Descubre todo sobre la rebelión de Túpac Amaru y más

Desde hace muchísimos años ya el pueblo peruano soñaba con su libertad, razón que los llevo a realizar protestas, denuncias y rebeliones en contra de los atropellos que sufrían, una de las rebeliones más importante fue la liderada por Túpac Amaru II, la cual marco un hito en la historia peruana.

¿Quién fue Túpac Amaru?

Túpac Amaru II fue un revolucionario, descendiente de los Incas del Perú, el cual con una actitud bastante valiente y heroica llevo a cabo y lidero el levantamiento más grande que se había visto en América contra los españoles y su colonialismo. Era tataranieto de la famosa Juana Pilco-Huaco, la cual era hija del último y más renombrado soberano Inca Túpac Amaru, lo que luego de saberse le proporciono el nombre de Túpac Amaru II.

Te Recomiendo Ver...

Fue un hombre trabajador, lo que le genero una posición económica privilegiada ya que desde muy joven estuvo trabajando. Obtuvo el título de Cacique de varias tierras por herencia, el cual desempeño a la perfección, llevándose excelente con los indígenas y obteniendo poder de voz y de convocatoria. Fue un hombre bastante culto que dominaba tres idiomas y adoraba leer, todas estas virtudes, unidas con su pensamiento racional y liberador convirtieron a Túpac en uno de los principales blancos de los españoles.

Biografía

Su verdadero nombre era José Gabriel Condorcaqui Noguera, nació en el Cusco, Perú, específicamente en Surimana, el 09 de marzo de 1738. Fue hijo de un cacique quechua llamado Miguel Condorcaqui, de quien heredo su título como cacique y el pensamiento independentista que tuvo desde el momento de su nacimiento. Su madre era una mestiza, hija de africanos e indígenas de piel morena llamada Rosa Noguera. Por el trabajo de su padre este siempre se hallaba viajando por lo que fue criado hasta los 12 años por el sacerdote criollo Antonio López de Sosa.

Luego de este tiempo estudio en el colegio para nobles jesuitas llamado Colegio de San Bernardo de Cuzco. Siempre mostró preferencia hacia lo criollo y gustaba de vestir ropas hispanas y comenzó a hacer uso activo del latín desde muy temprana edad, aunque en su vida diaria utilizaba su idioma natal quechua, el sacerdote admitió haberle enseñado latín pero que la preferencia hacia lo criollo venía con él y el solo lo tomo como una inspiración.

Te Recomiendo Ver...

Muy joven comenzó a trabajar como comerciante en el área del transporte, para esto contó con varias mulas y adquiría mas cada vez que recibía ganancias, ya que siempre tuvo visión de negocio y de crecimiento personal. Pronto llego a contar con más de un centenar de mulas, al tiempo que incursionaba en negocios de minera y tierra lo que también le generaban importantes ingresos y gracias a esto pudo obtener una considerable fortuna.

El 25 de mayo de 1758, a la edad de 20 años se casa con Micaela Bastidas Puyucahua, que en ese momento solo tenía 15 años, esta era una mujer de descendía africana e indígena, la cual en ese momento se consideraba una zamba. Esta mujer se convirtió en su consejera y acompañante en todas las luchas que el emprendió, estando con el hasta el final de sus días.

Tres años más tarde, en 1761 tuvo al primero de sus tres hijos, llamado Hipólito, luego al siguiente año nace Mariano y seis años después ve luz Fernando. Estos siempre acompañaron a sus padres en las labores de lucha que estos realizaban, en ocasiones acompañaban a sus padres y en otros casos eran dejados a cargo de un sacerdote de confianza de la familia que se encargaría de ellos.

tupac amaru

Seis años después de su matrimonio fue nombrado cacique de los territorios que por herencia le correspondían los cuales eran Pampamarca, Tungasuca y Surimana. Pero su domicilio fijo se encontraba en Cusco, específicamente en la localidad de Tinta, allí vivía con su esposa e hijos, sin embargo, José Gabriel debía realizar viajes constantemente para mantener el orden en sus tierras y sus negocios.

Era un hombre bastante culto, a la edad de 25 años dominaba tres idiomas castellano, quechua y latín y ya había leído varios libros entre ellos Siete Partidas, libro escrito por Alfonso El Sabio, Las Sagradas Escrituras e incluso leyó clandestinamente los libros de Rousseau y Voltaire, aunque en ese momento estaban prohibidos, esto acrecentó las ideas de lucha independentista de este señor.

Con dinero, poder e inteligencia, Condorcaqui llamo demasiado la atención de las autoridades españolas, más que todo de los que se hallaban cerca del centro de sus negocios, estos comenzaron a exigirle que realizara el pago de prebendas o pagos extras que en realidad no eran necesarios y más tarde comenzaron a aumentar enormemente los impuestos en las aduanas lo que cada vez más sometía a la población, además los indígenas eran obligados a realizar fuertes trabajos en las minas, frente a lo cual no tenían elección, lo que genero el descontento.

Debido a todos estos atropellos José Gabriel realizo denuncias, y en ellas pidió que los indígenas fueran dejados de tratarse como esclavos y de esta forma se retirase el trabajo en las minas, pero estas denuncias nunca tuvieron éxito ya que en su mayoría eran rechazadas o ignoradas por completo. Luego inicio un proceso con el fin de que su linaje real Inca fuera reconocido y así tener un poco más de poder para defender a los indígenas, esto si se estudió y duro algún tiempo siendo analizado en la Audiencia de Lima, pero finalmente esta petición también fue negada.

Luego de esto, y con la fiel intención de defender al pueblo indígena organiza y lidera la rebelión contra la colonia española más grande del mundo, apresando y ejecutando al corregidor Antonio Arriaga. Triunfo en muchos lugares, pero luego, debido a un error táctico y un terrible descuido Túpac es traicionado y delatado lo que provoco su captura y posterior ejecución junto a sus familiares en el mes de mayo del año 1781.

Rebelión de Túpac Amaru II

En el año 1780 Condorcaqui ya había agotado todas las vías civilizadas y de dialogo con las que contaba para resolver el conflicto y llegar a un acuerdo con los españoles, por lo tanto, se decidió a organizar una rebelión importante en la que estaban incluidos los indios, criollos, negros y mestizos en contra de los abusos continuados de los españoles y de la nueva aduana.

José Gabriel comenzó a usar el nombre de Túpac Amaru II, para rendirle honores al último soberano Inca, el cual formaba parte de sus antepasados siendo el padre de su tatarabuela, este murió en manos de los españoles en el año 1572. Cuando decidió iniciar la rebelión comenzó a mencionar su linaje Inca del que se sentía muy orgulloso, para así identificarse con sus compañeros de lucha, este linaje también le permitió la fuerza de convocatoria y el respeto y la admiración de todos.

Decide iniciar el combate el día 4 de noviembre de 1780, haciendo una proclama en defensa de la libertad y de la independencia de su pueblo, dando un grito de libertad para que de esta forma comenzara la rebelión de Túpac Amaru. En ese momento Túpac y sus seguidores tomaron prisionero al corregidor Antonio de Arriaga y lo condenaron a la muerte inmediata en el cadalso, acusándolo de actos de abusos y crueldad.

Esta muerte dio inicio rápidamente a La Gran Rebelión, como es documentada en la actualidad. En un principio Túpac dejo claro que no iba en contra de la corona, sino de los corregidores abusivos y todo aquel que hacía uso del poder para cometer abusos y atropellos, pero esta rebelión no tardo en cambiar de color para convertirse en un movimiento independentista importante que inevitablemente afectaba al rey y sus políticas.

Siempre estuvo a su lado su esposa Micaela quien compartía las mismas ideas de independencia de él, por lo que se transformó en su fiel acompañante y consejera, ella junto a varios familiares de ambos conformaban el primer orden y tomaban decisiones en el reclutamiento de militantes y se encargaban de abastecerlos y satisfacer las necesidades de cada uno de los guerreros.

Este movimiento pronto comenzó a ampliarse ya que cada vez se unían mas simpatizantes con la causa y muy pronto las tropas estaban conformadas por más de miles de combatientes. La participación de Micaela en este movimiento fue determinante ya que asumió distintos papeles en esta decisión y su seguridad y dinamismo hicieron que este movimiento tuviera bastante éxito.

Uno de los problemas más grandes que afectaban a la población indígena para enfrentarse a la lucha era la prohibición de armas, ya que no podían enfrentarse con lanzas a personas que los recibirían con armas de fuego y Micaela fue la principal encargada de conseguirlas, estas armas las adquirió con el dinero de su marido quien financio toda la causa.

El papel de las mujeres indígenas en la sociedad siempre fue muy menospreciado por los españoles de los que a menudo recibían abusos y malos tratos, lo que les dio las fuerzas para participar en la lucha, estas además eran las encargadas de elaborar planes estratégicos, cuidar la retaguardia y vigilar la presencia de algún espía, sin embargo, luchaban junto a sus hijos y esposos cuando era necesario.

Esta rebelión fue bastante violenta, en la que murieron más de cien mil personas ya que la orden fue ejecutar a todo aquel que usara vestimenta propia de los europeos o hablaran español, sin tomar prisioneros ni hacer preguntas, lo que ocasiono muchísimas muertes injustas, incluso de personas que estaban a favor de esta lucha. (Ver articulo: Batalla de Tarapacá).

Luego de una fuerte batalla en Sangarana en la que salieron triunfadores, Micaela fue nombrada jefa interina de la rebelión por su valentía y entrega en la lucha, esta batalla se llevó a cabo el 18 de noviembre de 1780, luego de esta importante victoria Túpac dio un discurso en el que hacia un llamado a toda la población a unirse y “congregarse en un solo cuerpo” según sus palabras.

Ya para marzo del año 1781 más de siete mil personas estaban de lado de Amaru, llamándolo un Emperador. Sin embargo, Micaela era la que realizaba las estrategias y coordinaba los ataques. En un momento guiada por su intuición planeo un ataque a Cusco con el que lograrían una victoria importante, no se sabe porque Túpac no le hizo caso como acostumbraba a hacerlo y se concentró en otros lugares.

Aun, en la actualidad, sigue representando un misterio porque Túpac no tomo directamente a Cusco, pero este error más que propiciarle una derrota le costó la vida a él y a su familia, ya que al no moverse como aconsejo Micaela y permanecer tanto tiempo en el mismo lugar, un traidor criollo llamado Francisco Santa Cruz revelo su ubicación y fue emboscado y capturado junto a su esposa e hijos donde permanecieron apresados hasta el momento de su ejecución.

Te Recomiendo Ver...

Derrota y ejecución

Túpac es capturado el día 6 de abril de 1781 junto a su esposa Micaela, su hijo mayor Hipólito y el menor, Fernando, quienes en ese momento solo tenían 18 y 10 años respectivamente, primero fueron apresados en el Convento de la Compañía de Jesús que en ese momento de guerras y conflictos formaba parte de un frente militar español.

Durante todo el tiempo que estuvieron detenidos, los sometieron a interrogatorios diarios, a torturas y al no lograr nada de esta forma comenzaron a venderle la promesa de que si confesaban y rebelaban la ubicación de las demás tropas esta rebelión su pena seria reducida e incluso podían obtener la libertad.

De ninguna de estas formas lograron obtener alguna información ya que esta familia jamás se rindió ante ellos, más bien Túpac intento enviar mensajes de lucha y fuerza con su propia sangre la cual era derramada producto de las torturas, pero estos mensajes siempre fueron encontrados y eliminados antes de salir.

Túpac y Micaela siempre mantuvieron su lucha, determinación y espíritu de libertad y aun encontrándose en peligro de muerte junto a sus hijos, jamás hizo ni dijo nada que afectara el curso de la rebelión, ni siquiera cuando el 29 de abril le fue fracturado su brazo a quemarropa sin recibir ningún tipo de ayuda o atención medica posterior.

Un día mientras estaban presos, llego un visitador enviado por el Rey de España, dicho visitador era el jefe de los interrogatorios y posterior ejecución de Túpac y su familia. El visito a Túpac mientras estaba encerrado y le exigió los nombres de los demás integrantes de la rebelión, al principio con la promesa de libertad para él y su familia, pero al obtener una negativa su discurso se fue cargando de amenazas de muerte a lo que Túpac bastante sereno responde de esta manera: “Solo tú y yo somos culpables, tu por oprimir a mi pueblo, y yo por tratar de liberarlo de esta tiranía. Ambos mereceremos la muerte”.

El 14 de mayo se dicta la sentencia de pena de muerte la cual ordenaba que el jefe principal debía ser descuartizado en vida y los otros presos debían ser mutilados y luego ejecutados. También decía que el jefe principal, es decir, Túpac Amaru, debía presenciar todas estas ejecuciones. Luego de esta sentencia recibieron miles de visitas para que al fin confesaran la ubicación de los demás rebeldes, pero siempre obtuvieron una negativa de su parte.

La muerte que se le dio a los integrantes de la familia de Túpac fue bastante sangrienta y cruel, esto con el firme objetivo de sembrar miedo entre la sociedad para no permitir nuevamente un alzamiento de este tipo, por esta razón fue realizada en la plaza más concurrida de Cusco, a plena hora del mediodía.

La ejecución fue llevada a cabo el 18 de mayo de 1781, solo cuatro días después de haberle sido dictada la sentencia. Una de las pruebas más duras por la que paso Túpac antes de su muerte, fue presenciar la ejecución de su hijo mayor, a este primero le cortaron la lengua, en forma de castigo por levantar su voz contra la corona española y sus políticas y luego fue ejecutado en la horca, aunque este, aun si no hubiera participado en las protestas y posteriores luchas igual iba a ser asesinado ya que la orden fue ejecutar a Túpac y a toda su descendencia, hasta el cuarto grado.

Luego fue el turno de Micaela, quien fue ejecutada frente a su esposo y a su hijo de 10 años, ella, con su espíritu de lucha inagotable peleo contra los que debían ejecutarla pero finalmente pudieron con ella, y lo primero que hicieron fue cortarle la lengua, y cuando se disponían a ejecutar la condena en la horca se percataron que su cuello era muy delgado.

Su muerte se convirtió en un festín en el que participaron muchísimos españoles, la cual luego de ser atacada con múltiples golpes y patadas en la región torácica, le ataron cintas a su cuello para halarlas con el fin de ahorcarla y finalmente usaron el garrote, que puso fin a su vida de manera definitiva.

Luego fue el turno de Túpac Amaru II, el cual también tuvo una muerte bastante violenta y dolorosa, al principio igual que como a todos los que hablaron contra ellos, les fue cortada la lengua, luego fue atado a caballos por sus piernas y brazos para que estos halaran y los desprendieran de su cuerpo, la escena era bastante fuerte ya que Túpac se encontraba en una posición similar a una araña y daba gritos de dolores.

Todos los esfuerzos de Túpac resultaron en vano, así que optaron por decapitarlo y luego picar su cuerpo en varios pedazos para colocar cada uno de ellos en exhibiciones como muestra de lo que pasa con los rebeldes.

La cabeza de Túpac Amaru quedo expuesta en Cusco. Además, sus familiares y amigos capturados también fueron desmembrados y exhibidos en plazas públicas. Al no lograr ser desmembrado por los caballos se generó un poco de miedo al creerlo demasiado poderoso, pero los expertos afirman que no pudo ser posible por su contextura física, pero por los esfuerzos le dislocaron las extremidades e incluso la cadera, por lo que si hubiera sobrevivido habría quedado invalido.

El único sobreviviente de la familia de Túpac fue Fernando por contar solo con 10 años, pero este fue tomado prisionero de por vida y se ordenó su destierro y la obligación de vivir en África hasta su muerte, pero el Rey de España prefirió que pasara su sentencia en su castillo por el miedo de que pudiera ser reclutado por tropas enemigas. Murió cautivo en el castillo del Rey en España en el año 1798.

Causas de la rebelión

La rebelión de Túpac Amaru tuvo varias causas, se debe destacar que esta no fue una acción impulsada por la rebeldía sino que tenía un claro objetivo y siempre estuvo guiada por ideales claros, estos siempre fueron en defensa de la integridad física y económica de los indígenas, para denunciar los maltratos a los que eran sometidos, para mostrar lo difícil que resultaba vivir bajo el yugo español. Su plan desde el principio fue darle la libertad a ese pueblo, es decir, establecer otro gobierno del que el seria soberano, pero no tendrían nada que ver con la corona española.

Esta fue una lucha que fue cociéndose lentamente, ya que Túpac siempre busco la ayuda de las autoridades españolas para que cesaran los abusos, hacia denuncias y reclamos sobre lo que le molestaba y esperaba abolir la esclavitud por esta vía.

Todo comenzó cuando José Antonio de Areche llego a Lima, ya que al llegar inicio un aumento abrupto de los impuestos de la alcabala y además ajusto el costo de todos los impuestos de aduana lo que comenzó a afectar directamente los intercambios comerciales que realizaban los indígenas y representaban su sustento. Todo esto comenzó a generar problemas ya que, para desplazarse de un punto a otro dentro de Perú, en ocasiones había que pasar por territorios del Virreinato de Plata u otros territorios tomados por la Corona, y esto obligaba el pago de impuestos aduaneros. (Ver articulo: Virreinato en el Perú)

También existía la obligación de adquirir mercancía distribuida por los corregidores quienes la vendían a un precio absurdamente alto, esto intento regularse con leyes, pero el corregidor Arriaga, quien surtía las zonas donde Amaru era cacique, siempre mantuvo los precios por encima del límite legal decretado en leyes y esto genero mucho descontento de esa parte de la población indígena.

Además, otra causa fue el trabajo obligado en las minas. Esto aumento notablemente la tasa de mortalidad indígena debido a los cambios ambientales a los que eran expuestos. El trabajo en las minas era bastante forzado, y no basto solo con eso, sino que también debían acudir cuando los llamaran a participar en construcciones y obras públicas, este trabajo era realizado en malas condiciones, recibiendo maltratos y bajo un salario deplorable. Todas estas fueron las causas que obligaron a Túpac a revelarse.

Mesianismo

José Gabriel Condorcaqui decidió emprender una lucha para liberar a su pueblo de todas las penurias que sufrían estando bajo el yugo de la corona española, como fue la minería, las alcabalas, el aumento de los impuestos en las aduanas y muchos de sus derechos que le fueron arrebatados.

Su plan era crear un reino independiente de España, en el que la forma de gobierno iba a ser la monarquía, al estilo Inca, pretendía crear un ejército y su administración tributaria iba a fijar un impuesto único para todas las transacciones y les iba a otorgar a los residentes en ese reino una buena calidad de vida, además de libertad que era el tesoro más preciado de las personas, según Túpac.

El Inca iba a comunicarse con su pueblo usando un lenguaje único, pudiendo hacer uso de instrumentos musicales para esto, además de símbolos, banderas y vestimentas. Este más que un Rey era un redentor y de esta misma forma se veía Túpac a sí mismo, ya que el comento con un compañero en combate que si moría luchando y defendiendo la causa que el pregonaba iba a tener una recompensa especial.

Luego un sacerdote cuenta que muchos de los indígenas que pelearon de lado de Amaru fueron engañados diciéndoles que iba a resucitar tres días más tarde y estos, aun estando al borde de la muerte no se atrevían a mencionar el nombre de Jesús, para no fallarle a la ciega devoción que sentían hacia Túpac y de esta forma poder resucitar.

Sin embargo, muchos veían a Túpac como un Dios, un redentor y a él le gustaba esto por lo que en sus discursos hablaba de que a los indígenas les fue negada la oportunidad de conocer a su Dios y él estaba allí para mostrarle la verdad que les ha sido ocultada. Todo esto viene de su descendencia Inca, ya que su plan era cerrar un ciclo que había quedado abierto con los españoles y de esta forma otorgarles a los indígenas la paz y la libertad.

Importancia

Túpac Amaru II y toda la rebelión que protagonizo fue muy importante para la historia de Perú. Él fue el primero en rebelarse en contra de los españoles y a pesar de que no tuvo éxito sembró ese deseo de ser libres y les dio a todos fuerzas para luchar. Demostró a los españoles que los indígenas son capaces de aprender y organizarse para una lucha siempre y cuando tengan un claro objetivo en común. Su ejemplo inicio los primeros movimientos emancipadores y aunque ocurrió muchísimo tiempo después, se le considera precursor de la independencia peruana. (Ver articulo: Invasión española)

Dejar Comentario