Leónidas Plaza: Biografía, obras, himno, muerte, y más

Conoce la vida del General Leónidas Plaza Gutiérrez, quien fue presidente de la república de Ecuador y desempeño una alta cantidad de cargos a lo largo de su vida, a continuación, se hablará más sobre la vida del expresidente.

Leónidas Plaza

Biografía de Leónidas Plaza

Leónidas Plaza Gutiérrez nació el día del 18 del mes de abril del año de 1866 en la ciudad de Marabí ubicada en Ecuador. Sus padres eran José Buenaventura Plaza y Alegría Gutiérrez de Caviedes Sevillano, ambos eran de nacionalidad colombiana, específicamente perteneciente a la ciudad de Barbacoas.

Por un lado, su padre era profesor y un respetado diputado de las Cámaras de la ciudad de Barbacoas ubicada en Colombia, a las legislaturas del estado, de esta también participo como un procurador y representante ante el congreso del año de 1864; tiempo más tarde, este decide mudarse a Bahía de Caraquez, donde participo como un agente de la Casa Seminario y trabajo como periodista. Su madre era descendiente de próceres colombianos, era una mujer alta, de ideología aristócrata y facciones sociales.

El expresidente general Plaza fue electo como presidente de Ecuador con total de 65.781 votos a favor, teniendo en contra los votos restantes que era los siguientes: 7.915 votos a favor para Lizardo García, 182 votos a favor para el general Manuel Antonio Franco y finalmente 196 votos a favor para otras personas que fueron candidatos. Mientras transcurría el proceso de elecciones presidenciales de Ecuador que inicio en el año de 1900, Leónidas Plaza y Eloy Alfaro se distancian uno del otro, lo cual provoco la lenta destrucción de la ideología política del Partido liberal. En los próximos párrafos se hablará de su juventud y más.

Juventud de Leónidas Plaza

Muy poca es la información que se tiene en cuanto a sus estudios primarios y secundario, y sobre su niñez en general, no obstante, se sabe que en sus años de juventud este se dedicó a la venta de chicha andina, este se mantuvo en su labor hasta que Eloy Alfaro iba de paso por la Bahía de Caráquez, fue allí donde se encontró a Leónidas y lo involucro en su famosa milicia revolucionaria.

Fue aquí como militante que Leónidas Plaza fue participe de la campaña de Restauración, y el día del 9 de julio del año de 1883, el expresidente intervino como un abanderado en la toma de la ciudad de Guayaquil, con estas acciones, se hizo derrocamiento al gobierno dictatorial del General Ignacio de Veintemilla.

En el mes de febrero del año de 1883, el expresidente se integró en un cuartel en las Bahía que tenían por nombre las Fuerzas Regeneradoras, las cuales eran dirigidas por el general Eloy Alfaro. Al integrarse, este avanzo con este grupo miliciano sobre Mapasingue, Montecristi, Portoviejo y Jipijapa. El día del 3 del mes de junio del mismo año, el expresidente tuvo una participación en el combate de los intentos y tomas de estado e hizo que se fueran las fuerzas militares del gobierno que se encontraban presentes.

Vale destacar que fue el general José María Sarasti, quien comandaba las fuerzas militares del interior de la República ecuatoriana y se hallaba presente, este consiguió que el general de las fuerzas milicianas revolucionarias, Eloy Alfaro, ordenara el cese de fuego, haciendo que estos no se adueñaran de la actual ciudad de Guayaquil.

Aparte, Leónidas Plaza también hizo asistencia al famoso combate de Puerto Liza con el grito de guerra “Huacho” en contra de la flotilla dictatorial, los cuales hicieron que corrieran por sus vidas con una alta cantidad de daños y bajas. Fue después de esto que el día del 9 del mes de junio del año 1883, el expresidente entra a Guayaquil como Teniente del Batallón Esmeraldas.

Guerra en el Mar y huida de Leónidas

El día del 14 de noviembre del año del 1884, el expresidente hizo que se plegara en el pueblo de Charapotó la revolución liberal que estaba en total contra del gobierno del presidente Caamaño, a su vez, formando parte del casual armado Juan Francisco Centeno, quien era su pariente, este paso por la Bahía y se embarcó en el mes de diciembre en el barco a vapor “Alajuela”.

Luego, el día del 15 de noviembre del año de 1884, se produjo un notable combate en el mar de Jaramijó. El Alajuela dio un buen balance ante el Huacho en muy poco tiempo. El expresidente Leónidas Plaza se encontró entre los primeros que abandonaron la nave, junto a él Contramaestre Pancho Domínguez y Fidel Andrade.

El resto de las fuerzas navales de gobierno que se encontraba al mando del general Reinaldo Flores llegaron muy rápido en el barco a vapor llamado “Nueve de Julio”, tratando de socorrer a los suyos, pero se encontraron con dos barcos en llamas que se iban hundiendo en lo profundo del mar.

Por otro lado, el general Eloy Alfaro y su grupo se ganaron las playas a pulso y se fueron internando en las selvas de Esmeralda, haciendo constantes combates hasta llegar hasta las fronteras de Tumaco. Después de sufrir esta controversia, Leónidas Plaza decide irse a Panamá donde se queda y se ve obligado a ganarse la vida como un simple obrero, no obstante, el día del 18 de agosto del año de 1885, el gobierno de Colombia lo obliga a salirse de Panamá.

Llegada a El Salvador

Fue aquí donde entra Eloy Alfaro recomendándolo ante su mejor amigo Francisco Menéndez, el cual era un político liberal y desempeñaba el papel de presidente de la república de El Salvador, este asciende a Leónidas a Mayor, a su vez, confiándole la custodia de la plaza fuerte de Santa Ana y en el año de 1889, el expresidente Menéndez lo asciende a gobernador del “Departamento de Sonsonate”.

En contra de Leónidas Plaza se levanta un caudillo conservador llamado Carlos Ezeta. En cuya lucha muere el expresidente Francisco Menéndez en el año de 1890. Leónidas se puso de lado de Ezeta encañonándolo, por esta acción fue ascendido a Coronel y fue enviado a la famosa guerra de contra Guatemala.

En este tiempo, se alzó contra Ezeta el general José María Rivas, el cual apoyaba al doctor Rafael Ayala, que, como vicepresidente de la república de El Salvador en los tiempos de Menéndez, fue llamado a que asumiera el cargo de Presidente. El expresidente Leónidas Plaza al ver esto, sale en defensa de Ezeta y se encontró derrotado por el General Letona, en respuesta a esto, Carlos Ezeta le dio la siguiente respuesta de que iba a fusilarlo.

Pero al poco tiempo, Carlos Ezeta cambia de parecer y lo envía a las fronteras con Honduras en persecución de uno cuantos guerrilleros. Cuando Leónidas Plaza llega a la población de Sensuntepeque, recientemente había sido desocupada por los guerrilleros, ante esto, condeno dicha población al saqueo. Ante esto, Ezeta premia a Plaza con la Subsecretaría de Guerra y lo traslada a la frontera con Guatemala.

Huida y sucesos de la post huida

Tiempo después, en una intrépida maniobra que tuvo excelentes resultados, Leónidas Plaza y Antonio Ezeta (quien era hermano del Presidente de la República de El Salvador), hicieron el famoso ataque contra Rivas y terminaron derrotándolo en la capital de El Salvador, desde este punto en adelante, pasa a desempeñar el cargo de inspector general de aduanas, hasta que llega el general Amaya, quien lo convence para que conspirara en contra de Carlos Ezeta, pero los planes de estos fueron revelados y este huyo a California.

Cuando este llega a California, este le envía una carta a Antonio Ezeta pidiéndole protección, no obstante, el expresidente Carlos Ezeta le colmo de acusaciones por su grave deslealtad en dos telegramas que él envió a la prensa para que los publicara en sus periódicos.

Luego de esta situación, el expresidente Leónidas Plaza comprende que ya no tenía más que hacer en Centroamérica, por lo cual, este decide regresarse a Panamá donde trabajo de mantenimiento lavando botellas. Tiempo después, regresa a la ciudad de Guayaquil (Ecuador) y toma a consignación unos cientos de quintales de azúcar en baldes y pipotes, los cuales llevo a venderlos a Nicaragua, fue aquí en este país donde se puso al servicio del presidente conservador Roberto Sacas en el año de 1892.

En ese mismo año, el general libera Juan de Dios Zelaya (quien triunfo en la batalla de Masalla) conspira en contra de Roberto Sacas. El expresidente Plaza se encontraba entre los derrotados, no obstante, este usa la influencia de Eloy Alfaro este logro conseguir entrar nuevamente al ejército, pero de Nicaragua, pero al poco tiempo, este toma la decisión de conspirar con un señor llamado Ortiz, pero un día fueron sorprendidos y a su vez, fueron expulsados a Costa Rica en el año de 1893.

El día del 8 de diciembre de ese mismo año, el presidente de Costa Rica, Rafael Iglesias Castro, nombra a Leónidas Plaza como comandante de armas del puerto de Alajuela con el prestigioso grado de general.

Regreso a Ecuador

Finalizando el año de 1893, se le presenta a Ecuador un conflicto muy serio con Perú, por lo cual, el expresidente toma la decisión de enviar un telegrama donde se ofrecía para la defensa del territorio y la integridad ecuatoriana, no obstante, como el asusto no paso a mayores, este siguió viviendo en Costa Rica. En el mes de junio del año de 1895, el expresidente se vale de un medio para que Alfaro le llevara a la ciudad de Guayaquil, pero no consiguió nada por su actitud pasada hace unos años atrás. No obstante, varios familiares y amigo de Leónidas hicieron intervención a su favor, logrado que Eloy Alfaro le permitiera la entrada a Ecuador.

Este llega cuando el ejército ecuatoriano se encontraba viajando a la sierra y paso un tiempo en Cajabamba poco tiempo antes de la famosa batalla de Gatazo, donde aprovecho la oportunidad de prestar su oportuna ayuda a Medardo Alfaro en lo más complicado de dicho combate. Aquí es donde desempeñó el cargo de jefe de estado mayor y a su vez, estuvo a la cabeza del batallón Daule.

Desde el día del 26 de enero del año de 1896, el expresidente fue designado a gobernado del Azuay, pero al muy poco tiempo este decide renuncia al cargo, dejando a cargo al coronel Carlos Otoya, el cual tuvo que dar la cara ante la reacción conservadora del día del 23 del mes de mayo de ese mismo año, a su vez, apoyándose en el coronel Ullauri, para poder esparcir a los revolucionarios del Azuay.

A principios del mes de junio del año 1896, Leónidas Plaza regreso a la sierra y rápidamente se puso a las órdenes del general Juan Francisco Morales, fue el quien lo nombro comandante en jefe de la campaña del centro. El día 3 de julio de ese mismo año, el expresidente agito a las guerrillas conservadoras en Quimiag, al mismo tiempo que el expresidente Eloy Alfaro las derrotaba de forma arrollante en Chambo.

Luego que transcurrió el tiempo, el expresidente siguió al punto denominado Santo Domingo y en Huapante junto con Flavio Alfaro, en esto puntos vencieron al coronel Francisco Bucheli e hicieron que corriera por su vida; en la ciudad de Cuenca las circunstancias eran muy distintas, pues dicha ciudad recientemente era ocupada por los conservadores del general Antonio Vega Muñoz.

Casi al instante, el presidente Eloy Alfaro se dio cuenta de lo grave que era el asunto en el momento, por lo cual, el dejo de gobernado de Chimborazo al coronel Daniel Andrade y de comandante de armas de esa ciudad a Leónidas Plaza, se abrió paso con el extenso ejército y logra tomar Cuenca el día del 23 de agosto del año de 1896. Este hecho sucedió al mismo tiempo de que el expresidente Plaza abandonaba Riobamba e inauguraba nuevas operaciones en el Tungurahua, siendo apoyado por el coronel Pedro Concha, persona quien triunfo en Daldal el día 18 de agosto de ese mismo año.

En el mes de octubre de 1896, el expresidente Leónidas Plaza asistió con el cargo de diputado a la famosa convención nacional que fue inaugurada en la ciudad de Guayaquil y Eloy Alfaro le concedió el permiso del Generalato, siendo así, la confirmación del grado que ya había usado tiempo atrás en Centroamérica. En el año de 1898 el expresidente realizaba viajes a todas las repúblicas de América latina, dos años más tarde, fue ascendido a comandante en jefe de la provincia del sur con sede en la ciudad de Loja, en ese mismo tiempo, fue electo como diputado por Esmeraldas y cumplió exactamente todas las voluntades del presidente Eloy Alfaro.

A su vez, este se tomaba el tiempo de viajar en las mañanas a Pomasqui, lugar donde descansaban los familiares presidenciales y empieza a cortejar a América Alfaro que tenía 15 años de edad, quien era la hija del luchador veterano, quien, como todo padre amoroso, se emociona con las acciones de Leónidas con su hija y llego a pensar en algunos planes matrimoniales.

Ya a comienzos del siglo XX, en el año de 1901 el expresidente Leónidas Plaza vuelve a la cámara de diputados y con el apoyo oficial logro gobernarla, respaldando todos los proyectos del gobierno de Alfaro, en especial, los proyectos que estaban relacionados con el empresario de Estados Unidos de Norteamérica llamado Archer Harman para la construcción del ferrocarril (tren) de la ciudad de Guayaquil.

Su primer periodo presidencial

Para las elecciones presidenciales ecuatorianas del año de 1901, se hizo la presentación de tres candidatos, estos eran los siguientes: el banquero de Guayaquil, Lizardo García, el doctor Manuel Benigno Cueva y el general Manuel Antonio Franco. Este último ya contaba una posición muy conservadora, el cual le era atribuida por el homicidio del Joven periodista Víctor León Vivar. Por otro lado, García no era muy conocido por el pueblo ecuatoriano, y el doctor se encontraba en una posición invalida, ya que este se encontró en la vicepresidencia de la república de Ecuador entre los años de 1897 y 1899.

Ante este fatal fracaso de las candidaturas, José Peralta, El ambateño Juan Benigno Vela Hervas y Abelardo Moncayo Esperanza, fueron los que intercedieron ante el actual presidente de aquella época (Eloy Alfaro) para que apoyara a Leónidas Plaza. Fue así que el general Leónidas Plaza fue electo como presidente durante las elecciones presidenciales de 1901 con un total de 65 mil 781 votos a favor ante el resto de candidatos que juntos hacían un total de 8 mil 097 votos en su contra. Fue después del proceso electoral cuando se separan Alfaro y Plaza uno del otro, provocando así la lenta destrucción ideológica y política del partido liberal.

El gabinete ministerial del general Leónidas Plaza quedo conformado de la siguiente manera:

  • Ministerio del Interior: Miguel Valverde.
  • Ministerio de Relaciones Exteriores: César Borja Lavayen, que se excusó y dio paso a José Peralta.
  • Ministerio de Instrucción Pública: Julio Arias.
  • Ministerio de Hacienda: Juan Francisco Game.
  • Ministerio de Guerra y Marina: Flavio Alfaro.

Leónidas Plaza y Baquerizo Moreno

Cuando el general Leónidas Plaza llega al poder, su vicepresidente fue Alfredo Baquerizo Moreno, el cual llamo al presidente Plaza por la problemática del primero del mes de enero del año de 1906, fecha en la que estallo en la ciudad de Riobamba la revolución alfarista.

El presidente arribo el día 18 de enero de ese mismo año, tres días antes de esa fecha ocurrió la batalla de Chasqui que hizo que se abrieran las puertas de la ciudad de Quito a la revolución, pero estas acciones ni le importo, fue allí cuando dijo su célebre frase que fue la siguiente: “Esta revolución se la sofocará a sombrerazo”.

Muerte

En el año de 1929, el presidente Ayora autorizó el regreso de Leónidas Plaza. La situación económica de él no era la ideal y aparte, la vida en Estados Unidos de Norte América le resultaba muy costosa. En esos momentos, se le detectó una diabetes que afligió sus últimos años de vida y para encontrar principalmente tranquilidad y mejora, este decide irse a la costa, no obstante, cuando llega a Huigra sufre un vértigo en el avión y cuando bajo al andén de la estación fallece sobre un banco.

Se dice que murió de un infarto frente a la estatua del general Eloy Alfaro en la tarde del 17 de noviembre del año de 1932, en este tiempo, tenía la edad de 67 años. La muerte del presidente Leónidas Plaza fue mencionada, pero como figura política no era ni reverenciada ni querida por el pueblo ecuatoriano.

Obras 

El presidente Leónidas Plaza fue conocido por su trayectoria de conspiraciones y su llegada al poder, no obstante, también se ha de conocerlo por sus obras. Algunas de las obras de Leónidas Plaza más destacadas fueron las siguientes:

  • Abrió centros penitenciarios ecuatorianos
  • suprimió el ostracismo (desterramiento de personas)
  • Se quitó las facultades dictatoriales
  • Disminuyó el ejército ecuatoriano
  • Quitó las mordazas a la prensa
  • Respetó e hizo respetar a los cultos
  • Organizó la libertad y la propiedad ecuatoriana

Ignacio de Veintemilla y Leónidas Plaza

El presidente Mario Ignacio Francisco Tomás Antonio de Veintemilla y Villacís fue un político militante ecuatoriano que nació en la ciudad de Quito el día 31 del mes de julio del año de 1828. Este ejerció el cargo de presidente de Ecuador entre los años 1876 a 1883.

Cuando fue electo, se dictó una carta nueva que era fundamental que regía los parámetros. Su obra pública más destacada del antiguo régimen ecuatoriano fue la construcción de la famosa vía del ferrocarril que llega hasta el puente de Chimbo y comienza en Quito. También se construyó en su mandato el famoso Teatro Nacional Sucre e hizo que se reconstruyera la Universal Central.

En el año de 1879 exploto la famosa Guerra del Pacífico, donde se encontraba involucrados Chile, Perú y Bolivia, por lo cual, esta problemática provoco una alta emigración en la ciudad de Guayaquil (Ecuador). Ante a esto, el gobierno chileno envió un ministro a Ecuador, el cual consiguió que se proclamase una neutralidad estricta ante dicho conflicto.

Entre los años de 1880 y 1881, se produjo lo que fue la tendencia del cacao, lo que ocasiono que hubiera una gran abundancia económica al gobierno de Veintimilla. Tiempo más tarde, en el año de 1882, el presidente Veintimilla viaja a la ciudad de Guayaquil a preparar una clase de dictadura. Fue en este tiempo donde Eloy Alfaro y el expresidente Leónidas Plaza, actúan rápido para derrocar a Veintimilla.

A los inicios del año de 1883, Ecuador se encontraba en una fuerte sequía, lo que iba empeorando la situación del país y el descontento de la sociedad, más añadiendo las guerrillas, fueron el punto clave en el cual se aprovecharon Eloy Alfaro y Leónidas Plaza para derrocar a Ignacio de Veintemilla en ese mismo año de 1883.

Historia política del Himno a Milagro

Vale destacar que, la historia política de este himno se remonta cerca del primer gobierno del presidente Leónidas Plaza (1901-1905), este himno se había pasado por el congreso que tenía un proyecto de cantonización de Milagro, no obstante, el gobierno que derroco a Leónidas a puesto obstáculo para que la misma no llegara a cumplirse y fue un hecho, no se cumplió.

A pesar de haber sido vencidos en su primer intento, los milagreros (los ciudadanos de la ciudad de Milagro) no dieron su brazo a torcer y aprovecharon que, en el año de 1912, el pueblo de la ciudad de Milagro ayudo en el apoyo por la constitución. El día del 5 de junio del año de 1913, hubo una convocatoria en la Sociedad de Protección Mutua, a lo cual, los ciudadanos de Milagro reaccionaron con gran amor a la patria y se quedó organizada en esa misma fecha el Comité Pro-cantonización, el cual tiempo más tarde se renombro como 18 de Enero.

Este fue el grupo que realizo un arduo esfuerzo para poder conseguir la cantonización del himno de Milagro. Este proyecto fue discutido en varias sesiones que fueron coordinadas entre el día 29 y el día 30 del mismo mes de agosto del año de 1913. Los funcionarios del congreso firmaron un decreto en la mañana del 15 del mes de septiembre de ese mismo año, vale destacar que el presidente ocasional Leónidas Plaza firmo el documento llamado “Ejecútese el decreto” el día del 17 de septiembre del año 1913.

Apenas los ciudadanos de la ciudad de Milagro conocieron la cantonización de su amado himno, los mismos salieron a las calles a hacer público su satisfacción, regocijo y alegría por la bella letra, este himno se compone por el coro y un total de ocho estrofas, este es el siguiente:

Himno a Milagro

Coro

Tierra dulce, ardorosa, fecunda;

por todo ello más madre y más tierra.

¿Qué tesoro tu entraña no encierra?

¿qué dulzura tus senos no dan?

Estrofas

I

Vibra el beso del sol, como un himno,

encendiendo la gloria del agro,

y en el beso floreces, Milagro,

que custodian los Andes y el Mar.

II

Eres tú tierra nuestra bendita;

tú, el milagro del trópico intenso;

tú el latente verdor del inmenso

corazón de la costa feraz.

III

Canta la égloda en son de epopeya

y se adunan la industria y los campos

para darse, sin tregua, en los campos

que edulcoran la patria total.

IV

Flora enciende su magia fragante

y, viril en las cañas, se amiña

en la antorcha de miel de la piña

y el cimbrero vaivén del palmar

V

¡Pueblo libre! … Que amable y propicia

te es por siempre la ardiente Natura:

ella enciende tu sed de cultura

y estimula tu esfuerzo social.

VI

El vigor de la ubérrima tierra

se trasunta, fecundo en tu mente,

y armonizan tu sol y la gente

en la eterna misión de crear.

VII

En tu nombre Milagro, está el signo

de la pródiga mano divina,

y en tu nombre, a la Patria ilumina

un futuro de gloria y de paz.

VIII

Sea tu himno un cantar de la Patria

y, si en ella tu nombre está escrito:

¡Ecuador, Ecuador! sea el grito

que se escucha en la estrofa final 

Leónidas Plaza entre Veintimilla y Jerónimo Carrión

Se ha tomado la costumbre de ponerle a las calles de Ecuador nombres de próceres ecuatorianos con la finalidad de estos sean recordados y sean a su vez valorados por los ciudadanos, ya que ellos fueron parte importante de la historia de ecuador.

Una de esas calles se llama “General Leónidas Plaza Gutiérrez”, se le dio el nombre a esa calle ya que él tuvo una participación muy peculiar en la historia ecuatoriana, aparte de ser presidente, este destaco por tener muchos cargos a lo largo de su vida tanto de militante y como de política. Esta calle se ha de encontrar en otras calles que también tiene nombres de próceres, entre ellas destacan la calle “Jerónimo Carrión” y la calle “General Ignacio Veintimilla”.

Dejar Comentario