Revolución Marcista: Origen, ambiente político y más

Aprende todo sobre la Revolucion Marcista, llamada igualmente por algunos escritores como la revolución de marzo o la revolución del 1845, se llevó a cabo entre marzo y junio de 1845 y fue una insurrección armada.

revolucion marcista

¿Qué fue la Revolución Marcista?

La Revolución Marcista, también es llamada como la Revolución de Marzo o la Revolución de 1845, dio inicio el 6  de marzo de 1845 y finalizó el 17 de junio de ese mismo año. Se definió como un movimiento revolucionario ocurrido en el Ecuador en donde se vieron involucrados la fuerza armada en respaldo al gobierno de Juan José Flores en contra a las fuerzas rebeldes marcistas que representaban a los opositores.

Te Recomiendo Ver...

El movimiento revolucionario fue el primero que ocurrió en esta nación desde su fundación en 1830. Este hecho se desarrollo en un principio en la ciudad de Guayaquil y acabo en la hacienda La Virginia cerca de Babahoyo.

Este levantamiento se produjo debido a que el presidente Juan José Flores, en sus últimos meses bajo el mandato, tuvo la intención de modificar la Constitución para mantener el poder por más años. Gracias a esta revolución Flores termino destituido.

Esta revolución comenzó el 6 de marzo de 1845 en la ciudad de Guayaquil con el descontento que hubo por la población en cuanto a la mala dirección del presidente Juan José Flores. Entre los más importantes dirigentes que impulsaron este movimiento se destacaron Vicente Ramon Roca, Diego Noboa y José Joaquín de Olmedo.

Otro personaje importante que figuró en el movimiento revolucionario fue Vicente Rocafuerte, pero retrasó un poco los resultados debido a que se reunió en varias ocasiones con el presidente Flores y en algunos encuentros lograron alianzas.

Te Recomiendo Ver...

El evento armado fue guiado por el Gral. Antonio Elizalde, pero gracias a distintos movimientos que se realizaron en todo el país se pudo lograr el objetivo, entre los líderes más importantes se destaca la actuación de José María Urbina.

Las fuerzas armadas del presidente Flores fueron derrotadas en la hacienda La Elvira, donde el mandatario se vio en la obligación de rendirse, luego de que se creara un gobierno provisional que desconocía la jurisdicción por medio del golpe de estado. Para finalizar se firmo un tratado en donde se acuerda la destitución de Juan José Flores y se da comienzo de una forma de gobierno de características cívico-militar el 17 de junio de 1845.

Origen

El 10 de agosto de 1830 se creó la República del Ecuador en el territorio que comprendía dicho estado, luego de que el proyecto de la Gran Colombia fracasara. En ese momento fue convocado una Asamblea Constituyente para establecer las leyes que conformarían la Constitución de la República del Ecuador.

El 14 de agosto de ese mismo año la Asamblea tuvo su primera reunión en Riobamba, pero por la mala organización solo asistieron 20 diputados y a ellos se debe la redacción de la primera Constitución política de esa nación. La decisión que tuvo mayores consecuencias de todas las que se plantearon en dicha resolución fue la designación del Gral. Juan Antonio Flores como Presidente del Ecuador, quien se asentó en el Palacio de Carondelet. (Ver artículo: Palacio de Carondelet)

Durante el periodo presidencial de Flores, el país tuvo un gran declive económico, ya que se les otorgaba mayores pagos a la cúpula de gobierno, mientras que a los funcionarios públicos de menor rango salían perjudicados con respecto a su sueldo.

Las tropas del ejército también se perjudicaban en los pagos y por esta razón muchos se rebelaron contra su gobierno. Su mala gestión se vio reflejada en las pocas obras públicas y en el aumento de deudas internacionales que dejó su mandato.

En 1834, Flores cedió el cargo administrativo de presidente a Vicente Rocafuerte con ideales liberalistas que aporto al crecimiento del área comerciante y a las bancas del litoral. Su gobierno se caracterizó por proteger la libre empresa, ampliar el poder comercial y en algunas ocasiones se baso en el anticlericalismo.

Rocafuerte convocó un congreso constituyente en el cual se escribió la segunda Constitución. En 1839, Flores volvió al poder de la República del Ecuador, dicho mandato finalizó en 1845 tras la revolución marcista.

Ambiente Político

La Creación de La Constitución redactada en 1843 tuvo la total desaprobación por la población ecuatoriana, en la que se exponía las intenciones de dejar permanentemente en el poder a Juan José Flores.

La carta Magna fue popularmente llamada “La Carta de la Esclavitud” por los ciudadanos que llevaron al comienzo de movimientos y enfrentamientos dentro de la nación en contra de la gestión presidencial de Flores. El gobierno se vio obligado a utilizar la represión contra los manifestantes provocando una gran cantidad de muertes.

Te Recomiendo Ver...

Vicente Rocafuerte en ese momento era el Gobernador de la ciudad de Guayaquil pero cuando se aprobó la nueva constitución que colocaba a Flores como gobernante permanente del Ecuador, decidió renunciar e irse al Perú. Ahí comenzó a redactar unos cuantos ensayos en los que exponía su descontento al gobierno de Flores, que ayudó de gran manera al levantamiento que derrocaría su mandato. (Ver artículo: Cultura peruana)

El Dr. José Joaquín de Olmedo fue un reconocido prócer de la independencia de Guayaquil y uno de los que más criticaba las gestiones del gobierno de Flores. Era otro de los impulsores del comercio costeño, junto a Vicente Ramón Roca y Diego Noboa. La nueva Constitución duró solo un par de años intacta, debido a que en 1845 se iniciaron las manifestaciones en la ciudad de Guayaquil que terminaron derrocando al presidente Flores del poder.

Revolución

La mala gestión administrativa que mostraba el Gral. Juan José Flores fue de las principales causas del levantamiento de su pueblo y la nueva Constitución que lo mantenía en el poder más tiempo fue el detonante para que se diera inicio a las movilizaciones armadas.

Inicio de la Revolución

Los que empezaron con la planificación de los movimientos  de la Revolución Marcista fueron José Joaquín de Olmedo, Vicente Ramón Roca y Diego Noboa, El ex-gobernante Vicente Rocafuerte desde su destierro, apoyo a los movimientos que se producían y realizaba escritos que arremetían contra el General Flores, que llegó a la población ecuatoriana, causando gran impacto en su conciencia. Antonio Elizalde se encargó en dirigir el movimiento armado. La Cúpula de comerciantes y banqueros del Guayaquil aportaron económicamente a esta causa.

La Revolución marcista dio su primer golpe decisivo el 6 de marzo de 1845 en la ciudad de Guayaquil, cuando Fernando Ayarza y Antonio Elizalde junto a otros militares con los mismas ideas y civiles que se encontraban a favor de destituir al Gral. Flores del poder, tomaron el cuartel de artillería de la ciudad.

El oficial que se encontraba al mando del cuartel de artillería también tenía diferencias en cuanto la idea de la gestión presidencial que estaba desempeñando Flores, así que fue muy sencillo poseer el poder del cuartel, aunque se vio resistencia por parte de una pequeña cantidad de soldados.

Los movimientos rebeldes atrajo la atención de toda la comunidad ecuatoriana, sobretodo la de los jóvenes, quienes pidieron su reclutamiento para el movimiento marcista y rápidamente tomaron las armas. Por consiguiente hubo una sangrienta batalla entre los marcistas y los partidarios del gobierno, enfrentamiento que declaró la victoria de los marcistas.

Al finalizar la Revolución Marcista, fue firmada un Acta que declaraba el desconocimiento de la autoridad del General Flores y se consideraba nula cualquier decisión que este decretará. Se creó un gobierno provisional que presidía Vicente Ramon Roca en Guayaquil y José Joaquín de Olmedo en Quito y además la ciudad de Azuay era gobernada por Diego Noboa.

revolucion marcista

Capitulación de Flores

Se creó una nueva bandera nacional que reemplazó la bandera tricolor de la gran Colombia que habían adoptado en 1830. La bandera fue hecha por los mismos marcistas en 1945, y era albiceleste con tres estrellas que representaba a las tres provincias.

El Gobierno realizó gran cantidad de represiones que ocasionaron enfrentamientos en toda la nación, luego de la victoria marcista en Guayaquil. Los revolucionarios eran dirigidos militarmente en todo el movimiento por Elizalde. Uno de los movimientos más destacados durante toda la revolución fue la producida en actual provincia de Manabí.

Carlos Wright dirigió las tropas que representaban el gobierno de Juan José Flores, mientras que él se resguardaba en su hacienda “La Elvira”. Esta hacienda fue el objetivo de los revolucionarios marcistas que fue derrotado en dos ocasiones, pero que terminaron consiguiendo al tercer intento gracias a la ayuda de Urbina.

Los revolucionarios obligaron a Juan José Flores a entregar el gobierno a José Joaquín de Olmedo, en la hacienda “La Virginia” el 17 de junio de 1945. En la rendición se pactaron unos tratos que le otorgaron algunos beneficios al General Flores.

Tratado de Virginia

El General Urbina llegó a Guayaquil junto a su ejército el 27 de mayo de 1845, para realizar su entrada triunfal. Su estadía en esta ciudad tuvo un gran efecto en el destino militar de la revolución marcista.

Las tropas de Urbina se unieron a las fuerzas militares del Gral. Ayarza, quien dirigió el ataque contra las fuerzas del gobierno, para que así luego de duros enfrentamientos estos últimos declararan su rendición. El Gral. Flores llegó a un acuerdo con sus vencedores antes de firmar su rendición, exigió que se les fuera otorgada amplias garantías a él y todos los que lo apoyaron.

Ambos bandos firmaron el Acta en la hacienda de Olmedo, a este tratado se le dio el nombre de “Tratado de La Virginia”, que marcó el fin del gobierno de Flores y el comienzo al período Marcista. El tratado se firmó entre el 17 y 18 de junio de 1845.

El convenio expresaba que ningún hombre podía ser tratado diferente o de una manera denigrante, debido a opiniones del pasado, ni por sus servicios prestados a cualquier bando. El segundo convenio que se acordó en dicha renuncia, fue que se le siguiera manteniendo el título de “General en Jefe” junto a sus honores y rentas. Además se le dio una cantidad de 20.000 pesos para que pudiera establecerse en Europa durante un tiempo aproximado de 2 años.

Dejar Comentario