Partes de una Planta: Funciones, cuáles son y más

Las plantas son un ser vivo que nace, crece, se reproduce y muere, a lo largo del tiempo estas han sido de mucha utilidad para el ser humano, existen una amplia variedad de plantas cada una de ellas está conformada por varias partes, de las cuales todas tienen funciones específicas por lo que es necesario conocerlas. A continuación, en este artículo se detallarán las partes de una planta.

partes de una planta

Partes de una planta y sus funciones

La planta está conformada por varias partes, teniendo cada una de ellas una función importante en el desarrollo y mantenimiento de la misma. Es importante conocer la importancia y la función de cada una de ellas para el desarrollo y mantenimiento de las plantas, para de esta manera otorgarle el cuidado adecuado que requieran, solo de esta manera podremos lograr excelentes beneficios para el ser humano y el ambiente.

Te Recomiendo Ver...

¿Cuáles son las partes de una planta?

Las partes de una planta son las siguientes:

La raíz

Es la encargada de fijar la planta al suelo para evitar que estas sean desplazadas por la fuerza del viento. De esta forma absorbe todos los nutrientes que el suelo proporciona y luego se encarga de transportarla a la largo de toda la planta, ayudando a el crecimiento. También es muy útil a la hora de guardar los nutrientes que se le irán proporcionando a la planta de manera gradual.

Esta es gruesa en la parte que está más cerca del tallo, siendo más delgada a medida que penetra en la tierra para culminar en unos delgados pelos. El tamaño de la raíz como su forma varía dependiendo del tipo de planta.

Te Recomiendo Ver...

El tallo

Es la parte de la planta que sujeta las ramas o flores. Estos crecen al revés que las raíces, es decir, crecen hacia arriba. Dentro de los tallos se encuentra el sistema conductor que se encarga de repartir los nutrientes a lo largo de las hojas y flores. Este mientras crece se comienza a dividir en otros tallos que se conocen como ramas, que son los que tienen las hojas. Existen diversos tipos de tallos, pueden ser pequeños, grandes, delgados o como en el caso de los grandes árboles, fuertes y gruesos.

Las hojas

Es la parte notable de la planta, allí se realiza el proceso de respiración de la misma, es decir, la absorción de oxígeno y distribución del mismo. Su color generalmente es verde debido a la cantidad de clorofila y allí realizan el proceso de fotosíntesis, por lo que la mayoría de estas están inclinadas hacia el sol. Se pueden conseguir hojas de distinto tamaño y color. Estas están conformadas por dos partes, el limbo que es la parte grande y el peciolo que es la parte con la que se une la hoja al tallo.

La flor

Esta parte es el órgano reproductivo de la planta, esta es la encargada de liberar el polen que fertiliza a las demás plantas y de producir semillas que pronto serán utilizadas para realizar la siembra de más plantas. De ellas nace el fruto pero es importante recalcar que solo algunos tipos de plantas producen flores y frutos. Las flores capaces de producir semillas son las que pertenecen al género femenino.

La semilla

Es lo que nace de la fecundación de la planta, y sirve para que esta se reproduzca. Nace mediante la liberación de óvulos de las plantas. Estas contienen un embrión de que mas adelante puede nacer otra planta si recibe el tratamiento adecuado. Muchas semillas pueden ser consumidas y otras son solo para ser sembradas y preservar la especie.

Tipos de plantas

Existen una gran variedad de tipos de plantas, cada una de ellas presentando diferencias en sus partes y su condición física, la variedad de esta es enorme, en este momento hablaremos un poco de algunas de ellas como:

Las plantas con flor

Las plantas con flores son el tipo más común de plantas, el 80% de las plantas del mundo producen flores. Los órganos reproductivos de una planta se encuentran generalmente en la flor. Es mas común la reproducción de esta planta por medio de semillas, aunque también se pueden conseguir casos de plantas con flores que no producen semillas.

Estas se pueden clasificar en dos grandes grupos, los cuales son:

Angiospermas

Siendo la más popular, es aquel tipo de planta que produce flores, frutos y semillas, esta clase representa la mayoría de las plantas cultivadas en la actualidad. Estas producen semillas dentro del ovulo, el cual comienza a engordar dando paso a la creación del fruto, su nombre viene del latín y significa “semilla cubierta”.

Algunos de los tipos de esta clase de planta que podemos mencionar son los siguientes:

Planta de maíz

Esta es una planta originaria de los pueblos de América perteneciente al grupo de las gramíneas. Normalmente esta era cultivada por los nativos de América para su consumo personal, pero era una planta desconocida para el resto del mundo. Luego de llegar Colon a América los españoles comienzan a adoptar algunas tradiciones de los nativos y con ello la siembra y consumo del maíz comienza a aumentar expandiéndose a lo largo del mundo. (Ver articulo: Semillas de maíz).

En principio esta planta era mucho más pequeña que la que actualmente conocemos, pero se le han realizado muchas modificaciones genéticas para aumentar su tamaño. Esta planta mide alrededor de 300 centímetros de altura y es característico su color amarillo.

Estas plantas están conformadas por las partes simples como el tallo, que en el caso de esta planta es hueco, siendo muy resistente a fuertes vientos y solo posee uno solo, sin ramificaciones, la raíz también es una parte importante de esta planta, creciendo una bajo tierra de manera normal y unas de refuerzo que se pueden ver sobre la tierra.

Las hojas de esta planta suelen ser bastante alargadas, de color verde y a medida que van creciendo comienzan a doblarse apuntando al sol y su fruto que es la mazorca, de color amarillo y conformada por muchos granos que son la semilla de esta planta y la que va a permitir la siembra de otro grupo de esta especie.

Partes de una Planta de frijol

Esta es una planta que pertenece al género de las hierbas. Es cultivada principalmente en Mesoamérica, en climas mayormente cálidos, donde el tallo se mantenga a una temperatura cálida constante. Es una planta que puede alcanzar los 180 centímetros de altura. Existen muchísimas variedades de esta planta, todas presentando una similitud en sus componentes pero cada una con cualidades físicas totalmente distintas, desde circulares hasta ovaladas, cortas o largas.

Las partes de este tipo de planta son las siguientes:

Las raíces: cuentan con un conjunto de raíces fibrosas, estas raíces llaman la atención por su capacidad para producir y dejar en la tierra una sustancia llamada nitrógeno, esta lo produce por necesidad ya que lo necesita para su crecimiento, pero también lo deja en la tierra, lo que es muy beneficioso a la hora de rotar cultivos, ya que mantienen al suelo con nutrientes y fertilidad.

El tallo: Al igual que la mayoría de las plantas esta posee un tallo, este representa casi el tamaño total de la planta, crece de manera erguida y es muy resistente. De el salen pequeñas ramas que pueden crecer lateralmente alrededor del tallo o en forma de enredadera, según sea el tipo de frijol que estemos cultivando.

Hojas: este tipo de planta presenta dos tipos de hojas, las primarias que crecen poco después de ser plantada y las secundarias o llamadas forraje que sirven para proteger al fruto, sirviendo de sombra para evitar que se sequen y absorbiendo todos los nutrientes necesarios que nos proporciona la luz solar.

Flores: este tipo de planta se auto poliniza por lo que solo es necesaria una flor para realizar el proceso de fertilización, es decir, es una planta hermafrodita. Estas van ubicadas en la parte superior del tallo y su tamaño y color varía mucho dependiendo de la especie con la que estemos trabajando.

Fruto: el fruto de esta planta lleva por nombre Vaina, dentro de ellas podemos conseguir de dos a seis semillas por cada una. Esta es cosechada tanto para usar la vaina como hortaliza como para utilizar las semillas que poseen en distintas recetas.

Planta de tomate

Esta es una planta hortícola que tiene su origen en América, principalmente en la Ciudad de México, donde se consumió por primera vez. Esta planta puede tener un crecimiento rastrero o erecto, dependiendo de la especie de la que estemos hablando y también depende de algunos factores ambientales. Esta planta se cultiva de manera anual y su uso se ha extendido a lo largo del mundo. (Ver articulo: Semillas de tomate).

Las partes que conforman esta planta no tienen mucha variación a las otras plantas, estas son:

La raíz: este tipo de planta posee una raíz principal muy débil siendo esta únicamente ayudada por raíces secundarias que son más gruesas y más resistentes, pero de igual forma es una planta que no es capaz de soportar fuertes vientos. También cuenta con una raíz auxiliar que se extiende a lo largo del tallo.

El tallo: este cuenta con un grosor de 4 centímetros siendo más grueso en la base y pudiendo llegar a medir 2 centímetros de grosor en la parte superior de la planta. De este se derivan varias ramas resistentes, capaces de soportar el peso de las hojas y del posterior fruto.

Las hojas: estas hojas son de color verde y se encuentran recubiertas de pelos glandulares. Tienen bordes dentados y pueden llegar a medir 8 centímetros de longitud.

La flor: este tipo de planta antes de madurar y crear el fruto produce una flor, color amarillo que consta de 5 pétalos aproximadamente, normalmente esta es una flor pequeña que aparece un poco antes del fruto.

El fruto: el fruto de esta planta es la única parte comestible, llamado el “tomate”, normalmente se dice que es una hortaliza aunque en realidad es una baya. El tamaño del tomate varía según la especie y posee un color verde antes de la maduración y una vez maduro puede ser amarillo, rojo, naranja. Dentro del tomate encontramos las semillas, que al igual que las hojas están cubiertas de pelos glandulares, estos para que las mismas no pierdan sus nutrientes desde la extracción, hasta la posterior siembra.

Plantas de plátano o de banano

Las plantas de plátano y banano pertenece a una familia de plantas llamadas musa, las diferencias de estas radica en el fruto, pero sus componentes son los mismos, pero al poseer distintos tipos de especies el fruto que estas poseen puede tener diferente sabor e incluso tamaño, también presentan algunas diferencias físicas en el color y tamaño del tallo y en las características de las hojas. Estas no se consideran árboles sino más bien hierbas, perennes de un tamaño bastante elevado. Aprende todo sobre: como sembrar un árbol

Te Recomiendo Ver...

Esta planta reconocida originalmente por el científico Carlos Linneo en el año 1753, posee una gran variedad de especies, tanto modificadas genéticamente como naturales y cultivables. Este es un tipo de planta que no produce semillas adecuadas para la siembra, por lo tanto deben ser sembradas mediante procesos tales como “siembra de retoños”.

Las partes de esta planta son las siguientes:

Raíces: estas raíces son bastante grandes y abarcan una gran extensión de terreno, pudiendo ser de 20 centímetros a largo, estas crecen de manera subterránea siendo bastante gruesas y resistente y emergen un poco de la tierra. La parte que emerge de la tierra toma una coloración blanquecina.

Tallo: el tallo comienza a formarse de manera subterránea, emergiendo poco a poco de la tierra a medida que se inicia la maduración de la planta. En este se notan las diferencias de la planta de banano con la de plátano, ya que el tallo de la de plátano posee un color amarillo o blanco, mientras que el de la de banano es más oscuro y puede contener manchas negras.

Hojas: las hojas de esta planta se forman en la parte superior del tallo, su crecimiento comienza de forma alargada para poco a poco irse estirando hasta al alcanzar su tamaño final. A medida que esta planta se estira comienza a tomar la coloración verdosa, ya que en un principio es blanca y comienza a dejar atrás su fragilidad, las hojas de la planta que produce banano poseen una coloración más verde y son más anchas.

Retoños o hijos: al lado de la planta madre, crece una pequeña rama llamada retoño, esta es la que se va a sembrar posteriormente para perpetuar la especie.

Flor: Aproximadamente quince meses luego de la plantación esta planta emite una flor, de coloración amarillenta.

Fruto: Los frutos que nacen de esta planta van a cambiar un poco físicamente según la especie, pero la mayoría presentan características parecidas y los mismos nutrientes, la diferencia es el tamaño, sabor y textura, por ejemplo, el banano es un poco más pequeño, dulce y suave por lo que se puede comer crudo con facilidad, mientras que el plátano suele ser más grande, duro y requiere ser cocinado para adoptar un sabor agradable.

Plantas de uva o plantas de vid

La vid es un tipo de planta cuyo fruto es la uva, es de tamaño medio, pudiendo llegar a medir 2 metros de altura. Este fruto generalmente crece en racimos y se utiliza para la preparación de diversas cosas como el vino, el vinagre, el brandy, entre otros. Este tipo de plantas se da con mayor facilidad en España, pero su consumo es realizado a nivel mundial.

Esta planta está conformada por las partes comunes de una planta sin presentar mayores variaciones. Una de las diferencias es que en este caso por ser una planta de gran tamaño a su tallo se le denomina tronco, además, de las ramas que este posee se desprenden unos brotes verdes cuya función principal es la de cargar con los racimos de uva, y es de allí de donde brotan las hojas.

El fruto, es la diferencia fundamental en cada cultivo, este tipo de fruto puede ser de color morado, negro, amarillo o verde de pequeñas dimensiones y estas poseen dentro las semillas. Este tipo de planta produce varias flores pequeñas, las cuales se encuentran detrás de los racimos de uva pero estas no producen pétalos.

Plantas de café

Es un tipo de planta herbácea, denominado “Cafeto”, esta es una planta con flor perteneciente a la familia de las Dicotiledóneas. Esta planta cuenta con una enorme cantidad de especies, siendo diez las más populares. Se puede realizar la primera cosecha aproximadamente 4 años luego de su siembra. Son cultivadas en terrenos altos y para su óptimo crecimiento y desarrollo requiere de periodos de mucha lluvia y de mucho sol alternativamente. Su origen proviene de África.

Esta planta está conformada por las siguientes partes:

La raíz: esta penetra en la tierra a una profundidad de más de 50 centímetros, además poseen pequeñas raíces que crecen de manera horizontal pudiendo medir más de 30 centímetros las cuales sobresalen un poco de la tierra, absorbiendo aparte de agua y sales, oxígeno.

El tallo y las ramas: de esta nace un tallo principal que se extiende de manera vertical llegando a medir más de 1 metro de altura y de él se desprenden tallos horizontales de los que salen las hojas, que son de color verde. Un cafeto puede tener más de 400 hojas en un periodo de 8 meses.

El fruto y la semilla: el fruto que posee esta planta es, en principio de color verde, tomando más adelante la coloración rojiza. Dentro de él se consiguen dos semillas. Esta es la parte de la planta que se consume.

La flor: Están nacen en las ramas, sobre un pequeño tallo, normalmente crecen en grupos no superior a 4 flores. Son de color blanco y su duración en los cafetos no supera los 6 meses.

Plantas carnívoras

Es una planta que obtiene la nutrición necesaria mediante los nutrientes que le proporciona el suelo mediante la raíz y el tallo como todas las plantas pero también obtienen nutrientes directamente del consumo de especies del reino animal.

Sus partes son las comunes de una planta, como la raíz, los tallos y las hojas, pero además están cuentan con ciertas partes que le sirven para alimentarse de algunos insectos, como trampas o dientes. Pertenecen al grupo de las angiospermas porque poseen una flor esta es de color blanco y resalta mucho por su belleza en comparación al aspecto siniestro que presenta esta planta.

Plantas acuáticas

Este tipo de plantas crecen en distintos lugares pantanosos y húmedos como los ríos, lagos, entre otros. Esta planta necesita una gran cantidad de agua en sus raíces para poder vivir y estas pueden ser tanto del género de algas como briofitos. Esta se caracteriza por flotar en la superficie del agua.

Las plantas acuáticas al igual que las plantas terrestres poseen partes importantes como raíz, hoja y tallo. La raíz de esta planta se encuentra sumergida bajo el agua y esta necesita oxigeno para vivir, para ello la hoja que permanece en la superficie posee espacios donde permite entrar el oxigeno, haciéndolo entrar por el tallo hasta llegar hasta la raíz. Además, aunque existe gran variedad de esta planta, en su mayoría se les pueden encontrar con flores de distintos colores llamativos como el azul o morado.

Plantas hermafroditas

Las plantas hermafroditas son aquellas que poseen en la flor los dos sexos, tanto femenino como masculino, es decir, el estambre y el pistilo. Siendo posible la autopolinización. Algunos ejemplos de estas plantas son el tomate, la manzana y el café.

Gimnospermas

Esta es la otra clase de plantas con flores, su nombre proviene del griego “desnuda” y se caracteriza por no poseer fruto solo contar con las semillas al descubierto, se pueden formar piñas. El ejemplo más claro de esta planta es el pino.

Plantas sin semillas

Este tipo de plantas, por su carencia de semillas utiliza otros métodos para su propagación, como lo es la siembra de retoños. Este es un método eficiente pero también complicado que la simple siembra mediante semillas, ya que se puede dañar los retoños al sacarlos de la tierra para su posterior siembra. Un claro ejemplo de plantas sin semillas son los helechos.

Helechos

Son plantas que utilizan las esporas para su reproducción. Es un tipo de planta que posee raíz, ramas y tallos como cualquier otro pero no cuenta con semillas, por tal motivo producen un mecanismo celular denominado esporas para preservar la especie. Pertenecen al tipo de plantas vasculares y su origen data desde la prehistoria, de hecho la podemos observar en algunos de los dibujos en roca de la era prehispánica.

Plantas fanerógamas

Normalmente, el órgano reproductor de una planta es la flor, en el caso de las plantas fanerógamas estas se encuentran en la parte superior de la planta, siendo lo mas visible a la hora de observarlas, por la posición en la que se encuentra la flor hace mas fácil el proceso de reproducción mediante la polinización. Uno de los ejemplos de ellas es:

Plantas de papa

Esta es una planta que produce un tubérculo comestible llamado papa. Estas son de origen andino, luego comenzó a ser cultivada en Europa por curiosidad, pero luego comenzó a servir de alimento. Para que esta planta crezca de manera exitosa requiere de un clima templado y ser cultivadas en suelo arenoso. (Ver articulo: Descubra como sembrar papas fácilmente).

Las partes que conforman este tipo de plantas son las siguientes:

La flor: esta es la parte más vistosa de la planta, ubicada en la parte superior, estas miden alrededor de 8 centímetros y son de diversos colores y formas.

Tallo: estas constan de un tallo hueco, que crece en forma triangular y ademas de contar con tallos secundarios llamados brotes y tubérculos.

Raíz: la raíz principal penetra en el suelo a una profundidad de mas de 20 centímetros, pero ademas de esta también cuenta con varias raíces ramificadas.

Hojas: son pequeñas hojas verdes, que no sobrepasan los 8 centímetros, presentan una forma triangular.

Tubérculo: es una parte del tallo donde se almacena gran parte de los nutrientes necesarios para ir suministrándoselos al fruto poco a poco mientras este se encuentra desarrollandose, este brota a partir del tallo principal.

Fruto: luego en el tubérculo comienza a crecer el fruto que es propiamente la papa, estas pueden tener diversas formas desde alargadas a redondas, siendo de color amarillento, verde, blanco o marrón y en este fruto se consiguen unos compartimientos donde se producen alrededor de 400 semillas.

Vegetal

La palabra vegetal abarca todo lo relacionado con las plantas, incluyendo en esto a todos los alimentos que obtenemos mediante las plantas, a las hojas, ramas, e incluso troncos y madera que pertenecieron a alguna especie de plantas. El nombre de esta proviene del latín “vegetare” cuyo significado es crecer. Esto quiere decir que implica a todos aquellos elementos que nacen, crecen, se reproducen y mueren en la tierra sin moverse de sitio por voluntad propia.

Normalmente esto era denominado como “Reino Vegetal” aunque en la actualidad este termino ha quedado obsoleto, dándole paso al termino de “Plantae” que allí es donde se agrupa todo lo relacionado con las plantas. Aunque actualmente cuando nos referimos a algo que obtenemos gracias a las plantas aclaramos que es de “origen vegetal”.

Dejar Comentario