recomiendo Ver...

Dioses

La ciudad toma prestados para comprar grano, para construir fortificaciones contra los piratas etruscos, para donar a ciudades o reyes amigos, etc y el santuario, alimentado por ofrendas de los fieles mucho más allá de lo que se requiere para su mantenimiento y la organización de las ceremonias de las que es el centro, tiene algo que enfrentar.

Sin duda, se presta más fácilmente al hecho de que, si la ira de los acreedores gana en todos los casos que deben evitarse, la de los dioses es particularmente temida.

Esto es constante al menos hasta el siglo pasado: la principal causa de la deuda pública es la guerra, una actividad común en el mundo antiguo, que también, cuando todo va bien, enriquece a la comunidad a través de la recaudación de tributos.

Para financiarlo, se recurre a un impuesto especial aplicado, excepcionalmente, a los ciudadanos: en tiempo de paz, solo están sujetos a impuestos o transacciones extranjeras o determinadas, también contamos con la liberalidad de los mejores, regulados precisamente en el período clásico por el sistema de liturgias.

Un habitante rico de la ciudad, ciudadano o metic, a menudo voluntario, recibe el cargo de financiar la organización de una ceremonia, un gimnasio, el coro de un teatro o, cuando sea necesario, tiene sentido, armar y conducir una nave de guerra.

Los tlaxcaltecas fundaron un pequeño pero poderoso imperio en la región que ahora lleva su nombre. Luchadores expertos, los tlaxcaltecas siguieron al dios de la guerra y la caza, Camaxtli, su destreza militar les permitió recaudar impuestos de aquellos a quienes conquistaron; también les permitió resistir a los aztecas, una de las pocas tribus que lo hicieron.

Como los aztecas, la gente de Tlaxcala descendió de los chichimecas nómadas. Camaxtli había prometido que gobernarían el mundo, pero no tuvieron tanto éxito como los aztecas y finalmente se aliaron con los españoles contra sus antiguos enemigos, tiene tres banderas pegadas a su taparrabos y sostiene un escudo con las cinco direcciones del espacio, un bastón ceremonial y una lanza en la otra mano.

Como los aztecas, la gente de Tlaxcala descendió de los chichimecas nómadas. Camaxtli había prometido que gobernarían el mundo, pero no tuvieron tanto éxito como los aztecas y finalmente se aliaron con los españoles contra sus antiguos enemigos, tiene tres banderas pegadas a su taparrabos y sostiene un escudo con las cinco direcciones del espacio, un bastón ceremonial y una lanza en la otra mano.

Como los aztecas, la gente de Tlaxcala descendió de los chichimecas nómadas. Camaxtli había prometido que gobernarían el mundo, pero no tuvieron tanto éxito como los aztecas y finalmente se aliaron con los españoles contra sus antiguos enemigos.

Aporte de los Tlaxcalteca

El estado más pequeño de México ha marcado un hito de desarrollo moderno con la inauguración de su primera escalera mecánica, un dispositivo patentado por primera vez en 1859.

La noticia provocó un arrebato de reacción en las redes sociales, dando la bienvenida al estado mayoritariamente agrícola de Tlaxcala al siglo XXI. Increíble pero cierto: la primera escalera mecánica llegó a Tlaxcala, leyó una historia en el periódico local El Sol de Tlaxcala, que describió el evento como histórico.

El gobernador del estado, Marco Mena, y su esposa fueron los primeros en montar la escalera mecánica en su inauguración el miércoles en una tienda por departamentos en la capital del estado, a 70 millas al este de la Ciudad de México.

La cobertura de la prensa local fue efusiva, la primera emoción de los compradores fue evidente y otros solo tenían curiosidad por ir de compras y moverse de una planta a otra en las escaleras mecánicas automáticas, evitando la fatiga de un mayor esfuerzo físico, escribió El Sol de Tlaxcala.

Pero otros en los medios mexicanos tuvieron un día de campo burlándose de Tlaxcala, un estado que se pasa por alto a menudo al este de la Ciudad de México.

Vestimenta

Tlaxcala es uno de los estados con la variedad más amplia de artesanías en todo México, se originan en la época prehispánica, producto de una combinación de elementos europeos y creaciones artísticas mexicanas en cosas tales como los textiles hechos en telares de cintas.

El uso de técnicas tradicionales implica el tejido a mano de fibras, haciéndolas flexibles y teñidas con tintes vegetales, afortunadamente, el proceso se ha transmitido de generación en generación y ahora podemos disfrutar de una mano de obra muy diversa y muy apreciada. (ver articulo: Trajes típicos de México)

Organización Política

Una de las principales diferencias entre los tlaxcallanos y la mayoría de sus vecinos que hablan nahua era que su sistema político se basaba en el gobierno meritocrático, eran esencialmente una república primitiva gobernada por un consejo de 50 a 200 jefes que fueron elegidos para su servicio al estado.

Aunque su sociedad estaba dividida en clases nobles y comunes, aquellos de la clase común podían (y lo hicieron) servir en el consejo gobernante, generalmente a través del éxito militar, los tlaxcaltecas eran fieros enemigos de los mexicas y se convirtieron en un aliado clave de Cortés en su derrota del Imperio Mexicano.

Fargher y otros sostienen que el sistema tlaxcalteco de gobierno político igualitario y colectivo fue la fuerza motriz de una resistencia tan feroz a la dominación mexicana. Restall sostiene que sin la ayuda de Tlaxcalan, el español podría no haber podido derrotar a los mexicas (o al menos habría tardado mucho más).

La alianza de Cortés con los tlaxcallanes fue el factor principal detrás de una conquista tan rápida, debido a que los Tlaxcallanes ayudaron a Cortés, generalmente tenían un satus superior en el orden social después de la finalización de la conquista española.

Ya sea celebrada, glorificado, que se utiliza con fines políticos, burlado, rechazada, o incluso despreciado, la revolución mexicana sigue siendo un tema de la historia.

Este hallazgo, que ya era válido en 1960, durante las primeras recepciones de la Revolución Cubana, o en 1990, después de la caída del Muro de Berlín, aún se encuentra a fines de 2010, incluso si la crisis humanitaria indescriptible que México sabe desde el comienzo del XXI siglo oscurecido y, obviamente, reformula perspectivas.

En general, varios factores explican la atención perenne que benefició a la Revolución de 1910. Por un lado, la periodicidad de los ciclos de conmemoración ciertamente favoreció el trabajo histórico sobre un objeto proteico tanto como nacionalizó la narrativa revolucionaria.

En México, la investigación sobre el proceso iniciado en 1910 podría ser realizada por una organización, originalmente llamado El Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana que ha podido actuar en concierto con instituciones académicas y científicas.

Por otro lado, la internacionalización progresiva de los campos de historiadores, desde la erudición hasta el pasado lejano hasta la especialización articulada en “áreas culturales”, ha estructurado al mismo tiempo varias redes de mexicanos en el extranjero.

La Revolución se puede considerar en su largo significado, desde 1910 hasta la década de 1940, esta mirada extranjera era, de hecho, inseparable de las primeras recepciones globales de esta experiencia radical.

La ciencia y la política, por supuesto, guiaron las perspectivas: La rica historiografía anglosajona se formó en parte de acuerdo con una lógica panamericanista y en el marco de un interés de Estados Unidos para América Latina, “subcontinente” del cual el México revolucionario a veces se pensaba como medida preliminar.

También ha existido, durante varias décadas, una historiografía soviética, hoy en gran parte ignorada, favorable al estudio de las revoluciones latinoamericanas y uno de los puntos de fijación fue el proceso mexicano.

Finalmente, en la década de 1930, una primera serie de obras de habla francesa tomó para el análisis de la Revolución Mexicana, estructurando gradualmente un campo hexagonal marcado por los estudios ahora clásicos de Robert Ricard, François Chevalier, François-Xavier Guerra, Jean Meyer o Annick Lempérière. Más allá de estas diferentes tradiciones nacionales.

Economía

Su economía depende en gran medida de la agricultura, incluido el maíz (maíz) y la cebada, y la cría de ganado lechero y toros de pelea. También son importantes la producción de telas de lana y artesanías, incluyendo sarapes tejidos.

Los ferrocarriles y las redes de carreteras atraviesan el estado, uniendo la ciudad de Tlaxcala con la Ciudad de México y Puebla.

El gobierno estatal está encabezado por un gobernador, que es elegido para un solo mandato de seis años, los miembros de la legislatura unicameral, el Congreso del Estado, son elegidos por períodos de tres años.  Tlaxcala se divide en unidades gubernamentales locales llamadas municipios, cada una de las cuales tiene su sede en una ciudad, pueblo o aldea prominente.

Alrededor del 28 por ciento de la economía del estado se deriva de la fabricación de textiles, productos químicos, productos farmacéuticos, maquinaria, piezas de automóviles, artesanías y otros bienes.

El siglo XIX de México se caracterizó por la inestabilidad política y social, y la proximidad de Tlaxcala a la capital de la nación hizo que sintiera los efectos directamente.

Los conflictos entre federalistas y centralistas, y más tarde entre conservadores y liberales, obstaculizaron el desarrollo económico del estado y lo sometieron a varias confrontaciones militares.

La presidencia de Benito Juárez, que comenzó en 1867, inició un período de estabilidad que ayudó a Tlaxcala a emerger como un centro comercial especializado en textiles.

Poco después, Porfirio Díaz, quien gobernó México desde 1877 hasta 1880 y desde 1884 hasta 1911, ordenó la construcción de un ferrocarril desde la Ciudad de México hasta Veracruz.

La línea ferroviaria se extendía a través de Tlaxcala, brindando beneficios económicos a las ciudades en la ruta, muchas haciendas y ranchos vieron aumentar los beneficios cuando el ferrocarril redujo sus costos de transporte de maíz, frijoles y ganado.

Además, el 36% de la población recibe apenas entre 1 y 2 salarios mínimos, lo que significa ingresos de marginación para más de la mitad de los tlaxcaltecas.

Arte

Una vez que los españoles llegaron y conquistaron estos imperios, el arte mexicano entró en una nueva era, la era colonial duró desde 1521 hasta 1821, los españoles introdujeron una nueva religión, el cristianismo.

Cuando construyeron iglesias, los artesanos nativos decoraron la piedra con diseños de estilo europeo e incluyeron a la Virgen María, los ángeles y la cruz.

Los nativos habían creado increíbles obras de arte usando plumas antes de que llegaran los españoles, luego utilizaron este arte de la pluma para imágenes religiosas, y también hicieron hermosas ilustraciones para manuscritos. Las pinturas eran de estilo europeo, pero los artistas decoraron sus bordes con motivos nativos como hojas, maíz, cacao y piñas.

Dejar Comentario