Arte rupestre: Qué es, origen, historia y mucho más

Antes que el hombre pensara en comunicarse con palabras comenzó a expresarse a través del imágenes y grabados realizados en piedra.  En el cerebro de estos humanos prehistóricos bullían mensajes que solo podían ser exteriorizados mediante lo que hoy en día conocemos como arte rupestre.

Arte Rupestre

¿Que es el arte rupestre y origen?

Arte rupestre (del latín rupestris o relativo a la roca) son dos palabras que definen la habilidad creativa por medio de las cuales se expresaban nuestros primeros antepasados. Se llama así al arte que se dejaba plasmado sobre las rocas y particularmente en los interiores de las cavernas. No solo incluye pinturas sino también tallados de representaciones artísticas realizados sobre rocas o piedras . (Ver artículo: arte conceptual)

Aquellas grupos de seres humanos posiblemente mostraban ya, incluso antes del desarrollo de la escritura, muchas de sus vivencias y creencias por medio de la pintura y grabado en piedra. Su capacidad de abstracción y posterior representación de su realidad son reflejo de la capacidad intelectual de nuestros antepasados.

Significado

Variadas explicaciones se han expuesto sobre los motivos para hacer arte rupestre. Por un lado, se han expuesto al ocio y fantasía de los pueblos primigenios o “poco evolucionados” como razonamientos para tales expresiones. Mientras que, por otro lado, dichos pueblos experimentaron una suprema necesidad de exteriorizar intrincados lenguajes con temas de carácter universal.

arte rupestre

Amplia aceptación ha tenido en tiempos recientes el planteamiento sobre el origen neurofisiológico a partir de la reacción generada por el uso de sustancias psicotrópicas. Esta teoría expone que tras la ingestión de narcóticos incluidos en plantas como el yagé, se provoca la observación de ciertas figuras conocidas como fosfenos, de común representación en el arte rupestre e indígena en general. Tales creaciones artísticas obtuvieron su origen en practicas rituales, producto de ello son las figuras soñadas o imaginadas procederían de alucinaciones a las que luego se les daría un significado.

Muchas y variadas razones pudieron tener aquellos grupos humanos para desarrollar tales manifestaciones rupestres. Se podrían identificar prácticas rituales u ofrendas, finalidades estrictamente estéticas (arte por el arte), o deseo e instrumento de comunicación de saberes, mitos, etc. No obstante, y puesto que ya no sobreviven sus creadores originales, al día de hoy es imposible conocer de forma segura lo que se quería exponer.

Características

Que llamemos “arte” tales representaciones no significa que hablemos de objetos artísticos tales y como los denominamos y clasificamos hoy en día. Que lo definimos “rupestre” es por el soporte en el cual se asienta, en la mismísima roca. Podría ser mas indicativo usar el término manifestaciones rupestres, dado que la palabra “arte” no fue necesariamente el sentido que le dieron sus ejecutores.  (Ver artículo: Arte contemporáneo)

Por más que lo consideremos seria imposible separar las manifestaciones pictóricas de otras concepciones del arte prehistórico tales como los grabados, esculturas y petroglifos, que han sido tallados sobre la piedra usando percusión o abrasión. Es notorio la resistencia al paso del tiempo que muestran las pinturas rupestres, y ello gracias a su común ubicación en cavernas que le brindaban protección contra la erosión y otros fuerzas de la naturaleza.

Pinturas como estas exponen que el ser humano, desde épocas prehistóricas, articuló un sistema de representación artística, el cual estaba guiado por sus prácticas mágico-religiosas para inducir la caza. Ya que se corre el riesgo de no llegar a conocer el impacto en el espacio y en el tiempo de este fenómeno, es dificultoso proponer generalizaciones.

Podemos observar que, en algunos casos las obras rupestres se encuentran en zonas muy interiores de la cueva o en lugares de acceso complicado. En otros casos, por el contrario, las obras están a la vista en zonas abiertas y a las cuales se llega relativamente fácil. Hablamos de santuario cuando la decoración no se encuentra cerca del propio lugar del asentamiento, el cual conlleva implícitamente un significado religioso o fuera de lo cotidiano.

Sencillez y complejidad, cautivante y pleno de magia, el arte rupestre es expresión de maneras de ver el mundo. En contraste, ha padecido indiferencias, y  debe no olvidarse que se requería únicamente del sentido de la vista para apreciar su existencia.

Los cuestionamientos surgidos giraban alrededor de cómo describir, catalogar, interpretar, analizar, clasificar y explicar, es decir, como aplicar la rigurosidad científica requerida. Posteriormente su conservación y difusión agregados a las interrogantes sobre su significado y por qué se pintaron y grabaron las paredes rocosas de cuevas y bloques de lugares abiertos que luego se convirtieron en lugares de habitación.

Se reconoce a la pintura rupestre como una muestra de arte prehistórico, aun así están presentes en prácticamente todas las etapas de la historia humana al igual que en todos los continentes. Obras rupestres no fueron encontradas hasta la mitad del siglo XIX en Europa, hasta que se halló en distintas cuevas objetos hechos con hueso o piedra tallados con la imagen de algún animal.

Arte rupestre

No fue sino hasta el año 1879 que se descubrieron las primeras pinturas, como el importante descubrimiento de las pinturas rupestres en la cueva de Altamira en Cantabria, España. El primero en observar los bisontes multicolores pintados en el techo de la cueva fue Marcelino Sanz de Sautuola. Su autenticidad al principio no fue reconocida ya que solía creerse que los humanos prehistóricos no estaban capacitados para tales creaciones. Pero al realizarse mas hallazgos en Francia y España de estas representaciones esa percepción cambió de manera particular.

Tipos de arte rupestre

Todas las manifestaciones pictóricas hechas sobre soportes pétreos fijos se incluyen en al arte rupestre. Tres tipos de soportes o medios se reconocen de acuerdo a la cantidad de radiación solar al que están expuestas las figuras: en cuevas, abrigos rocosos y al aire libre. Adicionalmente son variados los motivos en los cuales se inspiraron para realizar tales creaciones.  (Ver artículo: Arte del renacimiento)

Cuevas

Es el soporte de mayor frecuencia ya que incluye paredes, techos y, en menor cantidad, suelos de grutas donde no alcanza la luz solar en ningún momento. Allí donde llega el último rayo de luz aun se consiguen decoraciones rocosas que pueden finalizar a cientos de metros de ese punto e incluso a kilómetros.

Arte rupestre

Abrigos rocosos

Se refiere a soportes o medios que incluso pudieron haber sido espacios donde se podía haber habitado, y donde la luz solar ilumina las figuras en algún momento del día. Santuarios exteriores es la denominación usada para estos emplazamientos.

Al aire libre

Se define como “en el exterior” o “al aire libre” siendo el soporte de menor utilización y prácticamente solo encontrado en la Península Ibérica. El arte rupestre al aire libre está conformado por manifestaciones grabadas ya que no se han ubicado figuras pintadas. Con gran facilidad y en corto tiempo se daña la pintura hecha al aire libre, por lo que el grabado se utilizó sobre afloramientos rocosos exteriores de ciertas características estructurales.

Arte rupestre

Animales

El número de animales exhibidos en el arte rupestre es muy pequeño, con respecto a la inmensa fauna que circundaba la vida cotidiana de las comunidades del final del Pleistoceno. En 1965, Leroi-Gourhan desarrollo una categorizacion de las bestias rupestres de acuerdo a su frecuencia de apariciones en las paredes rocosas. Lo hizo creando grupos de fauna de acuerdo a su cantidad, revisando la importancia de herbívoros tales como bisontes, caballos, ciervos y cabras, y en menor magnitud se muestran renos, osos, megaceros, jabalíes, proboscídeos, felinos, cánidos, rinocerontes, peces, etc.

Una nueva tabulación fue establecida en 1995, por Georges Sauvet y André Wlodarczyk donde las especies y su frecuencia aparecen mostradas en  porcentajes:

Animal / Frecuencia
Caballo /  28,7 %
Bisonte /  22,2 %
Cabra/  9,5 %
Mamut / 7,8 %
Cierva / 7,3 %
Uro /  6,1 %
Ciervo /  5,8 %
Reno /  3,7 %
Humano /   3,5 %
Oso /   1,4 %
León /  1,2 %
Pez / 1,0 %
Rinoceronte /  0,5 %
Diversos /  1,3 %

El par caballo-bisonte se constituye en el 50% de la producción, lo que presupone que el bestiario está ya inventariado y que por ello el artista no tendría mayor libertad para dibujar lo que se le ocurriese. Los animales constituían un repertorio de especies muy limitado. 

Arte rupestre

Técnicas

El arte rupestre fue desarrollado utilizando una gama variada de técnicas. Las exploraciones arqueológicas en los espacios pintados o sus cercanías han dejado muy pocas señales sobre la utilería usada en la creación figurativos sobre soportes pétreos. El conocimiento sobre las técnicas y los materiales utilizados  se han expandido debido a la experimentación y estudio detallado de los soportes y las mismas obras.

Algunos medios de apoyo se hicieron imprescindibles para la ejecución del arte rupestre, tales como andamios o iluminación de la cueva. Ciertos lienzos pintados se encuentran a una altura superior a la del espectador, que se supone la construcción de andamiajes que permitieran el acceso a las superficies.

Pintura

Animales, lineas, trazos en un estilo muy básico es lo usualmente retratado en los dibujos rupestres de la era Paleolítica. En contraste, en el Neolítico se plasmaban animales, humanos, el ambiente alrededor así como manos, mostrando adicionalmente el comportamiento habitual de los pobladores así como su interacción con los seres del entorno y sus dioses. Las principales figuras expuestos en estos grafos son imágenes de bisontes, caballos, mamuts, ciervos, renos, etc., sin dejar de destacar las marcas de manos, las cuales ocupan un porcentaje sobresaliente. Animales victima de flecha aparecen con frecuencia.

De uno a dos colores, entre ellos algunos negros, rojos, amarillos y ocres era lo de general uso. Los colores a los que se denomina pigmentos se extraían de fuentes de origen vegetal como el carbón vegetal, de fluidos y heces corporales, agregados de minerales como la hematita, la arcilla y el óxido de manganeso, amalgamados con un aglutinante orgánico: resina o grasa.

Arte Rupestre

Ya que las cuevas se ubican plenamente en el interior del terreno y las pinturas se trazaron en áreas de reducida iluminación, se cree que los antiguos artistas se apoyaban con lámparillas de piedra que alimentaban con tuétano.

Los colores se aplicaban directamente con los dedos, otras veces se escupía la pintura sobre la roca, o se soplaban delgadas líneas de pintura con una varilla hueca. Otros usos comprendían el frotamiento de los pigmentos en polvo directamente en la pared y el mezclado con algún aglutinante y posterior aplicado con cañas o pinceles rudimentarios.

Ocupando el lugar de los lapices se utilizaban ramas quemadas y bolas de colorante de origen mineral aglomerados con resina. En ocasiones se aprovechaban desniveles y huecos de la pared para proveer sensación de volumen y realismo. Era usual marcar o raspar las siluetas animales para provocar incisiones y crear un contorno mas realista y notorio en la roca.

Determinar la verdadera edad de las pinturas de muchos áreas arqueológicos se mantiene como un gran interrogante, puesto que los métodos para precisarla, como el del carbono-14, pueden conducir a resultados erróneos. Ello debido a la contaminación del material evaluado, y también por el hecho de que cavernas y superficies pétreas poseen protuberancias en las que se alojan residuos de suciedad acumulados de diversas épocas.

Arte rupestre

Las técnicas de pintura son varias:

Punteado

Llamado también tamponeado y se ejecuta formando las figuras por medio de la colocación sucesiva de puntos. Se puede hacer mediante el tamponado de la yema del dedo bañada en colorante (como en Covalanas, El Pendo), o con la punta de un útil y hasta por medio de la aerografía (cáprido en el techo de la galería de Combel de Pech-Merle).

En la zona cantábrica se ha registrado el empleo de la técnica punteada para trazar figuras animales. Se esparce desde el País Vasco (Arenaza) hasta Asturias (Llanín y Tito Bustillo), atravesando por un gran número de puestos rupestres de Cantabria (Covalanas, La Garma, El Pendo, Castillo…). En gran medida, en el catalogo iconográfico despuntan las ciervas y el caballo, mientras que ciervos, uros, bisontes y cabras aparecen en menor cantidad.

Arte rupestre

El punteado se restringe a la línea de la silueta que, a veces, es completada con despieces internos y en muy pocas oportunidades con detalles anatómicos interiores. Tales figuras suelen mostrarse en las regiones apartadas de las cuevas y dispuestas en pares o pequeñas aglomeraciones. Agregado a ello, no aprovecha la forma natural del medio rocoso, colocándose el polvo con los dedos en la mayoría de las representaciones.

El acto de que toda la región cantábrica presente un patrón más o menos igual para la escenificación de figuras por medio del punteado, ha permitido asumir que existía muy poco posibilidad para experimentar o improvisar. Reflejando así, la existencia de una mismo capa social estable y con lazos culturales sólidos y de larga duración.

Tinta plana

Se fundamenta en la distribución pareja del color, tanto en fuerza como en cantidad, sobre la superficie. La distribución del color se realizaría con el auxilio de la mano o con la ayuda de un pedazo de piel en los dibujos de gran tamaño (Altamira, Tito Bustillo, Chauvet, Lascaux…), o con los dedos en las pequeñas. Las coloraciones o tintas planas pueden ser incompletas si se limitan a cubrir áreas especificas de las bestias, actuando de modo de despiece anatómico, o totales cuando abarcan todo la silueta del motivo.

Soplado

Consiste en lanzamiento del pigmento, desde la boca directamente o a través de varillas de caña o huesos de pájaros. Si se interpone un objeto entre la pared y el disparo del polvo, se obtiene un estarcido, llámese así al relleno o coloración de los huecos libres de un molde. Por lo general, estas plantillas son las manos, dedos, brazos o acaso una piel recortada.

Arte rupestre

Grabado

El grabado fue una procedimiento de gran utilidad durante el arte paleolítico. Incluidos en esta clasificación existen diversas practicas como el raspado, el rayado o estriado, el piqueteado, los trazos digitales o macarronis, el trazo simple, el trazo múltiple, etc. Los grabados tiene la particularidad de dañar una porción de la superficie pétrea dejando un hueco realizado con un objeto o incluso con la mano.

Trazo digital

Estampa realizada sobre un medio blando al presionar y resbalar uno o más dedos de la mano. Se tiende a llamar, por extensión, a este tipo de impronta “macarronis”. Conformado por trazos largos y por lo común de poca profundidad, apoyándose esos caracteres lógicamente en la fuerza de presión ejecutada y de la naturaleza del medio en cuestión. La fracción de los trazos coincide con un arco de círculo generado por el dedo y es posible determinar el sentido seguido en la ejecutoria gracias a una especie de un relieve terminal del trazo ocasionado por el arrastre de materia.

Incisiones en V, U y en pila

Son aquella clase de grabados más comunes en el arte parietal. Se necesita para tal fin del uso de un útil como un buril de sílex, que según la dirección del mismo sobre la superficie el trazo que se origina tendrá una sección en “V” o en “U”. Cuando las hendidura en “U” no mantiene un fondo liso por haber sido hecha con el extremo romo de un objeto solido, se llama en pila. Estas tres clases de dibujados pueden presentar una geometría simétrica o biselada a izquierda/derecha en razón del ángulo de inclinación de aplicación del útil respecto del medio.

Piqueteado

Se trata de perforar en variado grado de profundidad sobre la capa pétrea. La confección se logra mediante la sucesión de golpes de una herramienta puntiaguda o redondeada, más o menos juntos o apretados, que daña la superficie por lascado, desconchado o machacado. Este método está registrado particularmente en aquellos yacimientos rupestres a cielo abierto, como son los del valle del Côa, Siega Verde o Domingo García.

Escultura parietal

La escultura (el relieve y el modelado) en el arte rupestre es el tallado en relieve de una figura sobre un material solido, proporcionandola de un significativo volumen. Existen varias categorías dentro de estos procedimientos:

– Bajorrelieve: Modelado que se reconoce por el fondo plano del área con un espesor inferior a la mitad del bulto de la escultura.

– Altorrelieve: Modelado donde el grueso es superior a la mitad de la forma real del objeto figurado.

– Bulto redondo: Escultura modelada donde el volumen se reconoce totalmente en bloque de la superficie original.

Arte rupestre

La técnica de modelado, también de carácter volumétrico, se elabora con una materia de característica plástica como la arcilla, conllevando la acción de configurar, amasar y dar forma a materias blandas. La técnica de modelado, también de carácter volumétrico, se elabora con una materia de característica plástica como la arcilla, conllevando la acción de configurar, amasar y dar forma a materias blandas.  (Ver artículo: Arte románico)

Combinación de técnicas y aprovechamiento del soporte

En muchas situaciones, las exhibiciones de arte rupestre paleolítico es el producto de un conjunto de variadas técnicas, mezclando grabado y pintura, con distintas formas de ejecución cada una. Así pues, existen figuras decoradas completadas con trazos grabados, figuras grabadas que se agregan restos de pintura, composiciones de tinta plana con trazos continuos en pintura, trazos estriados con trazos simples en grabados, etc.

Un caso paradigmático son los bisontes del Techo de los Polícromos de Altamira cuya mezcla de trazos negros de contorno, tinta plana roja y negra para figurar el pelaje y volúmenes de los animales, y trazos grabados para exponer diferentes partes de su anatomía.

Conservación del arte rupestre

El arte rupestre tiene una inmensa desventaja: al estar al aire libre su conservación es tarea harto complicado. Su ubicación, desde que fue realizado, esta en el mismo lugar de siempre, donde pervive por cientos o miles de años. Las fuerza naturales, siempre presentes, han jugado un papel preeminente en el desgaste y desaparición de es estos sitios. Principalmente a causa de la erosión y la lluvia, pero la humedad, el deposito de minerales y el desarrollo de líquenes y hongos han hecho su aporte negativo. Siendo la participación de la mano del hombre considerada como el factor mas dañino.

Arte rupestre

Se reconoce el rastro de actividades humanas en sitios rupestres que perjudican su conservación, cuando se depositan basuras o se preparan fogatas cerca de las paredes pintadas. Excavaciones en los alrededores en espera de hallar tesoros, el resalte de motivos y el pintado de graffitis son acciones que alteran significativamente su valor cultural.

Los sitios rupestres son patrimonio de la humanidad de un valor no calculado y parte del legado cultural que nos cedieron nuestros ancestros. Son testimonios únicos que nos permiten restaurar el pasado y profundizar en el conocimiento de la naturaleza humana. A pesar de estar plasmados sobre la dureza de la roca, es suficientemente frágil y ha de ser protegido y cuidado con respeto, para nuestro disfrute y el de las generaciones por venir.

Obras de arte rupestre

Las obras o manifestaciones de Arte Rupestre se pueden conseguir a lo largo y ancho del planeta. Son muy variadas en técnicas y materiales con los cuales fueron elaboradas. El significado que tuvieron para su creadores aun perdura y tiene tanto valor que han sido reconocidas como Patrimonios Culturales de la UNESCO. Aqui destacamos algunas de ellos:

Ejemplos

A continuación algunos ejemplos notorios del arte rupestre durante la era paleolítica:

  • La Venus paleolítica en las tallados de piedra hechas en pequeño formato para su fácil transportación.
  • Predominante exhibición de animales en la pintura.
  • La figura humana solo se muestra con un simple trazo simulando palos o estacas.
  • El uso de rituales y danzas para fomentar estados climáticos favorables y otras eventualidades de bienestar como las curaciones a los enfermos.
  • Pinturas rupestres con un restringido espectro de colores utilizando varias modalidades en el que el uso de las manos para la aplicación de los mismos predomina así como toscos pinceles y rudimentarias estacas.
  • Aprovechamiento de las formas pétreas protuberantes para dar la idea de profundidad y relieve.

Arte rupestre

Hacemos un recorrido por algunas de las pinturas rupestres más famosas del mundo.

  • Cueva de Altamira (España)
  • Refugios rupestres de Bhimbetka (India)
  • Cueva de Magura (Bulgaria)
  • Cueva de las manos (Argentina)
  • Pinturas rupestres de Kakadu (Australia)
  • Pinturas de Ukhahlamba-Drakensberg (Sudáfrica)
  • Cueva de Lascaux (Francia)
  • Pinturas de Twyfelfontein (Namibia)
  • Cueva Chauvet (Francia)
  • Líneas de Nazca (Perú)

Lugares

El arte rupestre es una expresión cultural común a toda la humanidad, y se puede encontrar a lo largo y ancho del planeta. Es por ello que la UNESCO ha reconocido como Patrimonio Mundial a muchos de los espacios de arte rupestre mas relevantes. A continuación se presentan algunos de ellos:

Europa

La cueva de Altamira, descubierta a finales del siglo XIX, y más adelante las de El Castillo, Maltravieso, La Mouthe, Niaux, Font de Gaume, Lascaux, Chauvet, Cosquer y otras tantas en España y Francia, han revelado una notable tradición de arte rupestre con más de 25.000 años de antigüedad. 300 o mas cuevas certificadas en el área franco-cantábrica registran el arte parietal paleolítico europeo caracterizándose por hallarse en profundas grutas. Se encuentran allí representados, animales ya extintos, o migrados a otras regiones, como mamuts, bisontes, renos, pingüinos, leones y rinocerontes.

Arte rupestre

En la parte oriental de la península Ibérica se halla un sobresaliente conjunto pictográfico llamado “arte levantino” que data del 8.000 a.C. y que difiere del arte parietal paleolítico al estar al aire libre en cavidades poca profundas y mostrando escenas de la vida diaria de esos tiempos. Escenas de caza, labores agrícolas, domesticación de animales, combates y danzas pueden ser reconocidas.

Evidencias de poblados humanos desde el año 4.200 a.C se conservan en un fiordo de nombre Alta en Noruega, próximo al Polo Ártico. Para tener una noción clara del medio ambiente y las ocupaciones del hombre en esa lejana región en tiempos milenarios, cientos de pinturas y grabados han dado claves  importantes.

En Italia, en el altiplano lombardo esta Valcamonica, donde se halla una de las mas inmensas colecciones de petroglifos de los inicios de la historia hasta ahora descubiertos. Son más de 140.000 signos y figuras, elaboradas a través de 8.000 años (desde el Neolítico hasta la época del imperio romano), los cuales representan motivos referentes a la agricultura, navegación, guerra, ritos, etc.

Una importante agrupación de rocas talladas con fauna (caballos, cérvidos y bovinos) se puede hallar en el Valle de Çoa, en Portugal. Este arte rupestre se atribuye al paleolítico superior (22.000 a.C.-10.000 a.C.), y  se considera único en el mundo ya que fue salvado de perderse bajo las aguas de una represa en construcción.

Arte rupestre

África

Tassili n’Ajjer es un simple paraje en el desierto del Sahara, al norte de Africa, donde más de 15.000 pinturas y grabados se pueden conseguir. Exhibiendo animales y diversas escenas como los cambios en el clima, la migración de la fauna y la evolución de vida humana en esta localidad desde el año 6.000 a.C. hasta los primeros siglos de nuestra era.

Suráfrica posee en Drakensberg Park una de las mayores aglomeración de pinturas rupestres del sur de África. En cuevas y abrigos pétreos pueden ubicarse estas pinturas, las cuales se reconocen como originales de la comunidad nativa San, quienes se asume las desarrollaron a lo largo de un período de 4.000 años. En estas paredes pictóricos se destacan animales y seres humanos representando escenas de la vida cotidiana y espiritual de esta cultura.

Arte rupestre

Oceanía

En Australia esta situada la reserva arqueológica y etnológica del Parque nacional Kakadu. En ella se hallan cantidad de obras rupestres que se consideran invalorables. En pinturas y grabados se exponen las destrezas y estilos de vida de sus pobladores. Se incluyen desde los cazadores y recolectores de tiempos prehistóricos hasta los aborígenes que actualmente hacen vida allí, quienes, y como parte de una tradición muy antigua, aún siguen elaborando arte rupestre.

En la Isla de Pascua (Chile) tiene asiento la cultura Rapa Nui. En el centro del océano Pacífico esta situada esta isla polinésica la cualexpone un reconocido conjunto de huellas arqueológicas de las cuales ocupa lugar destacado las grandes esculturas conocidas como Moai. Están incluidos más de 1.000 lugares con pinturas y petroglifos cuyos motivo más característico es la representación del hombre-pájaro, mito de gran trascendencia para esta cultura

Arte rupestre

Asia

En China, al sureste, en la región de Huashan, esta ubicado el panel mas grande del mundo exhibiendo pinturas rupestres (200 m x 40 m). Son mas de 1.800 figuras (30 cm hasta 3 m de altura) con demostraciones sugerentes de guerreros con espadas, perros y aves y con una antigüedad estimada de más de 2.000 años.

En el continente asiático no se podrá conseguir un mayor conjunto de arte rupestre que el que esta expuesto en la región de Bhimbetka, en la India. Rojo, blanco y verde son los colores con mayor presencia en las pinturas allí mostradas y que aluden a la figura humana, animales y escenas de cacería.

América

Desarrollado entre el 10.000 a.C. y el 700 d.C, en La cueva de las manos, en el Río Pinturas (Argentina), un extraordinario conjunto de arte rupestre se nos muestra. Las impresiones negativas y positivas de manos profusamente expuestos le dan nombre a este sitio, aunque también se pueden reconocer manifestaciones de animales, como el guanaco, especie de llama común en la región, y escenas de caza.

Una de las mas notables exhibiciones de pinturas rupestres del mundo fue desarrollada por los pueblos habitaron el área de La Sierra de San Francisco (Baja California, México) del año 100 a.C al el 1.300 d.C. Mostrándose en buen estado de conservación a causa del clima seco y la nada fácil accesibilidad al sitio, las pinturas ilustran seres humanos y especies animales (mamíferos, peces, reptiles y aves), algunas veces en forma de monumentos, y utilizando una gran variedad de colores y técnicas.

Arte rupestre

Con decorados de pinturas rupestres aludiendo ceremonias, ritos, mitos y escenas de la vida cotidiana se revelan los cuantiosos abrigos rocosos de la Sierra de Capivara (Piauí, Brasil). Se calculan su antigüedad en mas 12.000 años, según algunas investigaciones, considerándose un importante testimonio de uno de los más tempranos vestigios humanos de América del Sur.

Prehistoria

La prehistoria (del latín præ- “antes de”, y de historia) comprende al período de tiempo transcurrido desde la aparición de los primeros hominidos, previos al Homo sapiens, hasta la aparición de la escritura, lo cual se cree sucedió primero en el Oriente Próximo (hacia el 3300 a. C.), y luego se esparció en el resto del planeta. Otros autores estiman que la prehistoria finalizaría en algunas regiones del mundo con el desarrollo de sociedades complejas que luego dieron lugar a los primeros estados y civilizaciones.

No hay limites precisos para separar la prehistoria puesto que la escritura no se desarrolló en todas las regiones del mundo a un mismo tiempo. Más aún, algunos historiadores son de la opinión que la historia debe comprender todo el acontecer humano y, por lo tanto, no hay lugar para que exista una prehistoria tal como suele mencionarse.

Hay claras distinciones cuando se trata de ordenar la prehistoria y dependerá del continente que consideremos. En Europa se mantiene que la Prehistoria se puede agrupar en dos épocas muy bien definidas: la Edad de Piedra y la Edad de los Metales, subdividiéndose esta en Calcolítico, Edad del Bronce y Edad de Hierro. América, por su parte, organiza la Prehistoria en cuatro etapas claramente definidas que serían el Periodo Lítico, el Periodo Arcaico, el Periodo Formativo y finalmente el umbral.

Hoy en día es de general aceptación que la Prehistoria está organizada en las siguientes etapas o periodos:

Paleolítico

Intentar caracterizar el arte de un época que comprende la mayor parte de la historia humana no es tarea fácil. El Arte paleolítico intrincadamente está sometido a los estudios antropológicos y arqueológicos que los profesionales han realizado en su afán por compilar y conocer la mayor cantidad de información.

De un modo general se puede indicar que lo seres humanos dedicados al logro de alimentos y garantizar la subsistencia y reproducción intentaban controlar de algún modo el entorno en que vivían.Con sus creaciones artísticas intentaban reflejar actos como atraer la lluvia, la fertilidad femenina, partidas de caza efectivas, pesca provechosa y esto conllevo al desarrollo del pensamiento abstracto.

Arte rupestre mesolítico

Las pinturas de esta era se trastocan en lo referente a la temática ya que se observan agrupaciones humanos siendo parte de cacerías o rituales. Los seres humanos que se retratan en la pintura rupestre aparecen bastante estilizados, como figuras de palo glorificadas. Estos humanos lucen más como pictografías de imágenes, y diversos autores plantean que representan los inicios primigenios de la escritura (por ejemplo: jeroglíficos).  (Ver artículo: Arte gótico)

Arte rupestre

Es muy frecuente que las agrupaciones de figuras estén pintadas en patrones que se repiten Con ello se expone un buen sentido del ritmo en la escena mostrada, incluso si no se está seguro de la acción en la que están involucrados. El arte Mesolítico tiende a plasmar trazos geométricos en los bocetos, apreciándose mejor en la decoración de artefactos  y esculturas de bulto redondo. El uso del color es bastante limitado restringiéndose al rojo ocre en las pinturas. Pintaron también sobre pequeñas rocas pulidas, conchas y dientes.

Neolítico

El Neolítico (del griego “neo” nuevo y “lithikos” de piedra) se clasifica como el último periodo (hace 5000 años) en que se considera organizada la Edad de Piedra (herramientas de piedra). El término, que quiere decir «de piedra nueva», hace alusión a a las elaboradas herramientas de piedra pulida propias de ese período, las cuales contrastan con las herramientas de piedra tallada, más toscas de la «antigua» Edad de Piedra, o Paleolítico. En la division americana, el Neolítico se iguala aproximadamente con el Periodo Arcaico.

En la historia humana este es el período en el que surgió y se extendió la agricultura y pastoreo de animales (ganado), originándose así las primeras sociedades agrarias. En algunos casos acompañándose por los trabajos en alfarería. El sedentarismo se hace practica al aparecer los primeros asentamientos. La Edad de los Metales, sigue a continuación del período Neolítico, en ella se originaron la escritura y las civilizaciones.

En seis áreas del planeta ocurrió de forma autónoma, sin relación previa entre una y otra, la llamada revolución neolítica. Fueron luego conocidas como las cunas de la civilización: Asia occidental, China oriental, Nueva Guinea, Mesoamérica, Cordillera de los Andes, Norteamérica oriental, y posiblemente también África subsahariana y Amazonia.

John Lubbock en su libro Prehistoric Times (1865), fue quien esgrimió por primera vez ese vocablo, usando como referencia los descubrimientos de utilería de piedra pulida, en vez de tallada,​ que se presuponía formaban parte del desarrollo y expansión de la agricultura.

Arte rupestre

Edad de los Metales

Este periodo esta dividido a su vez en tres fases: Edad del Cobre, Edad del Bronce y Edad del Hierro, cada nombre es derivado en base al material del cual el hombre hacia un uso cada vez mayor.

Es aceptado que, el final de la prehistoria e inicio de la historia está marcado por variados procesos como los cambios del hábitat, el nacimiento del poder administrativo, el impulso de la socialización y el incremento de los intercambios comerciales.

La especialidad encargada de estudiar y analizar las sociedades por medio de las huellas materiales es la arqueología, ciencia encargada de lo relacionado con la prehistoria. A su vez, tiene con el soporte de ciencias conexas como la antropología y la etnografía.

Historia

El proceder humano consigue novedosas oportunidades con la invención de la escritura, por lo que se puede afirmar que el desarrollo de la escritura es el paso más relevante en la vida del hombre. No se puede tener certeza sobre la época, ni cuales fueron los pueblos que crearon la escritura. Evidentemente que ese invento hizo plausible que los seres humanos pudieran comunicarse y dieran a conocer sus ideas y planes a través de la representación gráfica.

Arte rupreste

Se da seguridad a las investigaciones que señalan que los pueblos que perfeccionaron la escritura fueron los mesopotámicos y los egipcios, quienes utilizaron pictografías para exponer las ideas. De la pictografía se pasó a los signos o caracteres ideográficos y más adelante, cuando los fenicios desarrollaron el alfabeto, se hizo posible toda la actividad cultural con uso común de la escritura. Los signos cuneiformes más importantes fueron los mesopotámicos y asirios  y los jeroglíficos de los egipcios.

La invención de la escritura data de alrededor de 3.500 años antes de Cristo, lo que permitió resguardar el pensamiento humano desde esa época y abrió la entrada definitiva a la historia de la humanidad. Con ello se establece lo que conocemos como el comienzo de la historia y es algo que continua hasta nuestros días. El hombre ha ido superando etapas a lo largo de su evolución social. Tales etapas son como las diversas manifestaciones que muestran las naciones y para su estudio se dividen en cuatro edades que son: Edad antigua, Edad media, Edad moderna y Edad contemporánea.

Edad Antigua

Se inicia con la invención de la escritura y el nacimiento de las primeras civilizaciones que se conocieron en el cercano Oriente (Egipto, Grecia, Roma, Fenicia, Mesopotamia), hasta la caída del Imperio Romano, en el año 476 de la Era Cristiana. Ocurre el nacimiento y crucifixión de Cristo y se realizan las invasiones bárbaras.

Arte Rupestre

Edad Media

Comprende desde el siglo V al XV, se destaca en este etapa la conquista de Constantinopla, se crea el imperio Carolingio, surgimiento de reinos bárbaros. Desarrollo de las cruzadas, se establece el feudalismo, surgimiento de la arquitectura gótica y románica y, se impone la iglesia cristiana. Se asume el fin de esta época cuando ocurre la caída del Imperio Bizantino o conquista de Constantinopla en el siglo XV, año 1.476 hasta el descubrimiento o invasión de América. (Ver artículo: Arte bizantino)

Edad Moderna

Transcurre en los años que van desde el siglo XV, centuria  de teorías y de grandes descubrimientos científicos (marítimos y continentales), hasta la Revolución Francesa en el año 1789. Se realiza el proceso de descubrimiento y colonización en América. También se desarrolla el arte y aparecen religiones protestantes.

Edad Contemporánea

Se encuentra ubicado entre la Revolución Francesa (1789) hasta la época presente. Se elimina el absolutismo de los reyes, se establece el capitalismo, se produce la Revolución Industrial. También sucede la primera y segunda guerra mundial y el holocausto Nazi.

Otras manifestaciones del arte rupestre

Se pueden conseguir otras manifestaciones del arte rupestre que a primera vista pudiesen parecer no directamente relacionadas pero si se documentan como propias a este tipo de oficio.

Arte Rupestre

Esquemático

Como Esquemático es conocido aquel arte, cuyas primeras manifestaciones prehistóricas surgieron en la Península Ibérica y tenían estrecha relación con las culturas originarias del metal (Calcolítico, Edad del Bronce, e inclusive con conexiones en el principio de la Edad del Hierro). El tiempo de ocurrencia, aún es tema de discusión, pero podría comprender desde el cuarto al primer milenio antes de Cristo, solapándose, en sus primeras fases, con el Arte Levantino y subsistiendo colateralmente en algunas áreas aisladas durante etapas muy tardías.

Su principal característica, y de la cual toma su nombre, es el esquematismo. Es decir, un arte figurativo en el que solo se muestran los fragmentos básicos de cada figura (eliminando todos los demás).Además, la exposición es tan básica que los elementos gráficos se trastocan en meros esbozos, sin perder los rasgos mínimos de identificación. De hecho, el fenómeno esquemático se considera algo muy poco preciso y problemático, y se integra en un extenso movimiento que afecta a casi toda Europa y el Mediterráneo.​ (Ver artículo: Arte Barroco)

Arquitectura

Cuando las culturas ancestrales ejecutaban excavaciones o tallados en cuevas, grutas o paredes para realizar construcciones estaban aplicando arquitectura rupestre. No se puede dejar de reconocer que estrictamente hablando el término rupestre está atado a las actividades en piedra o roca. La arquitectura rupestre está íntimamente asociada con aquellas arquitecturas ejecutadas por sustracción​ (en contraposición a las arquitecturas creadas por adición o “construidas”). Este es la razón por la cual es frecuente ver este término unido a las llamadas arquitecturas excavadas, subterráneas y/o troglodíticas.

Entre las obras rupestres que pertenecen a esta categoría y han sido certificadas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO estan Hal Saflieni, Cerveteri y Tarquinia, Bamiyan, Goreme, Ivanovo, Geghard Longmen, Yungang, Ajanta, Ellora o Fuerte de Samaipata (Se dice la mayor obra de arquitectura rupestre del mundo).

Arte rupestre

Arte rupestre indígena

Las primeras obras de arte rupestre en América tienen mas de diez mil años, y aquellas que son posteriores se pueden conseguir en todas las grandes regiones culturales, tanto en el continente mismo como en áreas insulares. El arte rupestre siguió productivo aun en tiempos ya no precisamente prehistóricos en varias partes (Mesoamericana, Andina y Surandina), y aun en algunos lugares se hace hoy en día ( Amazonía y los Andes). Desafortunadamente en gran parte de América esta costumbre desapareció pronto después del los primeros contactos con los europeos.

Eso ocurrió mucho antes de que llegaran los primeros etnógrafos profesionales para registrarla. Ya desaparecidos los artistas, se consideró perdido para siempre una parte destacada del conocimiento sobre el significado y función de estas interesantes manifestaciones pictóricas, inclusive las tecnologías usadas en su ejecución.

Los estudios de arqueólogos y otros investigadores en todo el globo desde hace un siglo y medio, han permitido deducir parte de esos métodos técnicos. Con eso definido podrían diferenciar por lo menos tres tipos básicos de arte rupestre: los petroglifos, las pictografías y los geoglifos.  (Ver artículo: Arte Precolombino)

Arte Rupestre en Sudamérica

En Sudamérica lo extenso del continente y la variedad de ambientes y culturas prehistóricas no hace fácil realizar una abstracción que permita realizar una generalización:

Arte rupestre

  • En Chile se han encontrado nueve estilos de muy cercana relación con las diferentes áreas geográficas.
  • En Perú, son notorios 14 estilos de pinturas, grabados y geoglifos. Parte de ese repertorio son las famosas y enigmáticas Líneas y geoglifos de Nazca y de Pampas de Jumana.
  • Bolivia plantea cinco eras, y en Venezuela se han definido cuatro sectores principales.
  • En Ecuador se han establecido tres áreas de importancia en el sector oriental.
  • En Colombia una gran cantidad de dibujos rupestres han sido hallados en los abrigos pétreos de Chiribiquete, las de mayor edad datan en 19.510 años. Se ha registrado igualmente una gran concentración de pinturas en el altiplano cundiboyacense. También se presentan en otras zonas de la Cordillera Oriental y en las llanuras de las cuencas hidrográficas de afluentes del Amazonas y el Orinoco. El color más frecuente es el ocre rojo, pero se han hallado piezas en negro, blanco, amarillo y naranja. Estudios sobre estilos aun no se han hecho, ni hay datos de cronología.
  • En el extenso terreno que es del Brasil se  han observado los últimos años una proliferación de descubrimientos arqueológicos que elevan las variaciones estilísticas y culturales a más de cien variantes.
  • En Uruguay han sido planteadas por el investigador Consens seis orientaciones estilísticas. El Centro de Investigación de Arte Rupestre del Uruguay, es una agrupación científica que ha ejecutado labores de investigación desde 1972, y tiene como meta resguardar y difundir el arte prehistórico nacional.

Arte Rupestre en Argentina

De acuerdo a los estudiosos, las expresiones mas antiguas tienen alrededor de 10 mil años, mientras que las últimas documentadas datan del siglo XVI. Se trata de un conjunto de manifestaciones gráficas que se definen como un valioso patrimonio universal y se pueden observar en un sinnúmero de destinos en todo el territorio argentino, desde el norte hasta la Patagonia. Incluso, en la región -cercana al Parque Nacional Perito Moreno- existen vestigios que demuestran la existencia de vida desde unos 14 mil años a.C.

La Cueva de las Manos, una de las muestras de arte  rupestre mas destacadas del mundo se ubica en la mismísima llanura de la Patagonia, sobre el Cañadón del río Pinturas, al noroeste de la provincia de Santa Cruz. Reconocida Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, por la importancia arqueológica y paleontológica del sitio. Son bien conocidas sus pinturas de manos, animales y figuras geométricas realizadas sobre piedras y consideradas las expresiones más antiguas de los pueblos sudamericanos.

Arte rupestre

Con mas de 170 metros de profundidad, en sus interiores se han contado 829 imágenes, entre dibujos geométricos, figuras solares, escenas de caza, animales como guanacos, serpientes, choiques, pumas y pisadas de ñandú. Incluso se han inventariado motivos relacionados con la fertilidad, entre otras. Las obras, reveladas por el perito Francisco Moreno en 1876, y se encuentran asociadas a a la cultura tehuelche y sus antecesores. Con mas de 9.300 años y el distintivo que las hace mundialmente reconocibles son las manos, pintadas en sus diversas formas.

La Reserva Natural Cerro Colorado es otro de los destinos que no se pueden perder quienes disfrutan del arte rupestre. Encontrándose a unos 160 kilómetros de la capital, es un área patrimonial que resguarda algunas de las mas recientes expresiones artísticas, iniciadas 1.200 años atrás y las últimas documentadas son del siglo XVI. El reconocimiento mundial de este sitio se debe a dibujos pocas veces vistos en toda Sudamérica: imágenes de los conquistadores europeos a caballo, como un fiel retrato del encuentro sucedido entre ambas culturas.

Al recorrer esta reserva se observan figuras de llamas, cóndores y yaguaretés y se detallan los estilos de agricultura incipiente. Es distintivo del lugar las imágenes de guerreros indígenas armados de arco y flecha, reconocidos por los habitantes del lugar como “el flechero emplumado”. Los colores de mayor presencia son blanco, obtenido de una caliza como el carbonato de calcio, excretas de aves y hueso hecho polvo; negro, del bióxido de manganeso y en otros casos de carbón vegetal; rojo, del óxido de hierro; y gris, que se obtiene de una mezcla entre los colores ya nombrados.

Imperdibles de Cuyo. Una de las provincias mas importantes por la abundancia de espacios donde se mantiene en buen estado el arte rupestre es Catamarca, en la región de Cuyo. Mas aun, se considera como Capital Nacional de la Arqueología a la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca. Ello debido a que es uno de los primeros poblamientos de los grupos yokaviles, según las investigaciones hechas en los yacimientos en Pucará del Aconquija, Pucará de La Alumbrera y Ruinas de Coyparcito.

Catamarca nos llama la atención además con petroglifos de gran relevancia en el Valle de Antofagasta de la Sierra y las ruinas indias de Laguna Blanca. Desde las quebradas de El Toro y El Portero, no podemos dejar de visitar al Pueblo Perdido de la Quebrada, unos 60 sitios con cerca de 1.800 años de historia en los que habitaban 10 familias que producían cuero, lana, grasa y carne.

Huellas en el norte. Se reconocen una cantidad numerosa de campos de petroglifos, destacando entre ellos los de la provincia de Salta, en las cercanias de Santa Rosa de Tástil, San Bernardo de las Zorras, Cafayate y Alto Valle Calchaquí. Los dibujos rupestres, que allí se muestran representan figuras de hombres, escudos y animales como llamas y suris, se elaboraron con minerales y han sido dispuestas en aleros de arenilla en colores blanco, ocre, rojo y negro.

Otras de las posibilidades de renombre dentro del mismo territorio norteño es la provincia de Santiago del Estero. Fue allí donde un grupo de estudiosos descubrió la presencia de un valioso patrimonio cultural con una antigüedad mayor a los mil años, entre las sierras de Sumampa y Ambargasta.

Arte rupestre

 

Dejar Comentario