Bandera del Ecuador: Historia, Significado, Día y más

Descubre todo acerca de la bandera del Ecuador, conociendo todas sus características, desde su forma hasta sus colores amarillo, azul y rojo, y lo que representan cada uno de ellos. Aprende sobre su historia y cada uno de sus diseños previos hasta llegar al actual.

bandera del ecuador

La bandera del Ecuador es uno de los símbolos patrios que representan a la nación ecuatoriana como país y a su población frente a todas demás naciones del mundo, junto al escudo nacional y el himno nacional. (Ver artículo: Himno Nacional del Ecuador)

La bandera actual del Ecuador

La bandera del Ecuador se denomina como un lienzo de forma rectangular que se encuentra dividido en tres rayas esparcidas horizontalmente, ordenadas con los colores amarillo, azul y rojo de arriba abajo respetivamente, siendo la parte amarilla de mayor tamaño que las otras dos. Además tiene el Escudo ecuatoriano en toda la parte media. Su estilo y simbología son provenientes de la bandera de la disuelta Gran Colombia.

Durante la época, tras la victoria de la Revolución Marcista, que fue en el periodo comprendido entre 1845 y 1860, la bandera del Ecuador tuvo un diseño peculiar que fue adoptado de los revolucionarios, que consistía en un lienzo de color blanco y con una raya vertical en todo el medio de color celeste con tres estrellas blancas.

Posteriormente la bandera del Ecuador recurrió al diseño que dejo la Gran Colombia, que es muy parecido a las actuales banderas de las Repúblicas de Venezuela y Colombia. Este diseño tricolor nació en 1801, bajo las ideas de los venezolanos Lino de Clemente y Francisco de Miranda, originalmente para representar a la nación de Venezuela, que fue certificada por el Congreso Constituyente del país en 1811.

Significado

La bandera del Ecuador actualmente contiene tres colores que se desarrollaron partiendo de la bandera de la disuelta Gran Colombia, el cual Ecuador formaba parte junto a los países de Venezuela y Colombia.

Los colores que comprende la bandera del Ecuador son el amarillo, azul y rojo; el amarillo simboliza el oro y todas las fortunas que posee la nación; el azul quiere representar los cuerpos líquidos que tiene su territorio, como lo es el océano, los lagos y los ríos, además de la belleza que otorga el claro y despejado cielo; y el rojo significa la sangre que derramaron los patriotas que dieron su vida por la liberación de su pueblo.

El Registro Oficial número 1272 arrojo que la República del Ecuador tiene dos diseños diferentes de su bandera nacional oficialmente, desde inicios del siglo XX mediante un decreto firmando. Según el artículo 2 de la Constitución ecuatoriana, implanta que la bandera nacional es de un espacio tricolor con la franja amarilla doblemente ancha que las bandas de color azul y roja.

Según el artículo 3 de esta misma constitución implanta que la bandera del Ecuador, que tiene el escudo nacional en su centro tiene que representar obligatoriamente a las oficinas del gobierno militar, además a los agentes diplomáticos que se encuentran fuera del territorio ecuatoriano, y usada por las fortalezas y busques de guerra de la nación y otros órganos que representen al país ecuatoriano. Este mismo artículo decreta que la población civil ecuatoriana tiene que utilizar esta bandera.

El artículo 4 afecta directamente a los dominios de los municipios, debido a que este decreta que les queda prohibido a estos usar la bandera nacional junto al escudo de armas. Los ayuntamientos tendrán el poder de utilizar la bandera nacional con la tricolor con todo y sus proporciones, pero en vez del escudo en el centro, se coloca un conjunto de estrellas ordenadas  circularmente en la parte azul de la bandera.

Las estrellas que se colocan en esta bandera de forma circular representan a las provincias del Ecuador, teniendo una estrella por provincia que posee. Aunque cabe mencionar que es muy parecida a la bandera de Venezuela utilizada desde el año 1905 hasta el año 1930, pero esta tenía 7 estrellas blancas ordenadas circularmente en su parte azul.

Comúnmente, la bandera debe tener unas dimensiones de 2 a 3, pero con la excepción de que la bandera se cuelgue sobre el Palacio de Carondelet, que contiene unas dimencioness de 2 a 1. El presidente que gobierne el país ecuatoriano usa la bandera de 1:1, pero no puede ser usada ni por el transporte que lleva al quien preside el país.  (Ver artículo: Palacio de Carondelet)

Historia de la Bandera del Ecuador

Luego de la llegada de los colonizadores españoles y que las tierras ecuatorianas fueran conquistadas por Sebastián de Benalcázar, se fundó la ciudad de Quito en este territorio, colgando los símbolos que representaban a España. La Cruz de Borgoña simboliza también a la Cruz de San Andrés, que está conformado con troncos que representan dicha forma y contiene nudos en los sitios que se notan los cortes de las ramas.

La cruz de Borgoña ha sido el símbolo que se incrusto en los escudos de armas y en las banderas que utilizaban los grupos militares españoles, desde su establecimiento en 1506, para sus unidades terrestres y marítimas.

El emblema rojo y gualda, conformado por 3 rayas horizontales de color amarillo en el medio, en cada extremo una pequeña raya roja y en todo el centro se encuentra colocado el escudo de armas de España. Este emblema era utilizado únicamente como bandea militar terrestre.

La Junta Revolucionaria de Quito

En la Junta revolucionaria de Quito celebrada el 10 de agosto de 1809, se creó una nueva bandera que representara a los hombres que defendían la patria de Quito, en la escena que se le conoce como la Primera Junta de Gobierno Autónoma de Quito. Esta bandera fue reiteradamente usada en la Segunda Junta de Gobierno realizada en el año 1810, y posteriormente utilizada por el Estado de Quito entre los años 1811 y 1812.

La Cruz de Borgoña, también conocida como Aspa de Borgoña, tiene como símbolo principal la Cruz de San Andrés que está conformado con troncos que representan dicha forma y contiene nudos en los sitios que se notan los cortes de las ramas. El emblema formo parte del escudo de armas y en las banderas españolas, para identificarse tanto en sus tropas terrestres como marinas desde principios del siglo XVI, cuando fue incorporado con la Guardia Borgoñona de Felipe el Hermoso, aun utilizado en el Escudo de Armas del Rey de España.

Según estudios el Aspa de Borgoña fue el representante de la parte borgoñona que se ubicaba en territorio francés durante la guerra de los 100 años desde el mandato de Juan Borgoña en 1404, debido a que San Andrés se considera el patrón de Borgoña. En 1506, el rey Felipe I el Hermoso incorporó este emblema en los símbolos españoles, luego de casarse con la reina Juana I de Castilla, en honor a la familia de su madre, María de Borgoña.

La bandera quiteña

Antiguamente por un gran tiempo se creía de forma errónea que esta bandera era un lienzo de color rojo con un asta de color blanca, pero solo era un error de transcripción, por confundir la palabra “asta” con “aspa”, que la verdad la bandera era un lienzo de color rojo con un aspa de color blanco, siendo así la misma bandera de España con la Cruz de Borgoña pero con los colores inversos. Se hizo público el error durante la celebración del Bicentenario el 10 de agosto.

El manuscrito que revelo el concepto correcto es de lo que se halló en el tesoro encontrado por los hombres españoles, bajo el mando del coronel Juan Sámano, luego de la Batalla de Ibarra que los enfrentaba contra el ejército del Estado de Quito, en las instalaciones de la Laguna de Yaguarcocha en el año de 1812. Este manuscrito revelaba muchos bienes, de los que se destaca la parte de “una bandera de tafetán encarnado con aspa banca” representado así  que la tafeta era la tela, el encarnado es el color rojo, y el aspa era la Cruz de San Andrés.

Banderas de la Provincia Libre de Guayaquil

La bandera que represento a Guayaquil se creó posteriormente terminada las guerras independentistas el 9 de octubre de 1820, que simbolizaba la victoria de esta ciudad libre y proclamándose la República de Guayaquil, que poseía en su territorio algunas provincias que hoy se conocen de las costas del Ecuador.

El Dr. José Joaquín de Olmedo fue quien realizo el diseño del escudo de la ciudad y quien propuso los colores blanco y celeste para la bandera de este lugar. La bandera se divide en cinco rayas horizontales de las cuales tres son de color celeste y dos de color blanco, así también la raya celeste del medio contiene tres estrellas de cinco puntas de color blanco.

Durante la década de 1952, se realizaron investigaciones bajo el mando de Pedro Chambers, con ayuda de los trabajos de J. Gabriel Pino Roca, como también con algunos documentos muy importantes que les facilitó el Dr. Pedro José Huerta, se pudo lograr  la reconstrucción perfecta del escudo colonial que utilizaba la ciudad de Guayaquil, que se describe de una forma muy peculiar, en la que tiene en su parte baja, la representación del río Guayas con 5 rayas, de las cuales tres de ellas eran de color azul y las restantes blancas.

Sin importar la variedad de lugares que se podía apreciar y durante un gran tiempo el Escudo Colonial de la ciudad de Guayaquil, esta imagen perduro en la mente de los habitantes de Guayaquil y que en el momento que lograron su liberación acoplaron estos colores en su bandera.

La identidad de las tres estrellas

Hoy en día todavía se confunde la representación que realiza las tres estrellas de cinco puntas un la raya del medio. Según muchos estudios se dice que estas estrellas simbolizan a las provincias más importantes de la Real Audiencia de Quito, de las que se describen Quito, Cuenca y Guayaquil.

Según muchos especialistas en historia, certifican que estas estrellas reflejan a las tres ciudades que fueron más relevantes en la Provincia libre de Guayaquil, conocidas como Portoviejo, Machala y Guayaquil, que representaba a su capital. Aunque esta afirmación tiene sus puntos bajos debido que ese periodo, la ciudad de Machala se consideraba con un gentilicio con mucha menos relevancia que otras ciudades que se hallaban en esa provincia, como lo era Daule, Bodegas, entre otras, que además de tener mayor población, tenían mayor importancia económica.

No existe algún manuscrito o documento que afirme esta teoría de las ciudades. El argumento de que estuviera Portoviejo entre las ciudades destacadas, es aceptada ya que la principal del partido, además de ser una de las dos provincias más importantes y antiguas de ese territorio, y también tenían cabildo propio.

La era de la Gran Colombia

Poco tiempo después de terminar la Batalla de Pichincha, se elevó de manera oficial la bandera tricolor de la gran Colombia, que fue acogió oficialmente el 25 de mayo e íntegro a Quito a esta nueva nación.

El tricolor que se blandió luego de la declaración de la independencia el 5 de julio de 1811, tenía la raya de color amarillo, con el doble de ancho que las rayas azul y roja. El error de colocar las tres franjas del mismo tamaño permanece sin importar que existen documentos que comprueban la forma correcta del diseño tricolor, siendo el país venezolano de donde proviene este error, además de ser de donde se diseñó originalmente esta bandera.

Esta bandera amarilla, azul, roja, se originó en el Congreso Constituyente de Venezuela, que luego de la declaración de la Independencia en 1811, sugerida por el General Francisco de Miranda, quien es el creador de esta obra. En ese mismo Congreso se ratificó este diseño 4 días después y se hizo público su diseño el 14 de Julio en la Plaza Mayor en la ciudad de Caracas, además que también se colocó en el Fuerte de San Carlos. Posteriormente en el año 1822, siendo Guayaquil incluida en la Gran Colombia, se levantó esta bandera  tricolor en su territorio.

Evolución histórica

Finalmente disuelta la Gran Colombia, oficialmente el 19 de agosto de 1830, se realizó un Congreso en el que llego a decretar que se utilizaría el mismo escudo que se tenía pero con un fondo celeste, incorporando también un sol y con la leyenda de “El Ecuador en Colombia”. La bandera no tuvo cambios relevantes ya que seguía manteniendo los mismos colores. (Ver artículo: Escudo del Ecuador)

En 1833, el presidente encargado de esa época hizo oficial el Escudo de Armas del Estado del Ecuador, diferenciándolo al Escudo del Estado en la República de Colombia. No llego a hacer modificaciones en la bandera, pero sí en el escudo que se encuentra en ella.

La época marcista

Luego de la victoria de la Revolución Marcista, se acoplo un nuevo diseño en la bandera de la nación, siendo conformada por 3 partes paralelas al asta, de color blanco en los extremos y de color celeste en el medio. También contiene tres estrellas de cinco puntas que hacían alución a los tres departamentos que lo conformaban, siendo estos Quito, Guayaquil y Cuenca. (Ver artículo: Revolución Marcista)

En el año de 1845, se realizó un Convenio nacional, celebrado en el departamento de Cuenca para hacer pequeños cambios al diseño de la bandera nacional. Para que esta bandera representará de mejor forma el territorio ecuatoriano, debes de 3 estrellas, se colocaron 7, simbolizando las siete provincias que conformaban el Ecuador.

Restitución del tricolor

El 26 de septiembre de 1860 en la bandera del Ecuador se volvió al amarillo, azul y rojo, que se había utilizado en la época de la Gran Colombia, decretado por el Dr. García Moreno. Manifestando la Jefatura de la nación, se retiró el diseño marcista, blanco y celeste, poniendo de manera oficial el tricolor que lo encontraban más representativo al Ecuador. La Convención Nacional oficializo el decreto en 1861.

31 de octubre de 1900

El Congreso Nacional, a principios del siglo XX, bajo el mando del presidente Manuel B Cueva, decretó legalmente las normas para el uso de la bandera nacional ecuatoriana. El Gral. Alfaro dio su firma para este decreto el 7 de noviembre de 1900, haciéndolo oficial.

El reglamento no es muy específico y por eso muchas instituciones y personas utilizan la bandera del Ecuador como mejor les parezca en cuanto a colores y dimensiones. De esta manera, existen banderas con colores que no concuerdan mucho con otras, como por ejemplo, con colores los colores amarillo, azul y rojo, más oscuros o más claros.

Juramento y día nacional de la bandera del Ecuador

Para los estudiantes y cadetes militares que ejercen su labor en el territorio ecuatoriano deben realizar obligatoriamente una promesa a la bandera del Ecuador, mejor conocida como el Juramento a la Bandera. Esta actividad se realiza el día de la bandera que es el 26 de septiembre de cada año, o en otro acontecimiento cívico relevante, como por ejemplo las graduaciones de las instituciones educativas, paradas militares, entre otros eventos.

Todo ciudadano ecuatoriano tiene que jurar fidelidad a la bandera que representa su nación, en especial en los actos cívicos y con emoción honrando a la patria. Esto obliga a los estudiantes que a partir del tercer curso diversificado hasta los estudiantes de séptimo año de educación básica, sean honrados patriotas de su país como objetivo principal de sus actividades.

Todo aquel ecuatoriano que haya ratificado su afecto a la patria mediante el acto de Juramento a la Bandera, promete simbólicamente a defender la bandera del Ecuador, la constitución, las leyes que dicta la nación y fortalece la lealtad que demostraron los héroes de este país como lo son Pichicha, Tarqui y el Alto Cenepa.

Con el grandioso marco que representan los emblemas de la Patria, el juramento se realiza en plena luz del día, bajo el radiante sol, que los más jóvenes ratifican y es valorado por sus familiares que se encuentran presentes en este evento, que es motivo de orgullo para muchos ecuatorianos porque ahí se comienza el patriotismo de un nuevo Ecuador.

El dialogo que se establece en el juramento a la bandera es realizado por un abanderado y una autoridad y recita de una manera que hace que todo el que realice tal acto se sienta tan patriótico como los grandes personajes que construyeron la nación ecuatoriana.

El Juramento comienza con el abandera dando unas palabras que demuestran preparación y ganas de servir a la patria, la autoridad le advierte sobre las responsabilidades que le corresponden y pregunta si aun así quiere seguir, al cual el abanderado responde que sí y recitando unas palabras más, la autoridad nuevamente le pregunta si promete amar, respetar y defender a la bandera del Ecuador sobre cualquier circunstancia, al cual el abanderado responde nuevamente que sí.

Luego de varias preguntas que realiza la autoridad y que el abanderado tiene que afirmar en todas las ocasiones, se procede a autorizar en nombre de la República del Ecuador a darle el honor al estudiante de ser el abanderado del plantel durante el periodo en el que se encuentra.

Frases para el día de la bandera

Durante la celebración del día de la bandera del Ecuador, el 26 de septiembre de cada año, se aplican gran cantidad de frases para así demostrar el patriotismo que se tiene en la población ecuatoriana, expresando el amor y el orgullo que esta en cada individuo de esta nación.

Entre las frases se pueden destacar a las que hacen alusión a sus colores, admirando y dándole un significado agradable y patriótico a cada color que se encuentra en la bandera ecuatoriana, como por ejemplo, que el amarillo representa la abundancia y fertilidad de los cultivos, lo rico que es el país con sus tierras, los grandes yacimientos de oro y el brillo del sol que se alza en el cielo. Se hace un extremo énfasis en la belleza de la bandera, para así sentir el orgullo de ser ecuatoriano.

Normas para el uso de la bandera

Para el uso correcto de la Bandera del Ecuador se deben seguir varias normas y así ser honrado de la manera adecuada. Aquí se pueden destacar algunas de ellas:

  • En los actos que reúnen a varios símbolos patrios, incluyendo a la Bandera, esta siempre tiene la obligación de ir al frente sola, siendo así el centro de los demás, que a su vez tienen que estar ordenados en una única fila atrás. Esto es el caso en que el Pabellón Nacional se encuentra presente entre otras posesiones de asociados a Estados, Municipios, Ministerios, entre otras.
  • el símbolo patrio debe estar del lado derecho.
  • En los eventos realizados en la calle y la bandera se encuentra junto a otros símbolos patrios, esta siempre debe estar al lado derecho.
  • Cuando una persona toma la palabra en un acto público y se exhibe la Bandera Nacional, si ésta se halla pendiente del asta debe estar al lado derecho, que es el sitio de honor.
  •  En los casos que la bandera del Ecuador se coloque de manera horizontal, el color amarillo siempre debe ocupar el espacio superior, mientras que si se coloca de de forma vertical, el color amarillo debe corresponder el lado derecho.
  • Si la bandera se encuentra en un evento en el que se va hacer el uso del discurso, la bandera siempre debe ocupar un espacio arriba y detrás de quien realiza el uso de las palabras.

Himno a la Bandera

Ángel Rivadeneira Pérez compuso un himno que honraría a la bandera nacional del Ecuador, escrita con la intención de alzar el patriotismo ecuatoriano, destacando sus atributos y que se canta al culminar el juramento a la bandera y antes del acto de retiro de banderas. El himno es muy significativo para los ecuatorianos y recita de la siguiente manera:

I

Por Dios juro Sagrada Bandera

En el aire, en el mar y en la tierra,

En la paz y en la horrísona guerra,

Defenderte hasta airoso morir.

(bis)

II

Si extranjera ambición algún día,

Ultrajarte pretende atrevida

Perderemos gustosos la vida,

Para hacerte lucir con honor

III

Y tú misma serás fortaleza,

Y sabremos romper las cadenas,

Pues sentimos correr por las venas

Del Gran Sucre su sangre y valor.

 

Poemas

Existe gran cantidad de poemas inspirados en la bandera del Ecuador, utilizados en varias ocasiones para honrar a la patria mayormente en los colegios y liceos de la nación. La gran parte de estos poemas son hechos por escritores anónimos que desean expresar su amor a su país, compartiéndolos en las instituciones.

El primer poema que se muestra, es de un autor anónimo y es muy recitado en los colegios de la nación, titulado “Mi bandera ecuatoriana” y empieza narrando como es el paisaje ecuatoriano y como se caracteriza su gente, destacando los buenos valores que estos poseen para luego mostrar el patriotismo dando grandes alagos a la bandera del Ecuador, apreciando también el significado de cada color que este posee.

Otro poema de la bandera del ecuador muy escuchado en estas instituciones es “Poesía a la bandera de Ecuador”, que también es de un autor anónimo y recita de una manera  muy agradable  tanto para quién lo lee como para el que lo escucha.

El poema narra la descripción de la bandera ecuatoriana, resaltando la belleza de sus colores y la forma en que se aprecia para un patriota ecuatoriano, dándole un significado a cada uno de sus detalles, en especial a lo que simboliza cada color y admirando todo lo que representa en su máximo esplendor.

 

Dejar Comentario