Descubre todo sobre la vida de Victor Mideros

Víctor Mideros Almeida, Fue un artista dedicado a la pintura, natural de Quito, Ecuador. Nació en el año 1967 y fue muy reconocido en su país por sus obras, las cuales se caracterizaban por seguir el impresionismo y simbolismo.

victor mideros

Biografía de Víctor Mideros

Nace en la población de San Antonio de Ibarra siendo el legítimo hijo del terrateniente y comerciante Federico Mideros y Carmen Almeida su madre. Crece rodeado por sus hermanos que también se inclinaron por el mundo de la pintura y escultura.

Te Recomiendo Ver...

Inicia sus estudios de primaria en la escuela del pueblo de San Antonio de Ibarra, sigue con los estudios de secundaria en el Colegio Seminario de la ciudad de Ibarra, graduándose en 1905.

Se unió en matrimonio con María Eloísa Navarrete Torres en el año 1930, quien le dio la dicha de ser padre de cuatro hijos; Boanerges Mideros Navarrete, decidió seguir los pasos de su padre al ser pintor.

Mientras que Raúl Mideros Navarrete, fue arquitecto y Enma Mideros Navarrete y Mariana Mideros Navarrete se dedicaron a la religión.

Formación Artística

A temprana edad demostró tener dotes para las artes al aprender con éxito las bases de la pintura al óleo y la acuarela con los maestros Luis Toro Moreno y Rafael Troya en sus respectivos talleres de pintura.

Te Recomiendo Ver...

En 1906 decide cursar dos carreras universitarias, así que se traslada hacia Quito en donde estudia Medicina en la Universidad Central, al mismo tiempo en el que estudiaba en la Universidad de Bellas Artes. (Ver también: Cañaris).

Luego de realizarle un retrato a una de las hijas del presidente Alfredo Baquerizo Moreno, este le otorgó la mención de Secretario de la Embajada de Ecuador en Italia. Esto con la intención de que Víctor Mideros tuviera la oportunidad de ampliar sus estudios artísticos mientras estaba en roma.

Durante el tiempo que estuvo en Italia, ingresó en las Escuelas de pintura italiana, española e inglesa, en donde perfeccionó, aún más, su técnica.

Antes de partir a Italia en 1919 dejó una serie de obras concluidas, entre resaltan; el mural en la capilla de la Catedral Metropolitana, cumbristas que se dedicaban a hacer retratos rurales, indígenas y paisajes andinos.

Premios Otorgados

A Víctor Mideros se le fueron otorgadas varias conmemoraciones, una de ellas la medalla de oro en la Exposición Nacional. Consecutivamente en el año posterior en la II Exposición Anual de Bellas Artes obtiene el premio a la pintura de figura humana.

Te Recomiendo Ver...

Además de obtener el primer lugar en el Salón Mariano Aguilera en la primera edición de 1917. También se le fueron entregados dos primeros lugares más en este mismo festival en los años 1924 y 1927.

De igual forma recibió algunas distinciones honorificas por la calidad de su trabajo, las más resaltantes son:

  • Miembrode la Academia de Bellas Artes San Fernando, en España durante el año 1921.
  • Caballero Gran Cruzde la Orden de Boyacá, en Colombia durante el año 1943.
  • Caballerode la Orden de las Palmas Académicas, en Francia.
  • Caballero Gran Cruzde la Orden Nacional al Mérito, en Ecuador.

En el año 1921 durante un viaje por Francia y España, obtuvo la membresía para el Circulo Internacional de Artistas. Al regresar a Ecuador en el año 1924 fue escogido como profesor de su Alma mater, La Academia de Bellas Artes.

Así mismo ocupó el cargo de Director de esta honorable institución artística durante un periodo de tiempo de 4 años aproximadamente (1933 y 1937).

En esa época se destacó como el pintor de moda en la alta sociedad quiteña. (Ver también: Epera).

En el año 1922 cuando se residenciaba en la ciudad de New York en compañía de su hermano Luis, Víctor Mideros Almeida fue víctima de un atentado a manos de Ku Kux Klan (organización estadounidense que promueve la supremacía de la raza blanca, el anticomunismo, el racismo y la homofobia), del cual, por fortuna, salió completamente ileso.

En agradecimiento a la nueva oportunidad que se le dio, Mideros decidió pintar un lienzo, titulado “Mi Reino no es de Este Mundo”, y lo dio como regalo al convento de Santo Domingo en Quito.

Luego de este acontecimiento y al regresar al país, la mayoría de sus trabajos se los dedicó a su protectora y mayor mecenas, La aristócrata viuda María Augusta Urrutia. Para ella pinto una variedad de Arcángeles, siendo 7 en total.

Vivió sus últimos momentos en una casa grande ubicada en la Avenida 10 de Agosto y calle Portoviejo, donde también estaba ubicado un estudio de arte personal.

Llegando al final de su viaje de vida, Víctor Mideros Almeida ya sufría ciertas enfermedades cardíacas.

Fallece en Quito, Ecuador el 9 de octubre de 1967 a la edad de 81 años. Dejando la obra “Maranatha” (Ven, Espíritu Divino), sin culminar.

Dejar Comentario