Plantas alimenticias: lo que aún no sabes sobre las diferentes variedades

Desde el inicio de los tiempos la agricultura fue realizada para el consumo humano, con el objetivo de satisfacer las necesidades alimenticias de la población. Aunque con el tiempo esta ha ido evolucionando logrando abarcar espacios como la medicina y la industria siempre han sido las principales las plantas alimenticias.

Plantas alimenticias
¿Qué son las plantas alimenticias?

Las plantas son organismos vivos que pueden alimentarse, respirar, producir su propio alimento, además de que gracias a estas todas las especies vivientes pueden respirar debido al oxigeno que proporcionan, pueden alimentarse debido a la cantidad de nutrientes que poseen o sirven como materia prima para la industria. Estas pueden crecer en diversos ambientes dependiendo de la especie que sea y requieren cuidados específicos para cada una de ellas.

Entre la enorme cantidad de plantas que existen en el mundo encontramos las plantas alimenticias, estas son aquellas que el hombre cultiva para su propio consumo, estas por lo general las conocemos muy bien ya que se trata de las que adquirimos normalmente en el mercado o las que son cultivadas por nosotros mismos para utilizarlas en el consumo habitual.

Te Recomiendo Ver...

Existen mas de 20.000 plantas que son aptas para el consumo humano pero por cuestiones de mercado solo consumimos un aproximado de no más de 1.000 especies, ya que son las que generalmente se comercializan por su facilidad en el cultivo y por los niveles de inversión-ganancia, por esta razón nos estamos perdiendo de probar una enorme cantidad de alimentos que además de aportarle variedad a nuestra dieta diaria nos otorgaría una gran cantidad de nutrientes.

Origen

En el inicio de la agricultura esta fue creada para satisfacer las necesidades de la población, debido a que solo se alimentaban mediante la pesca y la cacería de animales. A medida que la población comenzó a aumentar esto comenzó a resultar insuficiente, además de añadirle a esto la migración de especies que eran utilizadas como alimentos.

Por este motivo el hombre comenzó a utilizar la tierra para producir los alimentos y de esta manera poder sobrevivir, no se sabe a ciencia cierta la fecha de inicio de esto ya que en la biblia existe un pasaje que habla sobre el cultivo del trigo, pero lo que sabemos es que fue creada con la imperiosa necesidad de satisfacer las necesidades alimenticias de la población.

Te Recomiendo Ver...

Más adelante, cuando comenzaron a realizarse estudios de estas plantas se dieron cuenta que además de servir de alimentos, con ellas se podían realizar medicamentos, condimentos, adornos e incluso utilizarla para la industria textil en la realización de ropa y calzado.

Utilidad de las plantas alimenticias

Las plantas alimenticias forman parte del mundo desde hace siglos atrás y su utilidad siempre se ha mantenido invariable: proteger la seguridad alimenticia de los pobladores del planeta tierra. A medida que pasa el tiempo por el cultivo excesivo de tierras estas se han perdido, ocasionando suelos erosionados, lo que ha llevado al hombre a elaborar estos cultivos mediante técnicas de agricultura urbana u otras técnicas.

Estas plantas marcan el inicio de las comunidades y de las tribus, ya que estas dejaron de ser nómadas y se comenzaron a reunir en tribus o grupos en torno a una extensión de terreno para obtener alimentos de la tierra, esto dio origen a las primeras poblaciones ya que el hombre dejo de ir tras los animales para asentarse en un solo lugar.

El consumo de estas plantas nos otorga una amplia cantidad de nutrientes, necesarios para el fortalecimiento del sistema inmunológico de las personas, permitiendo su desarrollo, entre los cuales podemos mencionar los siguientes:

Grasas: están forman parte de la principal fuente de almacenamiento de nutrientes ubicadas en nuestro cuerpo. Estas se encargan de almacenar la energía para mantenernos activos durante todo el día. Representan un 35% del peso total del cuerpo. Estas las conseguimos en frutos como el aguacate o los frutos secos y ya que no aportan una gran cantidad de saciedad caemos en el error de consumir más de la cuenta lo que puede ocasionarnos problemas cardiovasculares por esta razón las plantas que contienen grasas deben ser consumidas con precaución y responsabilidad.

Carbohidratos: otro nutriente que encontramos en las plantas comestibles son los carbohidratos, esta al igual que las grasas representan una gran fuente de energía, aunque estas representan un compuesto de azucares, almidón y otras proteínas beneficiosas para el cuerpo humano.

Fibras: este es un nutriente muy importante en la alimentación, por lo que las plantas que las contienen resultan muy beneficiosas, son las encargadas de favorecer la digestión de estas, para que resulte más fácil que el organismo asimile los nutrientes que posean y los distribuya a lo largo del cuerpo humano.

Vitaminas: estas son un grupo de nutrientes necesario para el desarrollo de los organismos vivos de la tierra, dependiendo de la planta de la que estemos hablando podemos encontrar diversos tipos de vitaminas, como la vitamina B o la C en algunas frutas cítricas.

Minerales: estos son nutrientes muy importantes para el cuerpo humano, es el fósforo y el potasio. Las plantas adquieren estos nutrientes absorbiéndolas del suelo.

Tipos de plantas alimenticias

Este es el grupo más amplio de plantas, cuenta con una enorme cantidad de especies, sin embargo solo se clasifican en dos grupos, estos son:

Plantas primarias

Las plantas alimenticias primarias comprenden las que pueden ser cosechadas y consumidas en diferentes épocas del año, pudiendo en muchos casos conseguirse durante todo el año, estas representan la mayor parte de las plantas que sirven de alimentos y además cuentan con una gran cantidad de nutrientes. En este tipo de plantas suele tener el protagonismo la semilla, dentro de este grupo de plantas podemos conseguir las siguientes:

Las leguminosas: Estas son una de las primeras plantas consumidas en la antigüedad, de hecho se dice que estas en conjunto con las gramíneas fueron las primeras plantas consumidas en el mundo. Estas son plantas que se cultivan para extraer las semillas que albergan en su interior para el consumo.

Generalmente las conocen como legumbres, aunque es un error llamarlas por este nombre ya que este solo engloba a los frutos secos del que se extrae las semillas y en el grupo de leguminosas tenemos por ejemplo a las judías las que son cosechadas verdes.

Estas plantas son una gran fuente de fibras y proteínas beneficiosas para la población además de ser muy bajas en grasas, razón por la cual su cultivo y consumo se ha extendido alrededor de todo el mundo tanto para alimentarla como para consumirla con fines medicinales.

Se recomienda incluir a las leguminosas en nuestra dieta diaria, más que todas en las zonas donde no son accesibles las proteínas como la carne o los huevos, este puede ser un excelente sustituto además de resultar más económico e incluso lo podemos procesar nosotros mismos mediante las técnicas de la agricultura urbana. Se han realizado muchísimas campañas publicitarias para aumentar el consumo de estas, de hecho el año 2016 fue declarado como “año internacional de las legumbres”

Ejemplos

Entre las más consumidas de este tipo de plantas podemos mencionar:

La alfalfa: Esta es una planta perteneciente al género herbáceo, lo que consumimos de ellas son las vainas, estas miden aproximadamente 25 centímetros. Esta tiene altos niveles de hierro, calcio y potasio, además de vitaminas A, B y D. La siembra de esta suele ser muy sencilla, basta con ponerlas en un suelo fértil, de manera dispersa y como mínimo con tres centímetros de profundidad para que esta comience a florecer sin problemas.

A pesar de la facilidad de este cultivo, presenta una gran cantidad de complicaciones al momento de su desarrollo, ya que es una planta muy sensible a las plagas pero a vez también presenta sensibilidad frente a los químicos plaguicidas y herbicidas, razón por la que en la actualidad se encuentran realizando estudios para proporcionarle a esta un poco más de resistencia frente a las plagas.

Arveja: esta es una planta que puede alcanzar el metro de altura, sus legumbres poseen entre 5 y 10 semillas por cada una. Estas poseen una gran cantidad de vitamina del género B y proteínas. Se recomienda realizar el cultivo de estas cerca de algún cereal, como por ejemplo la cebada, para el intercambio de nutrientes. Esta es una planta que solo utiliza el agua de la lluvia como riego y le ayudaría el suelo húmedo que le proporcionaría crecer al lado de un cereal.

Maní: esta es una planta que no crece más de 85 metros de altura. Crecen en forma de vaina que contienen de 4 o 6 semillas. Esta es una planta que posee un tallo verdoso y resistente. Sus semillas son muy beneficiosas para el consumo humano por su alto contenido en grasas y varios minerales. El proceso de siembra es muy sencillo, solo basta con colocarlas en surcos con una separación de 30 centímetros aproximadamente, no requiere mayor cuidado que el riego, el cual debe ser constante pero no excesivo, se recomienda hacer coincidir la fecha de cultivo con la temporada de lluvia para aprovechar estas.

Las gramíneas

Esta son un tipo de plantas herbáceas, ocupan el cuarto puesto entre las familias más grandes del mundo después de las leguminosas, actualmente se encuentran alrededor de 12.000 especies conocidas y muchas más por nombrar. Si bien estas no representan el grupo de las familias más grandes si son las de mayor importancia económica en el mundo ya que contribuyen directa e indirectamente a la alimentación humana.

Contribuyen directamente porque son muchísimos los granos y cereales que se consumen y se comercializan mundialmente e indirectamente porque sirven de alimentos al ganado que más tarde alimentara la población. Es importante recalcar que este tipo de plantas no poseen raíces verdaderas sino una pequeña raíz fibrosa con lo que se adhieren a la tierra, por lo general estas plantas no suelen ser muy pesadas.

Se considera el polen de estas plantas una de las principales causas de alergia mayormente en Europa. Estas plantaciones ocupan el 40% de las plantas cultivadas en la actualidad generalmente crecen en campos y pastizales. Se han realizado muchos estudios en torno a ellas y a su adaptación a los cambios climáticos y se ha determinado que estas especies se encuentran en un grave peligro ya que según los estudios realizados estas plantas no soportarían el cambio que puede tener la tierra debido al calentamiento global.

  • Los ejemplos más llamativos de estas son:

Maíz: el maíz es uno de los cereales más importantes y más producidos a nivel mundial. Tiene origen en los pueblos de América, aunque no se sabe con exactitud el lugar se dice que se originó en México. Su nombre proviene de las lenguas indígenas y significa “lo que da vida”. Este es un cereal que a pesar de ser originario de América, se cultiva en mayor cantidad en Estados Unidos ya que este país cuenta con las condiciones climáticas que este requiere. Es muy sencillo este cultivo y crece de manera bastante rápida. Ver articulo: Semillas de maiz

Por la demanda en consumo de este grano se han realizado muchas modificaciones para hacerlo más resistente a las condiciones climáticas y a un tipo de plaga a la que son muy sensibles, también se han realizado variedades de esta especie como el maíz dulce y otros que presentan un mayor tamaño, todo esto de mano de la biotecnología mediante la transgénesis.

Te Recomiendo Ver...

Trigo: este es un cereal perteneciente al grupo de las gramíneas, es una planta tipo arbusto que puede llegar a medir 50 centímetros de altura, posee una coloración amarilla. Es un alimento muy comercializado ya que se utiliza para la preparación de una enorme cantidad de productos alimenticios. China es el país líder en producción de trigo.

Se han realizado hibridaciones y transferencia de genes en el trigo para lograr uno con mas altos contenidos de gluten, estos específicamente los denominados trigos harineros, esto para la creación de harina. Esta planta contiene una enorme cantidad de minerales como el hierro, calcio, potasio y Vitamina A y E además de gluten y ácidos grasos.

El trigo es el alimento con más gluten que existe, razón por la que en ocasiones resulta ser perjudicial ya que es bien sabido que el gluten es un tejido pegajoso que se adhiere a las paredes del intestino y en ocasiones genera problemas para digerir y transformar otros nutrientes razón por la que hay que consumirlo con responsabilidad y abstenerse de usarlo si presenta alguna condición gástrica clínica.

Avena: la avena es un cereal perteneciente a la familia de las gramíneas, es una planta en la que el tamaño varia, pudiendo medir medio metro a alcanzar hasta más de un metro de altura.

Esta planta se originó en Asia Central y su uso se extendió rápidamente a Europa, donde fue aceptada rápidamente, aunque no era muy normal su uso y mucho menos su consumo, de hecho habitantes de algunos países como los romanos se burlaban de los que la consumían llamándolos “barbaros” o “come avena” ya que para ellos esto no era un alimento para el hombre sino únicamente para la realización de forraje para alimentar a los camellos o caballos.

Este tipo de plantas crece fácilmente en ambientes templados o frío y se da con facilidad. Puede ser usada como forraje para la alimentación del ganado pero también para la realización de diversos alimentos, posee un alto contenido en fibras, además es el cereal que posee más proteínas en el mundo. Este es utilizado también con fines medicinales, como diurético, para adelgazar o para reducir los niveles de colesterol en la sangre.

La avena está situada como el quinto cereal más producido en el mundo y por ser una planta de clima frió su producción se sitúa mayormente en el Hemisferio Norte, en países como Rusia, Estados Unidos, Canadá y Finlandia.

Los tubérculos

Los tubérculos son tallos subterráneos donde se encuentran reservados todos los nutrientes que requiere la planta. Este tipo de tallos no poseen escamas, ni capas, ni ningún mecanismo de protección. Generalmente estas plantas se reproducen mediante semillas aunque podemos realizarlas también por trasplante.

  • Entre los ejemplos más llamativos de esta especie podemos mencionar los siguientes:

La papa: Este es el tubérculo más consumido a nivel mundial. Debe ser cosechado antes de su maduración total ya que si se le permite desarrollarse mucho se convertirá en un fruto no apto para el consumo, con un aspecto similar al de un tomate. Esta planta tuvo su origen en Suramérica, más específicamente en la Región Andina de Suramérica. Existen varios tipos de papas, aproximadamente 100, presentando una notable diferencia en su tamaño y color.

Este tipo de plantas no posee semillas, o estas no son germinables ya que el proceso de plantación de estas es muy complicado en la mayoría de las veces infructuoso, razón por la que generalmente la perpetuación de esta planta se hace mediante el trasplante de los tubérculos. Este es un alimento rico en proteínas e hidratos de carbono lo que lo hace un excelente alimento y una maravillosa fuente de energía. Por su alto contenido en almidón se debe tener especial cuidado de cómo se prepara ya que haciéndolas, por ejemplo, fritas, representan una gran cantidad de grasa que podrían resultar peligrosas.

Ñame: el ñame es un tubérculo que no es muy consumido a nivel mundial pero son muchísimos los beneficios que nos aporta, por ejemplo, tiene una gran cantidad de hidratos de carbono y es una importante fuente de fibras. Estos vienen de una planta trepadora, muy común en zonas húmedas y cálidas. Esta planta tiene hojas grandes y verdes y en la parte superior unas pequeñas flores blancas.

Depende del tipo estos pueden ser desde color marrón claro hasta marrón oscuro y por dentro desde blanco hasta rosa fuerte y también pueden presentar cambios en su textura, pudiendo ser muy suaves o harinosos.

Yuca: La yuca es un tubérculo el cual tiene su origen hace cuatro mil años en América del Sur. Este tubérculo también conocido como Mandioca actualmente se cultiva en países tropicales de América y Asia. Y es considerada como el séptimo cultivo más importante en el mundo. Su planta puede llegar a medir hasta tres metros de altura y su raíz hasta un metro de altura.

La yuca se destaca desde la buen alimentación y nutrición porque posee hidratos de carbonos complejos el cual derivan en una dieta balanceada ya que es digerida poco a poco. Además de contar con un potente poder saciante, su nivel energético favorece a los deportistas al momento de realizar actividades físicas.

Es un tubérculo recomendado a cualquier edad, además es recomendado para personas que sufren de trastornos y afecciones digestivas como gastritis o acides estomacal. Su consumo está recomendado para personas que son intolerantes al gluten ya que la yuca no es una fuente de gluten. Debido a su alta fibra dietética disminuye los niveles de triglicéridos beneficiando el buen funcionamiento del cuerpo.

Plantas complementarias

Estas son las que no podemos obtener en cualquier momento que deseemos sino cuando sea la temporada específica para estas, requieren de condiciones climatológicas determinadas para desarrollarse con eficacia. Aunque no son constante durante todos los meses del año siguen siendo una parte fundamental para la alimentación de las personas, incluso se han hecho muchos avances en el área de las plantas transgénicas para lograr que estos cultivos puedan realizarse durante todo el año.

  • Dentro de este grupo podemos mencionar:

Las frutas: estas son un tipo de planta complementaria ya que cada especie por lo general tienen un tiempo determinado donde se cosechan, son consumidas, pero luego de pasada esta temporada es difícil volverlas a conseguir en el mercado. Esta es una familia grande con una enorme cantidad de especies. Esta puede ser consumida cruda o cocinada, se puede incluir en el desayuno o en el postre.

Las frutas por lo general presentan un aroma intenso y son ricas en diversas proteínas y vitaminas según su tipo. Podemos conseguir frutas dulces, cítricas, amargas. Las frutas pertenecen al grupo 2 de la pirámide de alimentos, es decir, es recomendable consumir por lo menos una pieza de esta diaria y no es recomendable sustituirlos por alguna otra cosa como postres ya que se puede alterar el equilibrio alimenticio.

Estas se utilizan para tratar diversas afecciones gracias a sus nutrientes, por ejemplo, la obesidad, por sus altos niveles en agua y el poco nivel de calorías que posee, es indicado para tratar el estreñimiento y problemas renales por sus nivel de fibra. Además presenta organismos que incluso pueden luchar contra el cáncer.

Verduras y hortalizas: las frutas y hortalizas también son plantas complementarias y estacionales. Estas conforman la principal dieta de las personas. Por lo general son muy saludables y nutritivas, aunque habría que determinar cuál para poder establecer sus propiedades ya que es muy amplia la cantidad de frutas y verduras que existen. Estas por lo general no son muy ricas en proteínas, pero en cambio tienen un alto contenido en vitaminas y fibras.

Existen diversas formas de comer verduras y hortalizas, pueden comerse crudas en ensaladas o cocidas como acompañantes de otros alimentos. Se recomienda incluirlas en la dieta diaria. Estas forman parte de las principales dietas para adelgazar y para tratar diversas enfermedades por su alto poder antioxidante. Entre las más consumidas en el mundo podemos nombrar la cebolla, el apio, la lechuga, la col, el tomate y el pimiento, estos son solo unos de los más demandados.

Plantas medicinales

Dentro de la ramas de las plantas comestibles también podemos encontrar las denominadas plantas medicinales, estas son planta que contienen diversos organismos o nutrientes que le permiten ser utilizadas para la elaboración de remedios naturales para tratar diversa cantidad de afecciones clínicas.

Las plantas medicinales son aquellas que contienen algo llamado “principios activos” estos son los que le otorgan las propiedades para combatir diferentes tipos de enfermedades. Estas pueden ser consumidas crudas, cocidas o solo utilizadas algunas de sus partes para la realización de infusiones.

El cultivo de este tipo de plantas suele ser muy sencillo de hecho es muchas ocasiones es realizado en huertos o jardines y es uno de las principales plantas que se desarrollan en cultivos verticales. Estas han sido utilizadas desde la antigüedad, tiempo donde no era muy común asistir a un médico las afecciones eran tratadas aplicando los conocimientos de las plantas y sus propiedades.

  • Las plantas medicinales que se usan con mayor frecuencia son:

Manzanilla: esta también se conoce como camomila, es una planta resistente, que se adapta a una gran variedad de ambientes razón por la que es muy común conseguirla en cualquier parte del mundo. Su uso remonta desde la antigüedad donde era utilizada para tratar algunas dolencias y problemas nerviosos.

Esta es la más consumida a nivel internacional de todas, es muy conocida por las propiedades de su flor, se utiliza para tratar afecciones de tipo gastrointestinal y como calmante, generalmente es utilizada para realizar infusiones. Aunque también se puede aplicar como emplasto para afecciones en la piel y para dolores en las articulaciones.

Aloe vera: el áloe vera también conocido como sábila ocupa el segundo lugar en utilización a nivel mundial. Existen muchas variedades de este tipo de plantas aunque solamente utilizamos una que es la que generalmente se consigue, físicamente es muy fácil reconocerla, por sus tallos gruesos, color verde con púas en los bordes. Es sencillo cultivar esta planta ya que no necesita  cuidados especiales, solo mantenerla lejana al frio, por lo que es recomendable plantarla dentro de casa.

Son infinitas las propiedades que nos aporta esta planta, siendo muy efectivas en el tratamiento de las afecciones gastrointestinales como gastritis, ulceras, estreñimiento y demás. Y además puede usarse sobre la piel para tratar afecciones cutáneas.

Plantas industriales

Las plantas industriales son el lugar donde van todos aquellos cultivos antes de ser comercializados, en estas pasan por un proceso de inspección y saneamiento antes de ser distribuidos en grandes cantidades, esto con el fin de determinar si poseen alguna sustancia toxica que pudieron haber adquirido del suelo o de los fertilizantes o plaguicidas utilizados.

Este tipo de industria es muy importante para la comercialización de las plantas alimenticias que ya les proporcionan a las personas la seguridad de consumir un alimento 100% libre de toxinas perjudiciales. También estas plantas se encargan de transformar la cosecha en alimentos procesados listos para su uso para satisfacer las necesidades de las personas y otorgándoles variedad a la hora de consumir sus alimentos.

Dejar Comentario