Conozca todo sobre la vida de Maximiliano de Habsburgo

Descubra todo sobre la vida de Maximiliano de Habsburgo, un archiduque del Imperio Austríaco, militar, amante de la botánica que llegó a América para ser el segundo emperador de México

Maximiliano de Habsburgo

¿Quién fue Maximiliano de Habsburgo?

Fernando Maximiliano José María de Habsburgo-Lorena, nacido en Austria en el año 1867, hijo del archiduque Francisco Carlos de Austria y de la princesa Sofía de Baviera. Es el segundo de los tres hijos que procrearon la pareja noble.

Te Recomiendo Ver...

Tuvo una formación bastante estricta y amplia, aprendió de ciencias filosóficas, historia y derecho canónico. Conocía siete idiomas distintos, era un hombre muy preparado, en particular en las artes militares.

Para estas últimas era preponderante que tuviera un excelente estado de salud, por lo que solía hacer grandes sesiones de ejercicios, lo que hacía que estuviera siempre en forma.

La vida del archiduque tuvo muchos privilegios lo que le permitía tener tiempo para las artes, la literatura, la pintura, la poesía, y también obtener muchos conocimientos históricos.

El tema de la historia le animaba mucho en particular la historia de su propia familia, porque habían ocupado distintos tronos por toda Europa.

Te Recomiendo Ver...

El archiduque Maximiliano, tenía una formación en cuanto al aspecto económico  bastante organizada y cuidadosa, sin embargo él no era capaz de seguir esa línea, ya que tenía debilidad por el arte y la lectura, por lo que se endeudaba con frecuencia.

Maximiliano de Habsburgo

Deudas que su madre la princesa Sofía, solía pagar para que su hijo pudiera seguir aprendiendo, ya que ella sentía admiración por su hijo a quien consideraba muy inteligente y con una personalidad única.

Maximiliano prestó servicio militar en la Armada de Austria, también conocida como la Marina de Guerra, por lo que viajó en múltiples ocasiones por muchos lugares y donde comienza a sentir interés por la botánica.

Título

Maximiliano de Habsburgo, como le llamaban, no fue el primer hijo, lo que significaba que no era el primero en la línea de sucesión de la corona, sino su hermano mayor Francisco José de Austria, y al hijo de este, mientras maximiliano sería el tercero en ese orden.

Su hermano Francisco José de Austria era el emperador de Austria, rey de Hungría y rey de Bohemia, su hijo Rodolfo José, quien era heredero a la corona, decidió quitarse la vida, por lo que el merecimiento de la corona pasó a Maximiliano.

Maximiliano rechaza este derecho a la corona, prestando atención al ofrecimiento del Imperio Mexicano que le haría Napoleón III, de acuerdo con el Congreso de México y sigue con su título de archiduque.

Emperador de México

En México, se encontraba una situación política, económica y social muy particular. La Guerra de la Reforma, que fue una lucha entre conservadores y liberales llevada a cabo desde el año 1858 y que duró tres años, fue dejando una gran división en la sociedad mexicana.

Para ese año, Benito Juárez, un indígena mexicano era el gobernante de la nación, un hombre de mucho temple y dispuesto a luchar contra la participación de la iglesia en las decisiones políticas, en la apropiación y manejo por parte de ésta de hospitales, tierras y otras instituciones que debían ser administradas por el Estado.  

Maximiliano de Habsburgo

Benito Juárez, al igual que sus antecesores Juan Álvarez e Ignacio Comonfort habían decretado las Leyes de Reforma, y con esta le restaban privilegios a las congregaciones religiosas y a los terratenientes conservadores, lo cual fue una gran lucha entre éstos por mantener sus posiciones económicas y sociales y los ejércitos del estado que buscaba aplicar las leyes decretadas.

Los conservadores buscaron alianzas para combatir las decisiones gubernamentales y formaron sus propios ejércitos, y recurrieron a países europeos para que los apoyara.

Es entonces cuando representantes de los países: Francia, España e Inglaterra, se reúnen en la capital inglesa para hacer una intervención al país de México por la solicitud que hacían los conservadores mexicanos y porque Benito Juárez no había realizado pago alguno a la deuda contraída con ellos.

Inglaterra y España deciden retirarse de la contienda porque entienden la condición por la que la nación Mexicana estaba pasando y tras un acuerdo firmado no interviene al país.

No obstante, Francia, a cargo de Napoleón III, decide que continuaría con la intervención, porque tenía en planes frenar el crecimiento del poder de los Estados Unidos y su influencia sobre los países de América. México era una zona estratégica para lograr esto.

Además, los Estados Unidos, pasaban por la Guerra de Secesión y era entonces el momento indicado para debilitar a la poderosa nación.

En la lucha entre los ejércitos enviados por Napoleón III en 1862, apoyados por los ejércitos de los conservadores, y los militares del estado mexicano, culminó con la victoria para los nativos.

Al año siguiente vuelven los franceses con un ejército mayor que contaba con más de 6000 hombres por encima de los del ejército mexicano, y de nuevo estos últimos obtienen la victoria, pero quedan absolutamente debilitados.

Los Republicanos finalmente son derrocados por estos ejércitos franceses unidos a los conservadores con sus ejércitos particulares.

Ante este escenario, se conviene establecer un sistema de gobierno tradicional para establecer el Imperio Mexicano, para lo cual, los conservadores tendrían que buscar un noble europeo, que cumpliera con algunas condiciones para poder hacer frente al territorio mexicano con sus debilidades que en ese momento histórico tendría.

Luego de largas discusiones y de revisar ampliamente a todos los posibles emperadores, se concluye que el más conveniente era Maximiliano de Hamburgo, propuesto por Napoleón III. Tal vez te interese leer sobre los virreyes de México.

Matrimonio

Durante un viaje en el año 1852, Maximiliano hace una parada en Portugal, donde establece contacto con unos parientes. Allí conoce a la princesa Amalia de Portugal, quien era pariente del archiducado.

Maximiliano se enamora perdidamente de esta princesa y ambos deciden que era momento de comprometerse. Amanda era hija del emperador Pedro I de Brasil, de la Dinastía Braganza.

Sin embargo, estos planes de Maximiliano con Amalia no pudieron ser, debido a que ella sufrió una grave enfermedad y luego de un tiempo murió, incluso antes de anunciar públicamente y de manera oficial su compromiso..

Maximiliano se vio muy deprimido y vulnerable, se dedica a viajar ya que había sido nombrado Comandante de la Marina de Guerra Imperial de Austria – Hungría, en la que realizó muchos cambios.

Resultado de imagen para matrimonio de maximiliano de habsburgo

Ya con la edad de 25 años, Maximiliano fue propuesto por su hermano el emperador Francisco para que se comprometiera con la princesa Carlota de Bélgica, hija de un monarca, de una familia con una gran riqueza.

El padre de Carlota no acepta el compromiso hasta tanto Maximiliano tuviera un nombramiento de un cargo digno, que estuviera por encima del archiducado.

Es entonces cuando el emperador Francisco le nombra Virrey para que se establezca el enlace.

Maximiliano recibe la dote por el casamiento con la que paga múltiples deudas, ya que había iniciado la construcción de un castillo en la localidad de Trieste en Italia, llamado el Castillo de Miramar, para vivir con su consorte.

¿Qué hizo Maximiliano de Habsburgo?

Maximiliano de Hamburgo decide aceptar el cargo de emperador de México a los conservadores mexicanos, y viaja junto a Carlota de Bélgica, su esposa y una gran comitiva y ejército a México en el año 1864. Una vez aceptado el mismo, perdió toda posibilidad de continuar con los derechos que la nobleza austríaca le confería. Así  pues pasó a ser Maximiliano I de México.

LLega a México, al estado de Veracruz en el año 1864 en el barco Navora. Cuando viajaban rumbo a la capital mexicana, pudieron darse cuenta de las condiciones del país, y de muchos problemas que estaban sucediendo.

También pudo observar lo hermoso que era México y sus ciudadanos, documentando esto en algunas cartas.

Maximiliano de Habsburgo

En ese momento Maximiliano pensaba que el país se encontraba en paz y que la guerra había concluido, ya que así se lo hicieron saber los conservadores cuando le propusieron ser el emperador de México.

No obstante, Benito Juárez se encontraba retirado hacia las serranías por los lados de Chihuahua.

Mientras tanto en la capital mexicana, Maximiliano y Carlota fueron coronados y asistieron a misa en la Catedral de México en una gran celebración.

La pareja de emperadores se residenciaron en el Castillo de Chapultepec, e hicieron algunas cosas a favor del pueblo:

1.- Disminuyó el número de horas de las jornadas de trabajo.

2.- Prohibió que los menores de edad laboraran.

3.-Trataron de respetar y conservar la cultura del país.

4.-Diversificaron la cultura, ya que construyeron algunos museos.

5.-Prohibió de manera determinante los maltratos físicos como forma de castigo.

6.- Recaudaban fondos, a través de fiestas organizadas por Carlota, para apoyar a los más pobres.

7.- Ayudaron a muchos campesinos a pagar sus deudas.

8.- Eliminaron el monopolio de las tiendas donde obligaban a comprar a los campesinos.

9.- Continuó con algunos proyectos de gobierno iniciados por Benito Juárez, tales como: La aplicación de la reforma agraria, la escogencia de la religión de manera libre y voluntaria, ampliar el derecho a votar a otras personas y razas. Te invitamos a leer sobre Sebastián Lerdo de Tejada.

10.- Ofreció a Benito Juárez, a manera de conciliación, el cargo de Primer Ministro, el cual no fue aceptado por este.

Te Recomiendo Ver...

11.-Quiso colonizar México con ciudadanos provenientes de Austria y de Alemania.

12.- Se negó a abandonar a México tal y como lo ordenaba Napoleón III.

Maximiliano de Habsburgo

Su gobierno

El emperador de México llegó con la idea de modernizar, ajustar la situación de este país para mejorar pero con ideas un poco liberales. Esto no fue del agrado de los burgueses conservadores que habían aspirado que el nuevo emperador les mantuviera dentro de sus comodidades y no apoyando algunas políticas de Benito Juárez.

Desde que entró al país pudo descubrir que no todos querían que él fuera la autoridad respetada y el emperador querido, por el contrario, una gran parte de la población quería dar apoyo a Benito Juárez.

A pesar de que hizo una evaluación de la situación de los ciudadanos mexicanos, cuando tuvo que pasar por pueblos y ciudades con el objeto de llegar a Ciudad de México, Maximiliano de Habsburgo fue dándose cuenta que el país estaba dividido.

Tuvo muchos oponentes como los que apoyaban al presidente Benito Juárez, que no aceptaban que se estableciera su mandato.

De esta manera, eran continuos los enfrentamientos entre las fuerzas armadas imperiales, que estaban conformadas por un ejército de hombres de Austria, Bélgica, Francia y México, y los combatientes republicanos de Benito Juárez.

Es importante decir que una gran cantidad de personas apoyaban a Benito Juárez y que no estaban de acuerdo con un gobierno imperial, defendían la soberanía de México. Por lo que Juárez decidió gobernar a su país desde otras ciudades fuera de la capital mexicana.

A pesar de la situación política del país, Maximiliano acostumbrado a una vida de lujos, realizaba paseos por una avenida que llamaron Paseo de la Emperatriz, disfrutando de las bellezas de la zona.

Pero más adelante ese mismo lugar serviría para el ingreso de Benito Juárez y sus ejércitos a la capital, y por tanto se le cambiaría el nombre por Paseo de la Reforma.

Maximiliano se consideraba un mexicano, como un verdadero emperador mexicano y no como un representante de Francia, por lo que comenzó a gobernar haciendo muchas cosas que había aprendido en europa. Siendo de ideas más liberales que las que se conocían en México, comienza a ser un gobernante con desacuerdos pronunciados con los grupos conservadores, quienes lo habían escogido como emperador. Te invitamos a leer todo sobre el segundo imperio.

Entre tanto los republicanos estaban apoyados por los Estados Unidos quienes ya habían superado la Guerra de Secesión y que poco a poco fueron entregando armamentos a los ejércitos de Benito Juárez para que se estableciera el orden de México, su país vecino.

El nuevo emperador no erradicó la tolerancia hacia la diversidad de cultos, ni tampoco devolvió los bienes confiscados a la iglesia, por lo que los grupos conservadores comenzaron a verlo como un gobernante liberal y no lo apoyaron más.

Tipo de Gobierno

El emperador Maximiliano de Habsburgo, llegó a México por solicitud de los grupos burócratas de corriente conservacionistas, sin embargo, el nuevo emperador tenía una formación social y cultural bastante avanzada con respecto a la sociedad mexicana. Por tanto al llegar al país, a su nueva nación, vio la oportunidad de incorporar muchas cosas aprendidas en sus múltiples estudios, viajes, y roce social. México era para el nuevo emperador como un lienzo en blanco, que podía disponer de muchas ideas para hacerlo surgir.

Más nunca contó con que se encontraría con un escenario de revueltas, alteraciones, combates, etc. porque a su llegada suponía que ya Benito Juárez no tendría poder alguno.

Por otra parte los grupos conservadores no se esperaban que tal emperador, viniendo de la vieja europa, de medidas tradicionales, moderadas y de costumbres conservadoras, traería a México ideas distintas, nuevas, y lo que menos se esperaban era que continuase con algunas de las medidas iniciadas por Juárez.

Una de ellas eran las leyes de reforma, que sacaría del escenario político a la iglesia, así como la tolerancia del segundo emperador de México por los diferentes cultos religiosos.

Así pues se gana la antipatía de los conservadores, quienes insatisfechos por las acciones del segundo emperador de México, lo tildaron de liberal.

Hechos Importantes

Tras estos acontecimientos, Maximiliano de Habsburgo, se vio poco a poco disminuido por la falta de apoyo. Para el año 1866, Napoleón III necesitaba reforzar sus fuerzas militares en Francia para hacer frente al ejército de Otto Von Bismarck, y sumado al fracaso de Maximiliano en México, manda a retirar a sus ejércitos y al mismo emperador a abandonar México.

Maximiliano se negó a cumplir la voluntad de Napoleón III por lo que decide quedarse junto con un grupo que le apoyó hasta sus últimos días. Trataron de armar un ejército para contrarrestar las acciones de Juárez y derrocarlo. Sin embargo no lo lograron, Juárez poco a poco se fortaleció y fue ganando territorios y acorralando cada vez más al emperador.

Carlota por su parte viaja y se entrevista con el papa Pío IX y pide apoyo a su esposo, al no ser precisada la ayuda solicitada, acude a Napoleón III quien le ordena el retiro de las fuerzas armadas de México.

Maximiliano fue capturado en Querétaro en Mayo de 1867. Luego Juárez convoca a un Consejo de Guerra y éste decide condenarlo a muerte.

La emperatriz Carlota se entera de la situación de su esposo y perdió el control de sí misma y se volvió demente, y vivió retirada en el castillo de Bouchout hasta su muerte en el año 1927.

Maximiliano fue fusilado y su cadáver fue expuesto hasta que lo trasladaron a su país natal.

Maximiliano de Habsburgo

Aportaciones

Las aportaciones que primero hizo el emperador de México Maximiliano de Habsburgo, fueron la de organizar instituciones, organizaciones y estructuras que consideraba importantes para su gobierno, así como para la cultura. Una de estas fue la Academia de San Carlos.

Tal como se dijo antes en este artículo Maximiliano tenía especial interés por las artes, por lo que una de las primeras cosas que hizo fue la de fundar algunos museos en varios lugares, entre estos el Museo de Historia Natural y de Arqueología de México, y también de la Academia Imperial de Ciencias de Literatura, lo cual era un gran logro para él y su visión era que los mexicanos tuvieran verdaderas oportunidades de estudios y de conocimientos generales como las que él por su posición privilegiada tuvo. También puedes leer sobre el patrimonio de la humanidad en México.

otro aspecto que Maximiliano se enfatizó fue en la de decretar que la religión que oficialmente profesarían en el Imperio era la religión católica, no obstante respetaba que otros tuvieran otros cultos.

Al igual que los gobiernos antecesores, el emperador dejó fuera del ámbito político a la iglesia, y obligó a que los servicios de los clérigos debían ser gratuitos, así mismo pidió revisar toda correspondencia que ésta tuviera con Roma.

Aspectos Políticos de su Gobierno

Los aspectos políticos más importantes del gobierno de Maximiliano de Habsburgo fueron muy marcados por sus acciones tomadas, como el hecho de aliarse con Napoleón III (era heredero de Napoleón Bonaparte, presidente de la República Francesa.

Emperador de los franceses y Copríncipe de Andorra, y a su vez, quien ejercía una especie “liberalismo autoritario” y de “socialismo utópico”) para aplicar una política de corte liberal y de leyes reformistas, como el dejar de pagar los bienes del clero y permitir la libertad de cultos al pueblo.

Maximiliano de Habsburgo

Con cambios tan grandes como estos en la política de Maximiliano, los miembros más conservadores de la sociedad se inconforman con su mandato, razón por la cual Maximiliano rompe sus lazos con ellos, logra sacarlos de la corte, deja de tomarlos en cuenta en todas las decisiones y llama a una corte nueva, liberal, moderna, que tome decisiones junto a él y no esté en su contra.
Esta nueva política genera una gran inconformidad y numerosas protestas por parte del clero local y del Vaticano. Maximiliano se encarga de amonestar y censurar a los prelados, razón por la cual el clero protesta y por ende, Maximiliano se vuelve más radical en su punto de vista.

Una parte de su proyecto consistía no sólo en permitir la libertad de cultos, sino en controlar la iglesia por medio del Estado. Quería que todos los servicios religiosos fueran gratuitos, e instaurar un registro civil.

Aspectos Sociales de su Gobierno

Maximiliano de Hamburgo a pesar de ser católico pudo entender que estaba rodeado de personas distintas y con formación de hogar diferente, así como de diversos aprendizajes, por lo que tuvo la visión de aceptar en México, algo que jugaría en su contra, pues los grupos conservadores no le iban a perdonar. Maximiliano aceptó que era tolerable los diferentes cultos que la sociedad mexicana podía tener.

Esto lo hizo en contradicción a lo que estaba sucediendo, con clara aceptación de la sociedad conservadora, que solo podían profesar la religión católica. Para Maximiliano esto no era justo, sobre todo viniendo de una cultura indígena que en sus inicios,  tuvieron cultos por distintos dioses. Lo hacía por respetar las raíces de la población del país gobernado.

Otro aspecto fue que dejó claro que la iglesia debía ocuparse de los asuntos religiosos y apartarse de las decisiones del Estado, ya que a su parecer ésto no era de su competencia.

El segundo emperador de México, ordenó llevar un control de la población y a partir de su gobierno se creó el primer registro civil del país, dejando asentado todos aquellos nacimientos que tenían lugar en México, anotando los datos de esas personas, así como de sus padres, lugar de nacimiento y fecha. De esta manera se tendría los registros de cada ciudadano mexicano.

Por otra parte Maximiliano creyó fundamental que así como se registraba a la población creciente de la nación, también era necesario restar a la población que fallecía, por esto se llevaba el control de aquellas gentes que morían.

Para dar legalidad a las uniones familiares, pidió que también debía llevarse un control escrito de los matrimonios efectuados en la época, en un libro de registros y ante unas autoridades competentes.

Se situó también en los casos de que estos matrimonios tuvieran que ser disueltos, por eso promulgó leyes sobre los divorcios en la sociedad mexicana.

Maximiliano de Habsburgo también fue justo con los trabajadores, ya que se ocupó de ajustar los salarios de manera más justa, disminuyó las horas de las jornadas de trabajo y también implantó las pensiones.

Carlota y Maximiliano de Habsburgo

Carlota y Maximiliano tenían muchas cosas en común, pues a ambos le apasionaba la lectura, y estaban muy sensibilizados por la pobreza humana.

Es así que a su llegada a México, en el buque Navora, que atascó en el estado de Veracruz, tuvieron que trasladarse hacia la capital, en ese trayecto observaron a las personas, a su situación social y la belleza de las tierras mexicanas.

La pareja no tuvo hijos, pero se dice que adoptaron a dos nietos del primer emperador de México.

Ambos apostaban por mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos mexicanos, se adaptaron muy bien a esta sociedad y en diversas ocasiones describieron lo agradados que se sentían en ese país, en varias cartas enviadas a europa.

Maximiliano fue un hombre fiel y  honesto con su esposa, y ella fue solidaria con él y sus proyectos fueron llevados juntos.

Carlota luchó por la vida de su esposo, viajó a europa a solicitar ayuda, pero no fue escuchada y el dolor de saber muerto a su esposo le causó la locura.

Muerte de Maximiliano de Habsburgo

Tras las diferentes tendencias y formas de pensar del emperador Maximiliano de Habsburgo y la sociedad conservadora de México, se debilita la fuerza de acción del monarca.

Por esa razón al ser perseguido no tuvo apoyo de parte de estos. Por otro lado tampoco sus acciones fueron del agrado de Napoleón III, ya que se supo que Maximiliano ya no representaba a Francia, sino que se sentía un representante de México, y eso le restó los favores desde el país europeo.

Sin apoyo y con las fuerzas de Benito Juárez fortalecidas, el emperador Maximiliano de Habsburgo, segundo emperador de México, es vencido, juzgado y fusilado, poniendo fin a esta historia.

Dejar Comentario