Enrique Gil Gilbert: Biografía, Cuentos, Poemas, y más

Alegórico, impresionista, poético y técnico, así se consideraba a Enrique Gil Gilbert, quien se apartó de las bellas letras para seguir el sublime ideal de su carrera política. Personas que le conocían íntimamente aseguran que era el ser más bueno y amistoso del mundo, un muchacho grande; siempre alegre y accesible a sus amistades pues todos le estimaban.

Enrique Gil Gilbert

Biografía de Enrique Gil Gilbert

Enrique Gil Gilbert, político y escritor ecuatoriano, vio la luz en Guayaquil un 8 de julio de 1.912 en la casa de sus padres localizada en la calle Villamil entre los callejuelas Gutiérrez y Calderón, y murió el 21 de febrero del 1973, en la misma ciudad.

Su padre Enrique Gil Quezada, contratista municipal y agricultor, dueño de la hacienda Chojampe, muerto en 1.919 motivado a un derrame cerebral y de Alejandrina Gilbert Pontón, conocida como la Mamaleja, ambos nativos de Guayaquil. Huérfano a sus siete años, escribe a esa edad el cuaderno de versos “Iris”, el cual contó con la grata venia de la poetisa María Piedad Castillo de Leví.

Estudios

Hizo su escuela primaria en el Colegio Cristóbal Colón y el bachillerato en el Vicente Rocafuerte. Para 1.928 figuró como atleta triunfando en la competencia de cien metros planos y por su piel trigueña le llamaban La Mona Gil. Continuo haciendo versos y consagró uno a la Madrina Criolla de ese año, que hizo publico en la Revista Ocaña Film bajo el nombre de “Max Bert”.

Matrimonio y descendencia

En 1934 se casó con Alba Calderón Zatizábal, pintora y subversiva esmeraldeña, una de las precursoras del movimiento feminista para el reconocimiento del derecho de las mujeres en el Ecuador. Tuvieron dos hijos, Enrique Gil Calderón, director coral y Antonio Gil Calderón, médico y hombre de negocios.

Inicios como Escritor

En el año 1929 compuso su primer cuento, que no pudo editar debido al involuntario traspapelamiento por parte de Próspero Salcedo Mac Dowall, quien poseía una imprenta en la popular barriada del Conchero. Uno de los poemas, que si pudo editar, era autobiográfico, y en el se relata la triste historia de un huerfanito, que como era de suponer, era el mismo.

Enrique Gil Gilbert

A mitad del año 1930, estudiando el quinto año, sucedía una huelga contra su estimado tío, el rector Abel Gilbert Pontón, tildado por los alumnos como «Tirano masca freno» debido a su mal carácter. En vista del tiempo perdido allí, se retira del colegio y viaja a Riobamba con su mamá, su hermano Antonio y sus primos Gilbert Elizalde, para cursar el sexto y año final en el colegio Pedro Vicente Maldonado, donde se recibió como Bachiller.

Vida Literaria de Enrique Gil Gilbert

En su carácter ya era innato su inclinación hacia la literatura lo que le produjo amistades en el mundillo intelectual de su época. A partir de allí inicia una cercana relación con Joaquín Gallegos Lara y Demetrio Aguilera Malta. Formó parte del Grupo de Guayaquil o también llamados «los cinco como un puño» en conjunto con Alfredo Pareja Diezcanseco, Demetrio Aguilera Malta, José de la Cuadra, Joaquín Gallegos Lara.

En 1930 se edita la mayor obra del Grupo de Guayaquil llamada “Los Que Se Van” (Cuentos del Cholo y de los Montubios), con el que se inició la etapa del realismo en el Ecuador.

Apuntando a su bella obra en la literatura, hemos de indicar que en 1933 edita «Yunga» en donde exhibe un estilo suficientemente socialista. «Relatos De Emmanuel» que se edita en 1939 y la reconocida y bella pieza «Nuestro Pan» hecha publica en el año de 1942. En esta obra se detalla con un lenguaje muy natural la existencia de los campesinos en el litoral.

Mediante este texto recibió el segundo galardón en la Competencia Continental de novelas inéditas latinoamericanas realizado en New York. Esta obra fue trasladada al ingles y editada en 1943 y a posteriori se llevó a otros idiomas.

Enrique Gil Gilbert igualmente hizo incursión en los cuentos, siendo uno de los más destacados el llamado «La Cabeza De Un Niño En El Tacho De Basura» que fue editado en 1967. El 1969  se edita «Las Sangres, Las Vetas y El Asfalto» pieza que escribiera en el Penal entre el 1963 y el 1964. Ambas se exhibieron entonces, con gran reconocimiento.

Deja de lado las bellas letras para proseguir con su alto ideario político, optando por la lucha sindical urbana en vez del olor de la tierra mojada del campo, por lo que experimento hostigamientos y extravió parte importante de su producción literaria. Amigos íntimos aseguraban que era el hombre más bonachón y amigable del mundo, casi como un muchacho grande.

Su producción periodística se halla dispersa en el periódico obrero “El Pueblo”, publicación del partido Comunista de Guayaquil, donde se exhibieron cuantiosos artículos suyos a través de muchos años de manera anónima.

Inclinaciones Políticas

Desde 1932 comenzó una dedicada militancia que no dejaría nunca, lo cual le originó varios hostigamientos y prisiones como la de 1935 en la dictadura del ingeniero Federico Páez, igualmente de la dictadura del doctor José María Velasco Ibarra en 1946 y en el Gobierno elegido constitucionalmente del Dr. Camilo Ponce Enríquez en 1959.

Tenia simpatía con las ideas comunistas a partir de que su amigo de confianza Demetrio Aguilera Malta lo llevo a conocer a Joaquín Gallegos Lara. Su interés era más por apoyo a los trabajadores que por convicción ideológica, ya que no la tenía muy enraizada. Aun así colaboró en la organización en Riobamba de una célula del partido comunista, en conjunto a Arsenio Veloz, Luis Alvaro y otros, habiéndosele asignado el puesto de Secretario de Actas.

Enrique Gil Gilbert

Estuvo inscrito en el Partido Comunista del Ecuador, con el cual apoyó la revolución del 28 de mayo de 1944, donde se depuso al presidente Carlos Arroyo del Río. Mas adelante participó en el comité de redacción de la Constitución de Ecuador de 1945. Fue diputado en los años 1944, 1945, 1947 y 1948, además de haber formado parte del Tribunal de Garantías Constitucionales y el Consejo Mundial de la Paz.

En 1944 fue elegido diputado al congreso nacional por una nueva constitución en Guayaquil, la cual es recordada por los distintos acosos que se desataron en contra de los empleados públicos del gobierno interior. En noviembre de 1946 fue miembro del comité central del partido comunista del Ecuador. En 1949 se encargó de la Secretaria General del Comité de la Provincia de Guayas de Partido Comunista Ecuatoriano. Unido a Pedro Saad fue miembro del Partido Comunista del Ecuador.

Experiencias Carcelarias

Al establecerse en Ecuador la dictadura de la Junta Militar de Gobierno en julio del 1963, Gil Gilbert fue detenido y llevado al Panóptico donde estuvo varios meses sin comunicación. Su esposa fue exiliada a Chile y sus hijos se mantuvieron escondidos durante largo mucho tiempo. Su casa fue desvalijada hasta sus sótanos y la policía se apropió de todo el mobiliario, incluidas las tasas higiénicas que fueron removidas de su empotramiento.

Durante su permanencia carcelaria su hermano Antonio, falleció. Solo tenia ese hermano y desconocía su enfermedad debido el aislamiento en el cual se encontraba y fue sólo a través de personas amigas que se pudo enterar de la triste noticia y poder asistir a su entierro. Sin duda, lo que más se lamenta fue la incineración de sus libros y documentos hecha bajo la mirada paciente de los vecinos, como si fuese un acto de inquisición. Allí algunas de sus obras no publicadas se perdieron para siempre como:

  • La novela “Historia de una inmensa piel de cocodrilo”  ya culminada y hasta algún capítulo fue publicado en las revistas “Letras del Ecuador” y “Cuadernos de Guayas”.
  • La novela “Sangre de Tortuga” a mitad de su desarrollo.
  • “La ciudad sobre el pantano” destinada a ser la novela citadina del suburbio guayaquileño.
  • El tomo de cuentos “Las casas que guardan los secretos”.

Enrique Gil Gilbert

De la incineración de sus poemas en 1963 sólo resta un Álbum que poseyó su viuda con poemas llenos de sonido y musicalidad.

Para diciembre de 1964, tras quince meses tras rejas, recupero su libertad de forma tan misteriosa como se la habían quitado y al momento de su salida del penal le fueron confiscados los papeles originales de la novela llamada “El Triángulo Azul” la cual escribió para su distracción. El triángulo azul era el pequeño agujero en el techo, por el cual observaba el cielo de la ciudad. Gil Gilbert después de entregar esa novela mas nunca volvió a saber de ella.

Al retornar a Guayaquil se consiguió sin hogar ni familia y con la noticia de que el Banco de Descuento donde sustentaba un saldo deudor de S/40.000, había sido puesto en remate en juicio hipotecario siendo lo último que mantenía de su saneada fortuna.

En octubre del 1970, al suceder el secuestro del General de Aviación César Rhon Sandoval, que luego se conoció que había sido causado por una rocambolesca y deshonrosa situación de faldas, fue preso en los operativos que el ejercito realizó en distintas ciudades y conocidos como “Operación Peineta”.

Lo extrajeron en horas nocturnas de su casa de Las Peñas, con los ojos tapados y amarrado con sogas de grueso nylon y llevado al batallón Taura, donde lo retuvieron tres días bajo esas condiciones. Después de lo cual fue trasladado al batallón Quinto Guayas y a los días fue puesto en libertad. Contaba con cincuenta y ocho años de edad.

Enrique Gil Gilbert

Enfermedad y Muerte

Fue en esa época que empezó a sufrir de cansancios constantes y potentes dolores de pecho generados por deficiencias coronarias. La Universidad de Guayaquil lo reconoció con la certificación de Profesor titular de Literatura, asignatura que expuso por dos años, retirándose en 1972 por limitaciones físicas.

El 8 de julio de ese año aceptó el Homenaje Nacional que se le brindó con razón de sus sesenta años. El 23 de noviembre visitó Ambato como expositor convidado del programa “Por La Paz Del Mundo”, en reconocimiento al pueblo de Vietnam. Durante el acto padeció un infarto y con la debida atención estuvo por tres meses en una clínica, asistido por su esposa con quien siempre fue muy unido.

A comienzos de febrero del 1973 retornó a Guayaquil y al sentirse cansado le ordenaron una inyección de anticoagulante, que le ocasionó una hemorragia interna que se detectó en su orina. Trasladado a la clínica Guayaquil se estado empeoró y aunque le operaron, murió de septicemia el 21 de ese mes.

Publicaciones de Enrique Gil Gilbert

Editó con Gallegos Lara y Aguilera Malta el libro «Los Que Se Van» con el subtitulo «Cuentos del Cholo y de lo Montubios», contentivo de veinticuatro cuentos cortos (ocho de cada autor). Fueron, en resumidas cuentas, de mala recepción y se necesitó varios años para que la gente se adaptara al nuevo tipo de realismo social. Es de destacar que «Los Que Se Van» fue aclamada por el comentarista español Francisco Ferrandis Albors que redactaba con el seudónimo de Feaza en El Telégrafo.

Tiempo después saludó su exposición Adolfo H. Simmonds y desde fuera del país Benjamín Carrión, que redactaba en Europa. Fue solo después de la subversión del 28 de mayo de 1944 y del origen del Populismo en 1947 que el país admitió el realismo social como categoría literaria de moda. Aun no se lo instruía en colegios porque no era considerado como buena literatura, a causa de las posturas intrincadas que se narraban y a la persistente utilización de las palabras soeces.

En 1932 editó en la hoja literaria del diario El Telégrafo su poesía «Leticia» acerca de la contienda entre Colombia y Perú, fue asignado como profesor de Castellano y Literatura en el Colegio Rocafuerte.

En 1933 publicó una serie de cuentos llamada Yunga con narraciones naturalistas de la costa ecuatoriana entre los que sobresalen «El Negro Santander», «Los hijos», «La Deuda», «El Niño» y «El puro de Ño Juan» entre otros, piezas con cuantiosas ediciones dentro y fuera del país. En una Exposición del Poema Mural empezó a cortejar a la joven artista esmeraldeña Alba Calderón Zatizábal con quien contrajo nupcias el 23 de agosto de 1934.

Estando su esposa en espera de su primer hijo Enrique, le compuso un poesía titulada “Canción de Nuestro Hijo” que es de colección. Para noviembre de ese año edito en el diario Bandera Roja del partido Comunista del Ecuador su poesía 15 de noviembre.

El 1935 realizó su «Canción de Nuestro Hijo». Para noviembre del 1936 la dictadura del Ing. Federico Páez emprendió un hostigamiento contra la izquierda en todo el país. Gil Gilbert fue despedido de su trabajo en el Colegio Rocafuerte y pasó tiempos de gran pobreza. Para sobrevivir con los suyos instruía clases a los alumnos con atraso mental y su tío el Dr. Gilbert lo contrató como cobrador de alquileres en la quinta Medina.

En 1939 publicó una bella novela corta «Relatos de Enmanuel». En 1943 fue comisionado por el Comunismo a la directiva de Acción Democrática Ecuatoriana ADE, formada para derribar al gobierno del dictador civil de Arroyo del Río y para cumplir tales funciones realizó una campaña periodística en “El Universo” de exposición de los puntos del programa de ADE. Debido a ello, el 43, el presidente Arroyo le hizo expulsar de la asignatura Vicentina que había vuelto a instruir luego de la caída de Páez.

Enrique Gil Gilbert

En 1946 edito en la revista cultural Letras de la Casa de la Cultura Ecuatoriana sus poemas «Tu voz», «Guayaquil», «Canto a mi provincia», «Cacao», «El General Montero y Barranco alto», «La canción del cuarteto» y «el tigre y La armonía del tigre».

En 1947 de nuevo fue elegido Diputado. El 1949 se  encargó de la Secretaría General del Comité Provincial del Partido Comunista Ecuatoriano. Ese mismo año fue integrante del Consejo Mundial de la Paz. En 1954 parte de sus cuentos fueron mostrados en la colección francesa “Gens de L’Equateur”.

En febrero del 1959 fue puesto preso por el gobierno del presidente Camilo Ponce Enríquez por instigar huelgas, particularmente la de los trabajadores de la Aduana de Guayaquil. El 1961 fue de nuevo apresado por encontrarse en los interiores del Palacio Municipal de Guayaquil cuando estalló una bomba casera que apenas destrozó un baño secundario. Llego hasta decirse que era un tentativa criminal contra el entonces Alcalde Pedro Menéndez Gilbert, pariente suyo.

Valoración de su Obra Literaria

Él es un experto recordando estados interiores, teniendo como base escenas cinematográficas donde lleva al lector a un espacio imaginativo y creativo del cuento. Sobre este relevante autor, el crítico Galo René Pérez, destaca:

«La integridad del talento de Gilbert se pudo observar  por fin en el trienio de 1939 a 1942, con la edición de sus dos novelas: «Relatos de Emmanuel» y «Nuestro Pan». Esta última obtuvo resonancia mundial, ya que obtuvo el segundo galardón en el concurso latinoamericano emplazado por la Editorial Farrar and Rinehart de Nueva York en 1940, mediante la añeja División de Cooperación Intelectual de la Unión Panamericana. El primer lugar lo ganó la reconocida novela «El Mundo es Ancho y Ajeno» de Ciro Alegría».

Enrique Gil Gilbert

«Sobran los motivos que razonan el éxito de las páginas de Gilbert. No obstante los comentaristas mundiales no han demostrado interés en conocerlas verdaderamente, y solo las ha criticado tangencialmente, reiterando usualmente juicios borrosos y cuestionables.»

Grupo de Guayaquil

El Grupo de Guayaquil fue una agrupación de escritores de Ecuador que exponían una literatura social de tipo realista social. Desarrollaban literatura eminentemente social y tocaban temas del folclor, la mitología y la historia del litoral ecuatoriano. Fue fundado en la ciudad de Guayaquil en los años 1930 por Demetrio Aguilera Malta y Joaquín Gallegos Lara.

El Realismo Social Ecuatoriano se define como aquella etapa que abarca los años 1930 – 1945, donde surge como característica primordial  el Indigenismo, ¿Qué es esto? Es aquella circunstancia donde un escritor, vivencialmente ajeno a la existencia del indígena, mestizo o negro, y aun así escribe sobre sus sufrimientos. (Ver también Etnias del Ecuador)

El realismo social porta la propuesta de la denuncia sobre el trato o forma de vida que toleran estos grupos, se puede decir que su meta es “Dar voz a los que no tiene voz”. Otras peculiaridades literarias son:

  • Primera tentativa unificadora del país.
  • Se escribe de acuerdo a la fonética o idioléctico de las colectividades campesinas

Enrique Gil Gilbert

Debido a la celeridad con que se originó este movimiento no estuvo a su alcance depurar el estilo literario y se puede considerar un éxito el que no dependieran de mayores “maestros” como influjos literarios.

Fueron autores orientados a la vida del montubio, el indio y el obrero ecuatoriano; como lo manifiestan piezas tales como «La tigra», «las cruces sobre el agua» y el libro de cuentos «Los que se van». Igualmente recibieron el nombre de «Cinco como un puño» por su alianza y afinidad en la literatura y en la escritura.

Entre los miembros de esta agrupación de realistas se hallaban los siguientes novelistas y escritores:

  • José de la Cuadra
  • Enrique Gil Gilbert
  • Joaquín Gallegos Lara
  • Demetrio Aguilera Malta
  • Alfredo Pareja Diezcanseco

Obras de Enrique Gil Gilbert

Gil Gilbert abarco en sus obras variados campos literarios. Edito libros en áreas como la novela, el ensayo y la narrativa, así como en la cuentística. Su impacto en el campo poético fue de talla internacional, y su labor periodística, aunque en pequeña escala, tuvo relativo reconocimiento.

Enrique Gil Gilbert

Libros

  • Nuestro Pan (1942)
  • El Triangulo Azul (1964)

El Malo

Gil Gilbert, con cuyo cuento «El malo» empieza el libro de relatos que perfila el origen de la literatura contemporánea del Ecuador. Este texto, «Los Que Se Van», contiene relatos de Gil Gilbert, Gallegos Lara y Aguilera Malta, dos escritores, estos últimos, que conformaron, a su vez, la serie de estos clásicos.

Efectivamente, ese corto cuento de Gil Gilbert, «El malo», con solo siete páginas, conjuga en poco espacio la proposición literaria del realismo del litoral del Ecuador. Expuesto casi como un coro que, con una única voz, va transformándose en una voz colectiva, la cual comprime tres elementos sobre los que circundara a posteriori la temática del Grupo de Guayaquil.

Primero, es el lenguaje montubio disfrazado con el uso de enorme osadía y libertad por Gilbert, ciertas veces con casi interjecciones guturales, movimientos no reconocibles de los labios, sonidos que se originan del fondo del espanto o de la ansiedad de quien los vocifera. Segundo, la aparición de las leyendas religiosas en la vida diaria rural, en este caso el diablo en el cuerpo en el protagonista y tercero, la agresión y delicadeza a la vez con la que lleva la colectividad montubia su pobreza y su gran intimidad con la naturaleza que la rodea y define su destino.

En ocasiones, la organización del relato invoca una poesía en la que se va sobrellevando la situación contada ( «Pinturas verbales», así catalogó el crítico Karl Heise el estilo de literatura de este escritor), bajo el latido acelerado con el que se alcanza un destino desdichado. En ese relato, está dibujado un resumen del realismo social del Ecuador

«El Malo» se reconoce por su gran incursión psicológica y construcción complicada. La acción se ejecuta a través del dialogo y reflexiones de los personajes. Cuenta la historia de Leopoldo, un niño de 8 años al cual se le llamaba «el malo» por un viejo decir que se utilizaba cuando un niño no era bautizado. Un día, al estar cuidando a su hermano, un accidente sucedió provocándole la muerte al pequeño, a partir de allí fue etiquetado y señalado como culpable del asesinato de su hermano.

Nuestro Pan

«Nuestro pan» es una novela que fue editada por primera oportunidad en 1942 en Guayaquil.​ Es considerada la pieza más representativa del autor y ha sido llevada al inglés, ruso, sueco, alemán, checo y chino.

La temática de la novela gira en torno a la actividad de cultivo , cosecha y comercialización del arroz,​ mostrando los altibajos y frustraciones que experimentan los campesinos expuestos a la avaricia y aprovechamiento del dueño de la plantación. La frase «nuestro pan» se refiere a la significancia primordial que tiene el arroz en el régimen alimenticio de los ecuatorianos.

Enrique Gil Gilbert

La novela está seccionada en cuatro apartados:

  • «Los desmonteros» relata la actividad de cultivo, cosecha y comercialización del arroz desde la optica de los jornaleros.
  • «La cerca» se enfoca en los eventos que llevaron a Hermógenes Sandoval, actual dueño de los cultivos de arroz, a escalar de general liberal a adinerado hacendado.
  • «Hombres sin destino» narra la historia de Eusebio Sandoval, hijo solitario de Hermógenes, quien retorna al campo luego de educarse y cuya codicia sin medida lleva a la tragedia a los campesinos más humildes de la hacienda, en particular a los indígenas.
  • «La dimensión del hombre» expone el triángulo pasional entre Eusebio, su esposa y el enamorado de ésta.

Cuentos

  • Los que se van (1930, junto a Demetrio Aguilera y Joaquín Gallegos Lara)
  • Yunga (1933)
  • Relatos de Emmanuel (1939)
  • La cabeza de un niño en un tacho de basura (1967)
  • Las Sangres, las Vetas y el asfalto (1969)

Poemas

«Canción de Nuestro Hijo» (1935)

No son de mi clase los de mi sangre
las gentes de mi clase son aquellas
que con las manos cerradas sobre la hoz, la pica y el martillo
hacen encima de la tierra lo que no hizo el Génesis

Son gentes de mi clase los que llevan pecho adentro
la cicatriz madura del amor hambriento y dolorido
los que no pudieron ensanchar su espíritu frente al firmamento
porque estaban llenos de llanto desde antes de nacer…

Otros poemas editados en 1946 fueron:

  • «Tu voz»
  • «Guayaquil»
  • «Canto a mi provincia»
  • «Cacao»
  • «El General Montero y Barranco alto»
  • «La canción del cuarteto»
  • «El tigre y La armonía del tigre».

Dejar Comentario