Vicente Ramón Roca: Biografía, presidencia y más

Aprende todo sobre Vicente Ramón Roca, un negociante y diplomático ecuatoriano, fue primer mandatario del ecuador en el período de 1845 hasta el 1849, encabezó la revolución marcista, a lado de josé joaquín de olmedo y diego noboa.

¿Quién fue Vicente Ramón Roca?

Vicente Ramón Roca Rodríguez, nacido el 30 de diciembre de 1792 en la provincia de Guayaquil, fue un importante político del territorio del Ecuador, dedicado al comercio y fue electo presidente del Ecuador el 8 de diciembre de 1845 y ocupó el cargo hasta el 15 de octubre de 1849. Fue uno de los líderes que participó en la Revolución de Marzo, junto a Joaquín de Olmedo y Diego Noboa. Formó parte del Triunvirato Marcista. Fue el primer presidente de la Época Marcista.

Biografía

Vicente Ramón Roca nació el 30 de diciembre de 1792 en el territorio guayaquileño, su padre era el comandante Bernando Roca y Liceras, y su madre era Ignacia Rodríguez y Carrascal. Estudio toda su vida en casa, debido a que no se encuentra registros de que haya cursado la secundaria o records académicos de ninguna universidad. Se dedicó gran parte de su vida a la actividad comercial. Viajó a Jamaica gracias a su dedicación comercial.

Fue elemento fundamental en la economía de la “Revolución del 9 de Octubre”, el movimiento que se considera como el comienzo del pensamiento de libertad de la provincia de Guayaquil. Se conoce que Simón Bolívar le ofreció su amistad y fue reconocido por la Gran Colombia gracias a su administración de Rentas Municipales del Guayaquil. Lidero la Revolución Marcista de 1845, junto a Joaquín de Olmedo y Diego Noboa, en contra del gobierno de Juan José Flores.

Participó en el periodo marcista del Ecuador, luego del derrocamiento de Flores, hasta la crisis de 1858 a 1860. El lema de este periodo se caracterizó de “El Ecuador para los ecuatorianos”. Durante el marcismo ocurrió una crisis en 1858, haciendo que el territorio ecuatoriano se dividiera en 4 partes. (Ver artículo: Revolución Marcista)

vicente ramon roca

Ese momento, la época Marcista representó, con todo, un comienzo a principios democráticos más extensos, una libertad respecto del militarismo extranjero, un mayor cuidado a negros e indios por parte del Estado y un temeroso intento de volverlo más independiente del poder de los dueños de la tierra y del comercio. El intento provocó, sin embargo, la más grave crisis nacional de la historia republicana hasta ese período.

Roca estuvo en la Constituyente de Riobamba y  constituyó la junta  escritora de la primera Constitución. Ayudo a Guayaquil como director de Policía, y a la República como imagen y senador en cuatro mandatos. En 1836, fue el presidente de Guayas. Fue uno de los más importantes lideres de la revolución de marzo de 1845, no tanto en la parte militar, sino en la parte que exponía la mala gestión de la administración del presidente Juan José Flores, además que este le había prometido la vicepresidencia que al final nunca se dio.

Fue difamado por Francisco Tamaríz, ministro de Hacienda de Rocafuerte, de negociados que Roca falsificó en la prensa. Salió arruinado de la presidencia. Vencido su partido roquista, fue emigrado al Perú en 1851. Cuando regresó a Guayaquil, llevó una vida incierta y reducida detrás de un escritorio de adjunto de la casa de comercio de su primo Agustín Roca. Murió en Guayaquil a los 66 años de edad.

Gobierno Provisorio

Tropas de flores dirigidas por el general Antonio Elizalde se apoderaron del Cuartel de Caballería el 6 de marzo de 1845 en Guayaquil. Una asamblea de Padres de Familia estableció un Gobierno Provisional compuesto por Olmedo, Roca y Diego Noboa en representación de Quito, Guayaquil y Cuenca.

La tarea más apremiante del Gobierno Temporal fue alcanzar  el apego del resto del país, vencer la firmeza del presidente Flores, restablecer el orden instituido, argumentar el golpe de Estado y prometer a la Nación una esperanza nueva. Entre marzo y junio el gobierno logró ese afecto. No alcanzó derrotar a Flores, escondido  en su hacienda “La Elvira”, cercana a Babahoyo.

El Gobierno Temporal fracaso  la batalla pero ganó la guerra, porque Flores “impulsado de grandiosa intuición de su raza clara” negoció con los insurrectos en la hacienda “La Virginia”, de Olmedo. Flores les planteó que se marcharía a Europa por un par de años si el Gobierno temporal le conservaba la jerarquía militar, los honores y las rentas, le amortizaba los sueldos retrasados y le proporcionaba unos viáticos de 20 mil pesos, aproximadamente   un millón de dólares.

Constitución de 1845

El Gobierno Temporal admitió los términos “Al adverso, puente de plata”. No bien embarcado, Flores, el 17 de junio de 1845, los magistrados nombraron una Asamblea Constituyente que debía transcribir una cuarta Constitución y elegir a un nuevo gobernante. Puesta la casa en orden y restablecida implícitamente la democracia, había llegado la hora de demostrar urbi et orbi, ante el país y América, la revuelta de marzo.

José María Cucalón, secretario general, concibió llegar a su destino el “Manifiesto del Gobierno Provisorio del Ecuador sobre las causas de la presente transformación”, fechado el 6 de julio de 1845, Año 1 de la Libertad.

El manuscrito exponía en 12 mil palabras “los motivos poderosos que nos han impelido a desconocer a la autoridad ilegal que nos regía”. Marcaba como causa antigua “el germen de inquietud y revolución”, rasgo del Ecuador desde su origen en 1830. Aseguraba que “todo en Colombia y Venezuela era nacional” mientras que “todo en Ecuador era extranjero”.

Notaba la causa próxima en los innumerables abusos de Flores. Reclamaba a la Constitución de los Estados Unidos y a la doctrina de varios expertos para demostrar el principio de “que el pueblo tiene el derecho y el deber de sacudir el yugo” que lo somete.

Presidencia

Vicente Ramón Roca fue elegido presidente después de 76 escrutinios en la Asamblea que votó con 27 delegados a favor contra 13 que recibió Olmedo. El diputado José María Vallejo expreso que votó por Vicente Ramón Roca porque´ sabía que el candidato que él quería no obtendría nunca la victoria ya que había sufragado por él ya 80 veces.

Ramón Roca se instaló en el Palacio de Carondelet y mandó con sutileza y tolerancia. Su gabinete estaba conformado por personas preparadas y competentes, respetando en todo momento a sus opositores que usaban los periódicos que se repartían por todo el país para atacar. Su gobierno se caracterizó mayormente obrar en contra de los partidarios del ex presidente Juan José Flores y en especial cuando se enteró que este se preparaba durante su estadía en Europa para una reconquista española del Ecuador junto a la reina María Cristina de Borbon-Dos Sicilias. (Ver artículo: Palacio de Carondelet)

En una Junta de Agricultores que se presentó en Guayaquil, impulsó notoriamente la producción del Ecuador, hubo una mejor administración con respecto a la justicia, implementando jurados y puso en orden la economía. Aunque los ingresos fueron escasos para su gobierno debido que su mejor año solo gano 854.435 pesos. La falta de capital se vio influenciada gracias a la movilización del ejército colombiano contra el Ecuador y la expulsión del General Flores.

El proyecto de los revolucionarios marcistas tuvo varias metas pero uno de los  objetivos más importantes recuperar parte del territorio que los colombianos les habían arrebatado durante el periodo presidencial de Flores. Las movilizaciones no sirvieron de nada debido a que se llegó a un acuerdo de Paz y Amistad entre ambas naciones y dejaba las puertas abiertas a que Ecuador reclamara el territorio amazónico entre los ríos Caquetá y Putumayo.

Años después, Flores con sed de venganza por el incumplimiento de los Tratados de la Virginia, al matar al General Juan Otamendi, que formaba parte importante de su gobierno, este decide aliarse con la reina María Cristina de España para que Ecuador volviera ser una colonia española. La reina le otorgó los vapores “Monarca”, “Neptuno” y el velero “Gleneig”, junto a 3 mil mercenarios de nacionalidades españolas, inglesas e irlandesas, pero que el mando lo tendría en esta ocasión el General Flores y toda su descendencia, volviéndolo el príncipe de la Reconquista.

Luego de un tiempo, el General Juan José Flores negó haber tenido alguna intención de invadir el Ecuador con la ayuda española. De igual manera el país se vio en modo alarma de guerra y las tropas ya estaban alistadas por órdenes de Vicente Ramón Roca. Además este formó un Congreso Sudamericano para hacer frente a una posible invasión de Europa nuevamente. También se encontraban en la búsqueda de la ayuda de comerciantes ingleses que vieran perjudicados si se concretaba una reconquista española.

El mandato de Vicente Ramón Roca tuvo un comienzo tranquilo, sin muchos problemas. El Congreso de 1849 no hacia público los prestamos que realizaba el presidente. Resultó efectivamente la ley que hacia que juicios fueran ejecutados por jurados.

En cuanto a los patrimonios del gobierno, Roca fue muy efectivo, administrando muy bien los recursos que tenia al alcance, sin importar las limitaciones que les había dejado la mala gestión del gobierno anterior. Ramón Roca, durante su gobierno, dejo la libertad de las diferentes ideologías políticas en toda su población.

El presupuesto que tuvo su mandato era muy limitado, haciendo muy difícil saciar las necesidades que tenia los individuos que pertenecían a su territorio, pero aun así, con los pocos recursos logro construir algunas obras públicas en la República del Ecuador.

Aspectos Internacionales

El gobierno de Vicente Ramón Roca enfrentó, en el ámbito internacional, un intento de guerra provocado por Nueva Granada, quienes temían el poderío marcista y pensaron que estos intentarían recuperar su territorio de Cauca. Este enfrentamiento entre ambas naciones cesó en el Tratado de Santa Rosa y en el Protocolo Larrea-De Martín.

En su período presidencial tuvo una lastimosa situación económica con relación a los campos internacionales. En 1847, se produjeron 38.750 pesos, de los cuales 32.000 pesos fueron para el pago de misiones diplomáticas.

También llevó a cabo una importante negociación con un representante inglés, llamado N. Conroy, que tuvo que ver con el pago de la duda hacia los ingleses, pero estas negociaciones tuvieron repercusiones durante el mandato de Manuel Ascázubi.

Dejar Comentario