Ordenes Religiosas: historia, significado, fundadores y más

Se conoce a las ordenes religiosas como comunidades de personas que se ven unidos por un bien común y que se encargan de expandir los conocimientos sobre la fe, además siguen normas que fueron impuestas por sus fundadores.

Ordenes Religiosas

Ordenes Religiosas Católicas

Las ordenes religiosas católicas son una de las clases de fundaciones religiosas aceptadas por la Iglesia Católica. Se componen de por agrupaciones de personas que se ven unidas por un reglamento en común, el cual  fue impuesto por la persona que las inició.

Te Recomiendo Ver...

Cada uno de estos grupos abarca un estándar de convivencia y un nombre específico. El deseo regular que tenían estos individuos era llevar una vida bíblica, como los de la Compañía de Jesús, solo como un modelo funcional o perspicaz. Las ordenes religiosas han tenido su máximo esplendor desde finales del siglo XI al XIII y del siglo XIV al XIX.

Tipos

Hay cuatro tipo de peticiones religiosas:

Ordenes Monásticas

En la antigüedad existieron muchos conflictos que llevaron a los creyentes a entregarse a la vida religiosa, y con esto, la aparición de las primeras reglas monásticas, principalmente la de los benedictinos.

De esta forma, las comunidades empezaron a escoger sus propias reglas, desde ese momento, se comenzó a hablar de la vida monástica y de monasterios, lo cual se caracteriza por horarios estrictos que incluyen el rezo y las horas canónicas.

Te Recomiendo Ver...

Este estilo de vida fue un punto clave para el crecimiento de la civilización cristiana en Europa del Norte, especialmente en el periodo de la Alta Edad Media.

Por medio de esto ocurrieron múltiples reformas en los benedictinos, a partir de esto surgen la orden de Cluny y la Orden del Císter, las cuales formaron parte importante en la economía, políticas y el arte de esa época.

Posteriormente los monasterios fueron adquiriendo renombre en el entorno social, riquezas e influencias en el ámbito político. Los monasterios de Monte Athos ganaron juicio propio y mucha fama, que al día de hoy, todavía se mantiene.

Una característica especial de este tipo de orden religioso, es que debían hacerse en solitario, se destacaban porque para su surgimiento debían alejarse totalmente de las poblaciones.

Canónigos Regulares

Se trata de una orden religiosa conformada por sacerdotes de una comunidad, que observan  la vida en la misma. Según sus reglamentos, deben mezclar la vida cotidiana con sus deberes ministeriales.

Se diferencian de las comunidades monásticas porque, al contrario de estas, no buscan alejarse de las poblaciones, sino más bien, vivir entre las personas comunes, observar su comportamiento y enseñarles la vida ministerial.

Órdenes Mendicantes

Este tipo de orden religiosa se caracteriza por vivir a partir de la caridad de los creyentes, está conformada por hermanos (son llamados frailes) y hermanas (llamadas Sores) y terciarios (anteriormente conocidos como hermanos de la penitencia).

Los miembros de esta orden realizan un voto de pobreza, mediante el cual renuncian a todas las propiedades o bienes que pudiesen poseer y los colocan a disposición de la comunidad religiosa a la que pertenecen.

De igual forma, confiesan el voto de castidad y obediencia en conjunto con el de pobreza. De esta forma se mantienen viviendo únicamente de la caridad.

Clérigos Regulares

Este tipo de clérigo hace referencia a sacerdotes católicos que conforman una orden religiosa regular. Estos no son monjes, ni canónigos, ni mendicantes.

Viven en hermandad y su deber es promocionar la fe y salvar almas. Su principal objetivo es ser guías espirituales mediante la educación a los jóvenes, las prédicas, cuidar enfermos, entre otras cosas. Sus miembros cuentan con mayor libertad personal que los de las ordenes religiosas anteriormente mencionadas.

Dominicos

La orden de predicadores, mejor conocidos como los dominicos, es una orden mendicante perteneciente a la iglesia Católica. Fue fundada en Domingo de Guzmán el 22 de diciembre del 1216.

Fue destacada en los campos de la teología y doctrina. Algunos de sus miembros formaron parte de la inquisición medieval.

Historia

Domingo Guzmán era un Sacerdote que formaba parte del capitolio de la Catedral de Osma. Durante un viaje de negociación que realizó con su obispo, se le encomendó la misión de convertir cátaros que se encontraban en el sur de Francia.

En 1206 organizó un viaje de predicación que imitó las costumbres de los cátaros, los cuales vivían de forma pobre, sin empleados o bienes materiales, el plan fracasó y esto inició la llamada Cruzada contra los Cátaros.

La creación de este grupo fue algo muy novedoso para la época, en la cual los únicos que se dedicaban a predicar eran los obispos. Los Dominicos se apoyaron en el estudio y la predicación y adoptaron la forma de vida mendicante.

La orden obtuvo su aprobación por parte del Papa Honorio III en el año 1216. Posteriormente el fundador tomó la idea de dispersar el grupo para así llegar a lugares estratégicos de Europa. El grupo fue creciendo, con el tiempo se les unían más miembros y para 50 años luego de su fundación, ya eran 10.000 Hermanos predicadores.

Significado

La palabra Dominicos hace referencia al grupo de Hermanos Predicadores y toma ese nombre en honor a su fundador.

Fundadores

Fue fundada por Domingo Guzmán en 1215 y aprobada por el papa Honorio III en 1216.

Hábito

Es blanco y lo conforman: una túnica, capucha, un escapulario, un rosario. También se utiliza una capa color negro.

Jesuitas

El nombre de esta Orden Religiosa es La Compañía de Jesús, y a sus miembros son llamados jesuitas. Se trata de una orden de clérigos regulares, seguidores de la Iglesia Católica.

Fundadores

Fue fundada en 1534 por el Sacerdote español Ignacio de Lotoya en conjunto con Francisco Javier, Pedro Fabro, Diego Laínez, Nicolas de Bobadilla, Alfonso Salmerón y Simão Rodrigues, tambien Juan Coduri, Pascasio Broet y Claudio Jayo.

Esto ocurrió en la Ciudad de Roma y fue aprobaba posteriormente por el Papa Paulo III en 1540.

Historia

Luego de las batallas de 1529 para defender la causa de Carlos I, Ignacio Loyola se une a la vida ministerial y decide entregarse a los estudios para cumplir un mejor propósito de vida.

Durante su vida como estudiante conoció a los que posteriormente lo ayudarían a fundar una de las mayores ordenes religiosas del mundo.

En 1534 estos jóvenes se dirigieron a la cripta de la capilla Martyrium, en parís, Francia, donde prometieron votos de pobreza, castidad y peregrinaje. Posteriormente se encaminaron a Venecia con la esperanza de tomar desde ahí un barco hasta Jerusalén, sin  embargo, en vista de las guerras que en ese momento tenían curso, no lograron partir.

Luego se dirigieron a Roma donde después de una larga meditación decidieron que debían funda la Compañía de Jesús, la cual fue autorizada en 1540 por el Papa.

Posteriormente comenzó el proceso de crecimiento de la organización y el cumplimiento de las misiones. Las misiones se basaban en las peticiones de los creyentes, por ejemplo, se fundaban colegios, reformaban monasterios, realizaban misiones diplomáticas, entre otras.

En américa los Jesuitas jugaron un papel sumamente importante en la colonización y las reducciones de los nativos americanos. Tuvieron contacto con los Guaraníes en Argentina y por medio de ellos comenzaron a enseñar la Fe Católica en este país.

Además, en los siglos XVII y XVIII se encargaron de gestionar la agricultura hispana y trajeron numerosos avances en esa rama. Crearon emporios agro-industriales en la zona, los cuales en su época eran considerados futuristas y hoy día aun se consideran avanzados.

Uno de los más importantes trabajos realizados fue la explotación de minerales en las minas de Argentina. Además que fueron los primeros en considerar entregar algo parecido a títulos de propiedad a sus empleados. Los cuales tenían como finalidad apoyar el sustento de los colegios que debido a su voto de pobreza, eran gratuitos.

Sin embargo, la gran producción de estos complejos de trabajo atrajo la ambición del reino, y por tanto, llevó a la posterior limitación de la orden.

Situación Actual

La Compañía de Jesús ha cambiado a lo largo de los cientos de años. Sus producciones coordinadas al exterior certifican que el cambio ha sido externo, en formas específicas. Unos cuantos opositores hablan de una relajación en su alma, incluso de haber recibido criterios avanzados.

Hacia el comienzo del siglo XXI, la compañía incorpora diversos personajes eclesiales, desde los tradicionalistas hasta los cada vez más modernos. Un caso de estas últimas posiciones es la filosofía de la libertad creada por unos pocos jesuitas, entre diferentes ministros y religiosos en América Latina en los años 70.

La realidad de tomar partido ha sido cada vez más arriesgada para los jesuitas. En 1983, el sacerdote James F. Carney  fue asesinado en Honduras por el ejército debido a su progresivo sistema de creencias.

Después de seis años, en 1989, durante la “Última Ofensiva” de la guerra común salvadoreña, el jesuita Ignacio Ellacuría y cinco religiosos diferentes de la Compañía, fueron asesinados por las Fuerzas Armadas de El Salvador.

Esto fue debido a una larga y extrema resistencia con respecto a los derechos humanos por parte de los Jesuitas en esa nación. Unos pocos han muerto en guerras comunes en África, India y el sudeste asiático, haciendo actividades de ayuda social.

La Compañía de Jesús tiene discusiones internas sólidas, un signo visto como fortaleza o debilidad dependiendo del punto de vista en que se vea. (ver articulo: arquitectura moderna)

La Congregación para la Doctrina de la Fe se acercó a la Compañía para su evacuación, argumentando que su línea de publicación analizó la educación de la Iglesia.

De esta manera, en 2005 se hizo pública la noticia de que Thomas Reese se retiraría como editor de la revista America en E.E.U.U. En vista de esto, la Congregación para la doctrina de la fe pidió su regreso bajo el argumento hacía que se dudara sobre el magisterio de la iglesia.

Además, en marzo de 2007, la misma fundación quiso censurar al académico salvadoreño, de origen español, Jon Sobrino, uno de los padres de la filosofía religiosa de la libertad, ya que “sus sugerencias no eran congruentes con el precepto de la Iglesia”.

Entre los conocidos jesuitas a los que se reprochó en ese momento una  la iglesia católica, están Jacques Dupuis, Pierre Teilhard de Chardin, John Courtney Murray y el ensayista argentino Leonardo Castellani, quien fue derrocado De la Orden por los propios jesuitas.

En un entorno de cambios rápidos y significativos en la cultura pública (y de esta manera en la Iglesia), los jesuitas pensaron que era importante reunir su cuerpo administrativo más importante para reaccionar con “Devoción innovadora”a las nuevas dificultades.

Te Recomiendo Ver...

Después de casi 25 años en el cargo, Kolvenbach declaró en 2005 su deseo de irse y llamó a la Congregación General 35, que comenzó el 7 de enero de 2008.

Kolvenbach, después de obtener el consentimiento de Benedicto XVI y conversar con sus defensores, optó por retirarse, afirmando que su edad era muy avanzada (unos 80 años) y la duración de su legislatura (casi 25) . Kolvenbach fue sustituido por español Adolfo Nicolás (71 años de edad), quien se eligió en el segundo recuento.

De manera similar, Nicolás, luego de obtener el consentimiento del Papa Francisco y de consultar a sus consejeros, también optó por presentar su renuncia. Siendo el tercero en salir, prevalece el venezolano Arturo Sosa Abascal (67 años).

Obras Encomendadas en la actualidad

Las obras de la Compañía de Jesús o dependientes de ella son: Radio Vaticana, Observatorio Astronómico del Vaticano, el Apostolado de la Oración, el Movimiento de Educación Popular Fe y Alegría, Hogar de Cristo, Servicio Jesuita a Refugiados, establecido por Pedro Arrupe, varias misiones, áreas y enfoques sociales.

Otro frente de la obra ignaciana son los enfoques de espiritualidad y los lugares de ejercicios espirituales. El apostolado instructivo de la Orden, una necesidad desde la legislatura de San Ignacio.

Además, son consejeros de un fundamento laico del derecho eclesiástico: la Comunidad de Vida Cristiana (CVX), con la que comparten una vida mundana similar.

Franciscanos

Son una de las ordenes religiosas que sigue la fe Católica, iniciado por por San Francisco de Asís en el año 1209. Se fundaron tres  ordenes:

  • Primera para hombres
  • Segunda para mujeres en 1221
  • Tercera para miembros no tradicionales.

Primera Orden

Para el año 1209 San Francisco comenzó a vivir de manera religiosa, se centraba en la pobreza y la caridad. Este modo de vida se encuentra basado en las escrituras de la biblia, específicamente en Mateo 19:21, Mateo 16:24 y Lucas 9:3, los cuales leyó con Bernardo de Quintaval en 1208 cuando se vió interesado por el modo de vida de Francisco y se reunió con el.

Con el paso del tiempo se unieron otros hermanos, los cuales adoptaron el nombre de Varones Penitentes de Asís. Acontecieron una serie de sucesos que terminaron en la autorización de las reglas de la orden por parte del papa Inocencio III en 1210, Francisco le otorgó el nombre de Orden de Frailes Menores.

Segunda Orden

A partir de 1210 San Francisco tuvo su residencia en Asís, Italia. Una joven que formaba parte de la nobleza local (hoy conocida como santa Clara de Asís) y su amiga se hicieron fieles seguidoras de San Francisco en 1212, ejemplo que tiempo después, fue seguido por otras mujeres.

La Segunda Orden fue creada para estas seguidoras religiosas. El obispo Guido de Cortona hizo entrega de la Iglesia de San Damian de Asís a estas monjas. Las cuales, posteriormente fueron llamadas “clarisas” y para el 2011 existían aproximadamente 70.000 de ellas en alrededor de 75 países de todo el mundo.

Tercera Orden

Es el producto de la unión de todas las fraternidades franciscanas esparcidas alrededor del mundo. Sus miembros no hacen votos, pero participan en la vida fraternal.

El termino “terciarios” no quiere decir que sean una subrama de la Primera Orden, sino que hace referencia al orden cronológico de su aparición. Sus integrantes profesan el evangelio y siguen el modo de vida franciscano de una manera particular, no toman participación activa en ningún instituto de esta orden. (ver: arquitectura gótica)

Hábito

Esta Orden se coloca una túnica con capucha y se la ajustan a la cintura con el característico cordón franciscano, el cual tiene 3 o 5 nudos. Cada uno representa los votos que confesó cada uno de los miembros de la orden.

El habito de color gris o negro es portado por los franciscanos convencionales, mientras que los franciscanos seglares y los capuchinos llevan uno de color marrón.

Los Franciscanos en América

Esta orden llegó con el Virreinato de Nueva Granada en 1519, a partir de allí comenzaron a fundar nuevos conventos e instituciones en toda Centroamérica.

De la misma forma, fueron los primeros en plantar cultivos de trigo en el nuevo continente y realizaron labores educativas y religiosas.

No hay evidencias claras de sus actividades en Argentina, pero por su proximidad se cree que la fe cristiana fue llevada al país cuando comenzaron a expandir su territorio misionero a las comunidades indígenas de América.

Ordenes religiosas femeninas

Las mujeres que se consagran a ordenes religiosas son  conocidas como monjas, frecuentemente llevan vidas monásticas y adoptan una serie de reglas, las más destacadas suelen ser: el celibato, la castidad, el renunciar a bienes materiales, y en algunas ordenes, el alejamiento total de la vida social.

El Hábito religioso

Es el vestuario reglamentario que utilizan a diario algunas monjas. en la actualidad, muchas de ellas optan por una vestimenta secular, sin que esto comprometa su vocación de servicio. En algunas ordenes, la hermana puede escoger el vestuario que quiere utilizar.

El simbolismo de este habito, representa externamente la virginidad, la renuncia al amor propio y la identidad independiente para buscar la uniformidad.

Los primeros conventos utilizaron una túnica oscura que se ajustaba con un ceñidor, toca blanca en la frente y un manto negro que cubría el cuerpo entero. Con el paso de los años esta indumentaria se ha hecho más compleja, consistía en un vestido amplio con un color que dependía de la congregación.

Actualmente estos son mucho más sencillos y se adoptan a las necesidades de la hermana que lo utilice para no limitar su trabajo.

Orden de las Hermanas pobres de Santa Clara

Se conocen varias ordenes religiosas que posteriormente fundaron ramas femeninas, como es el caso de los franciscanos y las clarisas. La Segunda Orden Franciscana era conformada solo por mujeres creyentes que eran fieles seguidoras de San Francisco de Asís.

Canonesas

Las canonesas eran damas comprometidas con Dios en la comunidad religiosa, conocidas en su mayoría en la Iglesia por esa denominación y por su relación con las ordenanzas.

Sus orígenes inician en el siglo XI, en ese momento varios grupos de mujeres se unieron  para vivir según las reglas de san Agustín. Esta Orden está compuesta por diferentes monasterios que se rigen por una abadesa.

Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo

También conocidas como las Carmelitas, son una orden religiosa de la fe Católica, que siguen un modo de vida aislado, se inspiraron en el profeta Elias y se retiraron a vivir en el monte Carmelo.

Construyeron una iglesia en las celdas y la dedicaron a su Santa la virgen María, quien era su principal inspiración.

Hábito

La vestimenta de esta orden se conforma por una túnica de color marrón y un escapulario a juego. También utiliza una capa blanca que es característica de la Orden y un escapulario que según algunas anécdotas, es una ordenanza de la virgen María.

Jesuitinas

Es una agrupación de mujeres religiosas de la fe Católica, que utilizan la evangelización como medio de formación para las poblaciones.

Se creó en 1871 por Candida María de Jesús, en asociación con otras 5 mujeres. Su misión principal es la de formación. Fundan escuelas para niños y jóvenes.

Su misión se extendió por países como España, Brasil y China, inicialmente. Actualmente se encuentran trabajando Argentina, realizando labores sociales y educando personas en la fe Católica.

Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y la Caridad

Constituyen una Orden Religiosa netamente femenina en la iglesia Católica. Fue fundada por María Micaela del Santisimo Sacramento en 1845. Se conocen popularmente como las adoratrices.

Su espiritualidad se concentra en una forma de vida de esclavitud hacia Dios. Estas mujeres tienen una actitud de adoración perpetua hacia El Señor y con respecto al amor hacia el prójimo, dispuestas a una vida de servicio para el rescate de las almas necesitadas.

Las adoratrices se caracterizan por poseer un carácter dulce, amoroso y suave, virtudes necesarias para el trato y la formación de adolescentes difíciles.

Hoy día, la presencia de estas hermanas es muy fuerte en América Latina, en Argentina existen numerosas escuelas donde las Adoratrices imparten sus enseñanzas. Preparan jóvenes en distintos ámbitos y oficios para que puedan llevar una vida adulta exitosa.

Siervas de María Ministras de los enfermos

Se trata de una congregación de origen religioso Católico que fue fundada por Soledad Torres Acosta en 1851. Las hermanas de esta congregación se conocen como siervas de Maria.

Estas siervas se encargan de atender a los enfermos, según las creencias y estilo de vida de su fundadora. La vocación de servicio es su característica más destacadas.

En su formación se encuentra los cuidados de enfermería y primeros auxilios, por lo tanto, pueden desempeñar sus labores en centros de salud como hospitales, clínicas y hasta en los domicilios de los afectados.

Esta congregación contaba, para 2011 con aproximadamente 1630 religiosas, y uno de sus países más destacados es Argentina. Su casa general se encuentra en Roma. (ver: arte neoclasico)

Hermanitas de los Ancianos Desamparados

Estas hermanas se dedican a las labores sanitarias y asistencia de los ancianos, especialmente a los discapacitados y con enfermedades graves.

Laboran en ancianatos y centros geriátricos especializados donde habitan ancianos a los cuales su familia no puede cuidar. Estas hermanas se educan, al igual que la orden anteriormente mencionada, en cuidados de la salud y primeros auxilios.

En Argentina se cuenta con muchos centros especializados donde laboran las religiosas de esta orden. Durante el 2011 se contaba con 2380 hermanas alrededor del mundo.

Ordenes religiosas actuales

Actualmente muchas ordenes religiosas se encuentran en decadencia, en vista de la perdida de credibilidad que hace muchos años presenta la iglesia católica, sin embargo, muchas de sus instituciones prevalecen, simplemente por el amor al servicio que estos religiosos profesan.

En Argentina, actualmente existe una gran cantidad de religiones, al igual que personas no-creyentes. Sin embargo, la iglesia católica aún mantiene una postura fuerte en la creencia popular.

Ordenes como las Adoratrices, los dominicas y los jesuitas continúan con sus labores sociales, su servicio comunitario y aun más, su formación en la fe cristiana.

Las Adoratrices principalmente continúan siendo ejemplo de servicio y amor incondicional hacia sus jóvenes, a pesar de que muchos países ya no prestan el apoyo necesario para mantener sus instituciones.

Según los últimos estudios sociales realizados a sacerdotes y altos mandos de la iglesia católica, se dice que se evitará hasta el final cerrar las puertas a los jóvenes que necesitan la ayuda de la misma, de esta misma forma, el vaticano intentará garantizar los recursos para que estas instituciones educacionales mantengan su trabajo y puedan seguir rindiendo frutos.

La iglesia, intenta revitalizar todo el trabajo que ha estado menguando desde algunos años hasta la actualidad, animando a los creyentes, religiosos y altos mandos a continuar con la labor, porque más que buscar agradar a grupos de personas, se busca la misericordia del Señor a través de estas obras.

Dejar Comentario