¿Conoces al Pensador Mexicano? Descubre todo sobre él aquí

El Pensador Mexicano, era un diario o periódico que censuraba de manera abierta y libre al gobierno colonial, criticaba a la Iglesia católica y defendía a los indios y negros del virreinato. José Joaquín Fernández de Lizardi, escritor y patriota que pasó a la historia como el Pensador Mexicano.

pensador mexicano

Pensador Mexicano

En 1811, Fernández de Lizardi fue un asiduo compañero de doña Josefa Ortiz de Domínguez, residían en Ciudad de México por su activa colaboración en la elaboración del corriente independentista de Nueva España, dirigido por Miguel Hidalgo, en 1812 acompañó al generalísimo Morelos en la toma de Taxco y según algunas fuentes, encabezó una pequeña pero muy alentadora partida de insurgentes, fue hecho cautivo por los realistas y liberado a un tiempo después.

Te Recomiendo Ver...

Luego de que saliera de la cárcel ese mismo año, Fernández de Lizardi se acogió al  pronto régimen española procedida de la Constitución de Cádiz, que permitía la libertad de imprenta, y fundó El Pensador Mexicano, un periódico que reprobaba claramente al gobierno colonial, reprochaba a la Iglesia católica y protegía a los indios y negros del virreinato, en 1814, debido a una irónico escrito sobre el virrey Francisco Xavier Venegas, Fernández de Lizardi realizo una visita por segunda vez la cárcel y su divulgación fue clausurada.

Entre 1814 y 1816, luego de alejarse de la prisión justamente en la guerra de independencia, anunció a los periódicos Alacenas de Frioleras, La Sombra de Heráclito y Demócrito, en este actual año se empezó a anunciar El Periquillo Sarniento, libro corrumpente con el que se inicia la aventura hispanoamericana y que a lo extenso de dos siglos ha sido público y notorio.

La primera impresión de El Periquillo surgió a la luz por entregas, en tres volúmenes y un cuarto reprobado por la censura fue divulgado justo y de manera póstuma hasta 1830 entre 1817 y 1819 escribió tres novelas más: La Quijotita y su prima, Noches tristes y día alegre y Don Catrín de la Fachenda, noticiada posteriormente de su muerte.

Te Recomiendo Ver...

En 1821 regresa a la cárcel y un año próximo es rechazado por la Iglesia debido a la protección que hace de la masonería, ya en el primer período del México emancipado, dio vida a los periódicos El amigo de la Paz y de la Patria (1822), el amigo de Perico (1823), diálogos del Payo y el Sacristán(1824) y El Correo Semanario (1826 y 1827). (Ver Artículo: Virreyes de México)

Antiguamente de que en 1827 lo alcanzara su fallecimiento, redactó un testamento en el que escribió unas célebres mandas obligadas de tono satírico, la actual de las cuales dice: Encargo a mis camaradas que sobre la blanda tierra de mi sepultura, o más bien en sus corazones graben el subsiguiente sencillo epitafio: Aquí yacen las cenizas del Pensador Mexicano, quien hizo lo que pudo por su nación.

José Joaquín Fernández de Lizardi

Escritor mexicano, hombre de una sola fe, de una sola línea de conducta, Lizardi pudo armonizar en él al creyente y al crítico, este pensador mexicano, como se llamaba a sí mismo, influido por pensadores españoles del siglo XVII°, también abundantemente inspirado por principios literarias y filosóficas francesas.

Procedente de la clase media, periodista, aprovecha la constitución de Cádiz proclamando la libertad de la prensa para fundar El Pensador mexicano , la publicación más importante, pero también El Hermano de Perico (El Hermano de Perico), agradables pasatiempos ( Ratos entretenidos), la prensa es, a los ojos de Lizardi, el instrumento más eficaz de la libertad.

Alimentado con ideas enciclopédicas, afirma su fe en la ciencia y el trabajo, su convicción de que si el hombre es naturalmente bueno, es perfecto y que la educación es, por lo tanto, esencial, su espíritu irreverente, cáustico y realista, su previsión en el análisis de las realidades mexicanas le dan a su trabajo un tono polémico que vale varios encarcelamientos; de hecho, no duda en atacar a la familia real en la persona de Godoy, en 1822 fue excomulgado por publicar un folleto titulado Defensa de los francmasones.

A pesar de su importancia ideológica y política como periodista, Lizardi se hizo famoso por sus creaciones novelísticas, siendo el manga La Perruche el más famoso (El Periquillo sarniento), cuya publicación se inició en 1816 y se completó en 1831; Una novela autobiográfica, de una vena picaresca, que narra las aventuras de un niño que, después de haber conocido mil experiencias y frecuentado todos los estratos de la sociedad, finalmente se estableció.

Te Recomiendo Ver...

A través de sabrosos diálogos, Lizardi traza la historia de una era, la era colonial, y alude al surgimiento del movimiento liberador, la penetración de sus observaciones, la verdad de su pintura de las diversas clases sociales, su negativa a ceder al sentimentalismo que lo rodea hacen de Lizardi el primer novelista realista de la América hispana.

Situaciones Políticas

José Joaquín Fernández de Lizardi (1776-1827) informó en 1808 la primera de sus trabajos: una poesía memorable del advenimiento de Fernando VII al trono de España; subsiguientemente siguieron surgiendo versos suyos, de género satírico, que se burlaban de protagonistas de la humanidad de su tiempo.

A finales de 1811, Lizardi conquistaba el espacio de teniente de justicia, en Taxco, cuando la ciudad fue estaba arrebatada por los insurgentes; calumniado de haberles socorrido, fue encerrado en la cárcel que se encontraba en la capital por poco tiempo: consecutivamente fundó su primer periódico El Pensador Mexicano (1812-1814), en el que declaró sus dictámenes políticas, hecho que le ocasionó infortunios y una nueva captura.

En ese momento, Fernández de Lizardi fue produciendo los escenarios políticos que vivía el país para declarar diatribas, comentarios y insinuaciones a través de sus comunicaciones literarias, en la actual edición, junto con un extenso artículo introductorio, Agustín Yáñez eligió tres textos de Lizardi, que sirven como ejemplo de los géneros que el autor trabajó: Representación y contexto de México, Fantasías alegórico honestos y La Constitución política de una república imaginaria.

En el período de la lucha por laindependencia , en relación con el crecimiento de autoconciencia y revolución, el estado de ánimo de las personas, la filosofía como académico. la disciplina pierde su significado ; la efectividad de las ideas comienza a ser probada en política. luchar Periódicos y política, las proclamaciones se convierten en un medio de propaganda y difusión de las doctrinas sociales.

Desempeñó un papel importante en la lucha por profundas transformaciones sociales en el primer cuarto del siglo XIX, El pensador mexicano (Pensador mexicano), dirigido por el escritor y periodista progresista José Joaquín Fernández de Lisardi (1776–1827).Confiando en el racionalismo.

En 1816, Fernández de Lizardi publicó la primera novela latinoamericana, Pericillo Sarniento. ( El Periquillo Sarniento), en la que describía los modales de la sociedad mexicana, en el aspecto estético, la novela es una curiosa mezcla de las tradiciones del género plutónico con un sabor local.
Las complejidades del destino del personaje del título lo llevan a través de todos los estratos sociales. Así que con el desarrollo de la trama, provisto de los comentarios críticos de los autores, se revela la crueldad de todas las esferas de la sociedad colonial mexicana. Fernández de Lizardi murió en la Ciudad de México el 21 de junio de 1827.

Ideas de Lizardi

Alimentado con ideas enciclopédicas, afirma su fe en la ciencia y el trabajo, su convicción de que si el hombre es naturalmente bueno, es perfecto y que la educación es, por lo tanto, esencial.

Su espíritu irreverente, cáustico y realista, su previsión en el análisis de las realidades mexicanas le dan a su trabajo un tono polémico que vale varios encarcelamientos; de hecho, no duda en atacar a la familia real en la persona de Godoy, en 1822 fue excomulgado por publicar un folleto titulado Defensa de los francmasones.

A pesar de su importancia ideológica y política como periodista, Lizardi se hizo famoso por sus creaciones novelísticas, siendo el manga La Perruche el más famoso El Periquillo sarniento, cuya publicación se inició en 1816 y se completó en 1831; una novela autobiográfica, de una vena picaresca, que narra las aventuras de un niño que, después de haber conocido mil experiencias y frecuentado todos los estratos de la sociedad, finalmente se estableció.

A través de sabrosos diálogos, Lizardi traza la historia de una era, la era colonial, y alude al surgimiento del movimiento liberador, la penetración de sus observaciones, la verdad de su pintura de las diversas clases sociales, su negativa a ceder al sentimentalismo que lo rodea hacen de Lizardi el primer novelista realista de la América hispana.

En su mayor parte autodidacta, Fernández escribió como el pensador mexicano, tomando este seudónimo del título de su periódico radical , El pensador mexicano (1812), por burlarse tanto de la monarquía como del papado, fue encarcelado y excomulgado. Su periquillo sarniento, la primera novela picaresca de la América española, es un cuento colorido que representa el estado de la sociedad mexicana a principios del siglo XIX y refleja las ideas de la Ilustración francesa y de Jean-Jacques Rousseau sobre la educación.

También escribió La quijotita y su prima (1819; Miss Quijote y su prima) y Las noches tristes y días alegres (1823; Noches tristes y días felices).

El rasgo más importante que tenía el escritor era su capacidad para describir con una perfección notoria el desenvolvimiento de los hechos diarios en Nueva España, las obras de Lizardi no solo explican con gran exactitud la forma en la que las personas hablaban en la época, sino también la manera en la que se desenvolvían día a día.

Dejar Comentario